28 Foto(s) Experto(s) 6 Foto(s) Internauta(s)
    • Hotel Viva Wyndham Fortuna Beach

      Viva Wyndham Fortuna Beach   -   © Patrick SAGNES / EASYVOYAGE

    • Hotel Viva Wyndham Fortuna Beach

      Viva Wyndham Fortuna Beach   -   © Patrick SAGNES / EASYVOYAGE

    1    
    Hotel Viva Wyndham Fortuna Beach
    Hôtel 3 estrella
    Freeport, Bahamas Doubloon Road and Churchill Drive Freeport
    • BalnearioBalneario
    • FamiliaFamilia
    • AnimaciónAnimación
    • Voir l'hôtel en français
    • Leggi dell'hotel in italiano
    • See this hotel page in english
    • Hotelbeschreibung auf deutsch
    • Easyexpertos 6.30/10

      Puntaje y opiniones dadas por un miembro de nuestro equipo de expertos Easyviajar

    • Ubicación3.00/10

      Estimación de la calidad del hotel en función de su ubicación

    • Infraestructura6.00/10

      Estimación de la calidad de las infraestructuras según el número de habitaciones, el tamaño del establecimiento, la belleza de su arquitectura, la decoración, la distribución de la piscina y los espacios comunes, así como las instalaciones deportivas y las actividades de ocio

    • Habitaciones5.75/10

      Valoración de la calidad de la habitación o de la suite según la limpieza, la decoración, la superficie, la vista, los servicios y el confort de la cama.

    • Restauración6.00/10

      Valoración del restaurante según la recepción, el ambiente, la calidad y la presentación del plato

    • Calidad / Precio6.25/10

      Estimación del interés del hotel, teniendo en cuenta aspectos como la nota de confort, la ubicación, el precio y la categoría.

    • Easyopiniones7.1410

      Puntaje y comentarios dados por un internauta que se haya alojado en el hotel

    Voir plus
    Google Twitter Ficha Perfil
    Compatir : Twitter Facebook Google+

    El Viva Wyndham Fortuna Beach es un club como muchos. Pertenece a la cadena Viva Wyndham desde 1995 y funciona con la fórmula "todo incluido" lo que quiere decir que la mayoría de los clientes con los que te cruces tendrán un vaso en la mano. El hotel es cómodo a pesar de que algunas zonas comunes necesitan ser renovadas. Se trata de un lugar aconsejable para quienes disfruten con las animaciones, con las actividades a lo largo de la jornada y, a veces, con el ruido nocturno...

    Ubicación

    El Fortuna Beach está en la isla de Grand Bahama. Se encuentra a 17 km del aeropuerto, unos 10 min en coche. Para llegar al pequeño puerto de Lucaya se tardan menos de diez minutos en coche.

    A saber

    Aquí, los españoles que no hablen ni una palabra de inglés no se sentirán solos si hablan francés: en cada departamento hay un miembro del equipo que habla francés.
    El hotel se basa mucho en las animaciones: espectáculos, noches temáticas...
    La clientela es totalmente internacional: estadounidenses, italianos, españoles, franceses, bahameños...
    Desde nuestra última visita, el Viva Wyndham Fortuna Beach ha renovado sus habitaciones.

    Ventajas

    • El agradable entorno junto a una playa de arena fina.
    • La cordialidad.

    Inconvenientes

    • Las infraestructuras algo antiguas.
    • La decoración de las habitaciones.
    Infraestructura 6.00/10

    El camino del aeropuerto que lleva al hotel es bastante corto. El Viva Wyndham Fortuna Beach recibe a sus clientes en un gran vestíbulo con aires mexicanos: sofás de hierro forjado con tapicería amarilla y blanca, embaldosado beige y verde, algunas plantas diseminadas en el hall... El salón está dispuesto en forma de cuadrado en el centro de la habitación abierta al exterior. La persona encargada de recibir a los clientes reparte la pulserita "sésame" que da acceso a la fórmula "todo incluido" del hotel.
    Todas las partes comunes están en el mismo lugar del hotel: bares, restaurantes, sala de espectáculos... Afortunadamente, la piscina está justo enfrente de la playa. Su forma rectangular no desprende, sin embargo, mucho encanto. Las sombrillas y las tumbonas de plástico están colocadas alrededor de la piscina, casi unas sobre otras. Justo al lado hay un jacuzzi en el que terminan el día un buen número de personas, además de una piscina para niños.

    Habitaciones 5.75/10

    Las 276 habitaciones del Fortuna Beach están repartidas en varios anexos de una planta. Cada habitación dispone de su propio balcón, aunque resulta difícil tener intimidad en caso de que el vecino decida tomar un poco el aire... Se puede elegir entre vistas al mar y al jardín. La habitación es bastante espaciosa y cuenta con dos grandes camas dobles. Cada una tiene sus propios colores: colores fuertes en algunos casos y colores tenues en otros. Cuando llega la noche ya no se ve mucho aunque estén encendidas todas las luces. En cuanto a la insonorización, resulta difícil no escuchar el ajetreo del vecino. Aconsejamos elegir una habitación lo más alejada posible del bar principal debido a la música, a menos que viajes con tapones para los oídos. En cuanto al equipamiento, encontrarás caja fuerte, televisión, climatización, nevera (en las habitaciones "superiores") y secador de pelo. Para llamar al extranjero hay que pedir en recepción que activen la línea previo pago de una fianza de 155 €. Sería necesaria una pequeña reforma en los baños. Eso no quita que sea bastante grande y que la ducha mida lo mismo que el largo de la habitación.

    Restauración 6.00/10

    El Fortuna Beach tiene tres restaurantes con distintos tipos de cocina. Para empezar, el restaurante principal: El Junkanoo. El comedor está dividido en dos niveles. El restaurante es de tipo bufé y sirve las tres comidas del día. Aquí se sirve cocina internacional. Se trata de un lugar bastante impersonal y totalmente desprovisto de encanto. Afortunadamente, el hotel cuenta con otros dos restaurantes en los que simplemente hay que reservar en recepción. El Bamboo es un restaurante a la carta de cocina asiática. No es una habitación muy grande, por lo que tiene el mérito de albergar tan sólo cuatro mesas. Las paredes están cubiertas de cortinas blancas, iluminadas con una preciosa luz tamizada azul. No comas más por los ojos que por la boca, las comidas son copiosas. En el tercer restaurante, La Trattoria, se supone que sirven comida italiana. Pero estamos bien lejos de Italia, creednos. Esto no impide que la comida sea adecuada. Por último, para el aperitivo y durante todo el día se puede ir al bar central del hotel, aunque no es muy conveniente en hora punta... Grandes sofás azules y naranjas que parecen colchones más que verdaderos sofás, que te acogen en un ambiente festivo. Quizá prefieras una mesita en el exterior, a la luz de la luna...

    Playa 7.50/10

    La playa no es ajena a la belleza de la mayoría de las playas de Bahamas. La mayoría de las playas de aquí son públicas. Sin embargo, las tumbonas pertenecen al hotel. La arena es fina y el agua es transparente, aunque pensábamos que la temperatura del agua sería algo más elevada. En esta enorme playa de arena blanca hay numerosas tumbonas de plástico y algunas sombrillas para protegerte del sol. Esta vez encontrarás algo de intimidad ya que las tumbonas están bastante espaciadas. No hay servicio, ni colchones, ni vigilancia, ¡pero sí que hay tranquilidad!

    Compatir : Twitter Facebook Google+

    0 opiniones de los viajeros sobre el hotel

    Sé el primero en calificar este hotel Sé el primero en dejar tu opinión