• Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes

+

    El aligot - Francia

    © D.R. El aligot, el plato típico de Aubrac
    El aligot, el plato típico de Aubrac

    Antiguamente, el aligot era un plato de subsistencia, pero poco a poco se fue convirtiendo en un plato festivo.

    Descubre El aligot

    ¿Qué es el aligot?
    Es algo...
    ¿Imposible definir este plato originario de Lozère? No, no es imposible; pero el nombre de este plato proviene de la frase latina « ali quod » que significa « algo ».
    La historia cuenta que en el año de gracia 590, el rey Eulalio, en plena discusión con su mujer Tetradia, no conseguía resolver un problema. Si bien se trata de un asunto bastante banal, se pone en manos de tres obispos que deben decidir sobre el caso del rey. Los obispos de Auvernia, de Rouergue y de Gevaudan se encuentran en la confluencia de sus diócesis (cerca de Aubrac) y, con las ideas muy claras, empiezan las negociaciones. Después de muchos juegos de palabras y disputas verbales, los obispos empiezan a tener hambre.
    Cada uno de ellos había traído consigo algunos productos de su diócesis, por lo que deciden dárselos todos a un pastor fabricante de queso para que este les prepare algo de comer.
    El pastor se encuentra con patatas de la tierra de Auvernia, queso fresco (llamado tome), mantequilla y leche de Rouergue, y ajo (casi desconocido en la época) y sal de Guevaudan.
    Especialista como era en la producción de queso, pero poco dotado en las artes culinarias, decide mezclar todos los productos en un caldero al fuego y los va removiendo regularmente.
    Los obispos quedan muy contentos con este plato, hasta el punto que acaban peleándose por comérselo. A base de removerlo con la cuchara de cada uno, el contenido se va haciendo cada vez más elástico hasta volverse indivisible.
    Al ver en ello la voluntad de Dios, los tres religiosos deciden que la receta deberá elaborarse en el lugar y es así como el aligot se convierte en el plato típico de Aubrac.
    Leyendas aparte, este plato era antaño una comida de supervivencia que los monjes daban a los peregrinos que atravesaban el macizo por la vía podiense de camino a Santiago de Compostela. Poco a poco se ha convertido en un plato típico que se prepara para las celebraciones.

    Gastronomía

    Francia