1    

    Hotel Bel Air

    Hôtel 3 estrella
    Hammamet, Túnez Rue Dogga, BP197 8050HammametTUN
    • DeportesDeportes
    • FamiliaFamilia
    • AnimaciónAnimación

    Compara todos los precios

    Precio por noche de una habitación :

    Se han encontrado 1 colaboradores para este hotel

    • hotels.com -
    • Restauración 6.00

      Valoración del restaurante según la recepción, el ambiente, la calidad y la presentación del plato

    • Habitaciones 5.50

      Valoración de la calidad de la habitación o de la suite según la limpieza, la decoración, la superficie, la vista, los servicios y el confort de la cama.

    • Easyexpertos 5.75

      Puntaje y opiniones dadas por un miembro de nuestro equipo de expertos Easyviajar

    • Ubicación 6.00

      Puntaje y opiniones dadas por un miembro de nuestro equipo de expertos Easyviajar

    • Calidad / Precio 7.25

      Estimación del interés del hotel, teniendo en cuenta aspectos como la nota de confort, la ubicación, el precio y la categoría.

    • Easyopiniones 9.25

      Puntaje y comentarios dados por un internauta que se haya alojado en el hotel

    Compatir : Twitter Facebook Google+

    Abierto en 1995, el Bel Air ofrece unas prestaciones desiguales. Si bien la recepción y las habitaciones muestran su mejor cara, no podemos decir lo mismo de las infraestructuras repartidas en un parque minúsculo. Prueba de ello son las tumbonas dispuestas bastante juntas entre sí, alrededor de la piscina. Para disfrutar de un poco de intimidad, mejor que te acerques a la playa... si tienes ganas de recorrer los 500 metros que la separan del hotel.

    Ubicación

    Situado a 6 km al norte de Hammamet, el Bel Air está situado a 45 minutos del aeropuerto de Túnez, y a 1 hora del aeropuerto de Monastir.

    A saber

    Desde 2009 el hotel forma parte de la cadena Happy Days. Además, pertenece al mismo propietario que el Sultan Beach. Está abierto todo el año y propone todos los regímenes a excepción del "todo incluido" de rigor en la mayoría de los establecimientos de la región.

    Ventajas

    • El acogedor vestíbulo de recepción
    • Las habitaciones
    • Las actividades de animación

    Inconvenientes

    • El tamaño del parque
    • Las infraestructuras que necesitan una reforma
    • La playa a 500 metros

    Equipamientos

    • Autobús Autobús
      lanzadera
    • Aparcamiento Aparcamiento
    • Acceso a minusválidos Acceso a minusválidos
    • Restaurante Restaurante
    • Internet Internet
    • Climatización Climatización
    • Espacio Bienestar Espacio Bienestar
      hammam, stretching, sauna, masaje, salón de belleza, wellness, baño turco, EPA, puesta en forma
    • Piscina Piscina
    • Gimnasio Gimnasio
      abdos-glúteos, aerobic, aquagim, baile, gimnasia, step, tenis, tiro al arco, Voley playa, fútbol, volley, chorro esquí, vela, Kayak, patinete, canoa, esquí náutico, fitness, baloncesto, golf, equitación , bádminton, water-polo, deportes, btt
    • Se aceptan animales Se aceptan animales
    • Squí Squí
    • Peluquero Peluquero
    • Barbero Barbero
    • Hidromasaje Hidromasaje
    • Caja fuerte Caja fuerte
    • Servicio de limusina Servicio de limusina
    • Habitación no fumador Habitación no fumador
    • Solarium Solarium
    • Playa privada Playa privada
    • Sala de reuniones Sala de reuniones
    Pasar el cursor sobre los pictogramas para obtener informaciones suplementarias.
    Infraestructura 6.00

    Aunque el vestíbulo recuerda a otros resorts con su mostrador y el suelo de mármol, el Bel Air intenta desmarcarse con un mobiliario contemporáneo de cuero blanco y tejidos azules y el añadido de una sala de parqué claro. El Bel Air ofrece un ambiente de hotel urbano, en la medida que la tranquilidad que impera difiere del ajetreo de los clubs. La terraza exterior confirma esta impresión. Dispuestas unas al lado de las otras, las tumbonas ofrecen poca intimidad... El resto del parque parece minúsculo en comparación con algunos complejos de la zona turística. El número de instalaciones lúdicas y deportivas se resiente: sólo hay una pista de tenis, algo parecido a un terreno multiusos, un miniclub más que básico y un pequeño centro de balneoterapia (en obras durante nuestra visita). Abierto en 1995 y parcialmente reformado en 2006, el establecimiento debería emprender la reforma del resto de sus zonas comunes.

    Habitaciones 5.50

    A pesar del tamaño limitado del parque y del número restringido de equipamientos, el Bel Air cuenta casi con 200 habitaciones. De hecho, son 184 alojamientos repartidos en tres categorías: estándar, triple y familiar. Las habitaciones ofrecen todas las prestaciones clásicas de un tres estrellas tunecino con una decoración sobria pero moderna: muebles de madera oscura, escritorio de mármol, baldosas... El único pero es la colcha de un amarillo chillón de la cama supletoria.
    Ni te molestes en buscar el minibar y la caja fuerte, ¡no hay! Sin embargo, puedes disponer de estos dos servicios previa demanda y abonando una tarifa suplementaria. La decepción llega al entrar en el cuarto de baño, porque no se ha renovado nunca. Las juntas del borde de la bañera atestiguan que no está en las mejores condiciones y que no dispone de ventilación. Desde tu balcón, quizás tengas suerte y puedas ver el mar. En las cercanías tendrás que contentarte con el jardín y la piscina...

    Restauración 6.00

    Aunque se organiza una barbacoa al borde de la piscina en temporada alta, el hotel sólo dispone de un restaurante para acoger a los 368 clientes (capacidad total) durante la temporada de invierno. Instalado en una gran sala sin ningún encanto particular, ofrece un buffet de platos internacionales clásicos. En alguna ocasión alegran el menú con una noche tunecina. Esporádicamente se organizan noches temáticas para darle más vida al hotel, como la del 14 de julio. Y, aunque los restaurantes escasean, ¡los bares han tomado el poder! Podrás alternar entre el bar del vestíbulo, el café morisco, el bar snack y el bar de la playa, éstos dos abiertos en temporada alta.

    Playa 5.50

    A 500 metros de su playa privada. Para llegar, hay dos opciones: tu fuerza de voluntad y tus pies, a no ser que hayas alquilado un vehículo. Tras el esfuerzo, te verás recompensado por el color del agua y su fina arena. Las tumbonas de plástico con cojín te permitirán disfrutar del lugar. Además, hay un bar que ofrece la opción de refrescarse sin tener que volver al hotel, ¡y no nos referimos a las duchas! Ten en cuenta que la playa está vigilada de 9:00 a 19:00 h.

    Compatir : Twitter Facebook Google+

    0 opiniones de los viajeros sobre el hotel

    Sé el primero en calificar este hotel Sé el primero en dejar tu opinión