Groenlandia
Groenlandia
Laurentiu Lordache / 123RF
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos
Fecha de ida
Fecha de ida

Más opciones

+

    Arte y cultura

    Los esquimales han mantenido, desde siempre, una relación privilegiada con la naturaleza. Ellos han sabido sacarle provecho a estas tierras complicadas. Cuentos narrados, arte y tradición lo atestiguan.

    La fauna

    Siempre y cuando gusten las temperaturas extremas, Groenlandia es un paraíso para los amantes de los animales. ¿Quién no ha soñado alguna vez con hacer una expedición a las grandes extensiones blancas en busca de osos polares y demás mamíferos que han contribuido enormemente a forjar la fama de este destino? Pese a que la vegetación hostil de las tundras no ha favorecido la proliferación de una amplia diversidad animal, algunos animales acostumbrados a las bajas temperaturas se han asentado aquí, como los bueyes almizcleros, las morsas y las focas en las costas. Groenlandia también es el destino ideal para la observación de ballenas. Solo tienes que pasear por las calles de la ciudad o mirar por la ventana del hotel para divisar una aleta caudal. El país incluso tiene su propia especie de cetáceo, la ballena franca de Groenlandia, muy reconocible por la mancha blanca de la cabeza.

    La flora

    En Groenlandia, el hielo está presente por lo menos durante 10 meses al año, dejando así poco espacio a que se desarrolle la flora. Y, por lo tanto, cada año, la vegetación reaparece tras el interminable invierno.