Bélgica
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos
Fecha de ida

Más opciones

+
    ¿Dispones de un fin de semana, de varios días o de una semana? Bélgica, pequeño país, situado muy cerca de Francia, atesora joyas de la arquitectura gótica y de la pintura flamenca. Callejear por los barrios históricos, pasear en bicicleta por los pólderes o disfrutar de las inmensas playas navegando en carros de vela... Para finalizar el día, las «brasseries» y una infinidad de restaurantes son perfectos refugios que no decepcionarán a los amantes de la gastronomía. Viajar a Bélgica te permitirá descubrir todo esto y mucho más, gracias a su apabullante oferta turística e histórico-cultural.

    Consejos de la redacción

    Si te gustan los diamantes, has de visitar Amberes. Esta ciudad es, de hecho, uno de los principales centros mundiales para el comercio de estas piedras preciosas. Una mayor oferta y precios más interesantes para una calidad equivalente. Vestingstraat y Rufstraat concentran numerosas joyerías, miembros de la Asociación de Joyeros de Amberes.

    Los apasionados de la moda pueden acercarse en primavera y otoño hasta Amberes para adquirir marcas de diseñadores a precios rebajados. Podrán obtener descuentos de hasta el 70% en marcas como Van Noten, Demeulemeester o Marina Yee. Si quieres más información sobre la moda de Amberes, www.modenatie.com.

    Los pros

    • +La riqueza arquitectónica y cultural de las ciudades.
    • +La amabilidad de la población.
    • +La proximidad y la corta duración del viaje desde Madrid.

    Los contras

    • -El país llano bien merece su nombre.
    • -El tiempo gris.
    • -La rivalidad, tanto lingüística como cultural, entre valones y flamencos.

    Imagenes

    • Bruselas - Bélgica
    • Bruselas : La calle des Bouchers - Bélgica
    • Bruselas : Las galerías reales Saint-Hubert - Bélgica
    • Bruselas : Visita del Parlamento europeo - Bélgica
    • Bruselas : La Grand-Place - Bélgica
    • Bruselas : La arquitectura - Bélgica

    Tradiciones

    La modestia y la simplicidad son las principales virtudes con las que debe contar una persona para que sea aceptada, ya se trate de un belga o de un visitante. Hay que saber que Bélgica es un país que disfruta del saber vivir. En el francés de Bélgica, a diferencia del de Francia, desayunar se dice "déjeuner" en lugar de "petit-déjeuner", almorzar es "dîner" en vez de "déjeuner" y cenar es "souper" en vez de "dîner".

    Cocina

    Puedes empezar con unas croquetas de gambas o una anguila en salsa verde. Esta salsa se prepara con hierbas aromáticas y cebollas. Eso, claro está, en caso de no preferir el marisco con mayonesa o el jamón y el salchichón de las Ardenas. En lo referente a los platos, recomendamos el waterzooi (típico estofado a base de pescado o pollo cocido en un caldo de verduras). La carbonada flamenca (ragú de ternera) también es muy popular. Imposible evitar la tradicional combinación de mejillones y patatas fritas, aunque este molusco permite infinitas preparaciones. Las endivias, denominadas chicorées, se preparan gratinadas con jamón. Si visitas la capital, no te olvides de sus famosas coles. Tampoco te olvides de probar los gofres. En todo el país se pueden saborear los bombones rellenos denominados pralinés. La cerveza, la bebida nacional, se paladea tanto durante las comidas como a cualquier otra hora del día. Existen cientos de variedades. ¿Te inclinas por la gueuze, la lambic, la faro o la kriek? Si no, siempre puedes pedir un licor de mandarina o de enebro o un elixir de Spa.

    Souvenirs y artesanías

    Si te gustan los encajes, ni lo dudes. Bruselas y Brujas son conocidas por sus refinadas creaciones. Los tapices de Flandes se despliegan hoy en día en numerosos objetos y accesorios, comercializados prácticamente en todo el país. Para la vuelta, no podrán faltar en tu maleta los famosos pralinés ni los cómics. Aunque quizás sea en los numerosísimos mercadillos y tiendas de antigüedades donde encuentres ese objeto que te hará feliz. Por último, siempre puedes permitirte una locura en los anticuarios, o adquiriendo uno de los famosos diamantes de Amberes. Para la ropa, recomendamos las modernas tiendas de la calle Dansaert, en Bruselas, o los jóvenes creadores de Amberes, una ciudad que se está convirtiendo en la última capital de la innovación. Los comercios abren de 09:00 a 18:00 (o incluso 19:00), de lunes a sábado.

    otros rincones del mundo

    Actualidad del mundo