• Hotel The Lowell

      The Lowell   -   © Lowell Hotel

    • Hotel The Lowell

      The Lowell   -   © Patrice Hauser / EASYVOYAGE

    1    
    • Easyexpertos 8.60/10

      Puntaje y opiniones dadas por un miembro de nuestro equipo de expertos Easyviajar

    • Ubicación5.62/10

      Estimación de la calidad del hotel en función de su ubicación

    • Infraestructura8.75/10

      Estimación de la calidad de las infraestructuras según el número de habitaciones, el tamaño del establecimiento, la belleza de su arquitectura, la decoración, la distribución de la piscina y los espacios comunes, así como las instalaciones deportivas y las actividades de ocio

    • Habitaciones9.00/10

      Valoración de la calidad de la habitación o de la suite según la limpieza, la decoración, la superficie, la vista, los servicios y el confort de la cama.

    • Restauración8.00/10

      Valoración del restaurante según la recepción, el ambiente, la calidad y la presentación del plato

    • Calidad / Precio6.75/10

      Estimación del interés del hotel, teniendo en cuenta aspectos como la nota de confort, la ubicación, el precio y la categoría.

    • Easyopiniones-10

      Puntaje y comentarios dados por un internauta que se haya alojado en el hotel

    Compara todos los precios

    Se han encontrado 44 colaboradores para este hotel

    • Noches en habitación de hotel precio total 1 noche /noches
    • booking.com booking.com - Ver los precios
    • AccorHotels.com AccorHotels.com - Ver los precios
    • AsiaTravel.com AsiaTravel.com - Ver los precios
    • Amoma Amoma - Ver los precios
    • Ctrip.com Ctrip.com - Ver los precios
    • Ebookers Ebookers - Ver los precios
    • Elvoline Elvoline - Ver los precios
    • Expedia Expedia - Ver los precios
    • Fastbooking Fastbooking - Ver los precios
    • Getaroom Getaroom - Ver los precios
    • Hanatour Hanatour - Ver los precios
    • HappyRooms HappyRooms - Ver los precios
    • Hilton.com Hilton.com - Ver los precios
    • Homestay.com Homestay.com - Ver los precios
    • Hotel.info Hotel.info - Ver los precios
    • Hotelius Hotelius - Ver los precios
    • Hotelnjoy Hotelnjoy - Ver los precios
    • Hotelpass Hotelpass - Ver los precios
    • HotelJoin HotelJoin - Ver los precios
    • Hotelopia Hotelopia - Ver los precios
    • Hotell.no Hotell.no - Ver los precios
    • Superbreak Superbreak - Ver los precios
    • Hotels.com Hotels.com - Ver los precios
    • HotelsClick.com HotelsClick.com - Ver los precios
    • HotelTravel HotelTravel - Ver los precios
    • Hotelquickly Hotelquickly - Ver los precios
    • Hotusa Hotusa - Ver los precios
    • Jalan Jalan - Ver los precios
    • Lastminute.com Lastminute.com - Ver los precios
    • Laterooms Laterooms - Ver los precios
    • Otel Otel - Ver los precios
    • Ostrovok Ostrovok - Ver los precios
    • Ozon Travel Ozon Travel - Ver los precios
    • Prestigia Prestigia - Ver los precios
    • Rumbo BravoFly Volagratis Rumbo BravoFly Volagratis - Ver los precios
    • Rakuten Rakuten - Ver los precios
    • Revato Revato - Ver los precios
    • Sembo Sembo - Ver los precios
    • Skoosh Skoosh - Ver los precios
    • TravelClick TravelClick - Ver los precios
    • Travelocity Travelocity - Ver los precios
    • Voyage SNCF Voyage SNCF - Ver los precios
    • Yanolja Yanolja - Ver los precios
    • ZenHotels HC ZenHotels HC - Ver los precios
    Ver más ofertas
    Google Twitter Ficha Perfil
    Compatir : Twitter Facebook Google+

    Este distinguido hotel está en un barrio no menos distinguido. Es un establecimiento más bien pequeño en relación a lo que se suele ver en Nueva York. Es tan chic como un hotel europeo: desde la puerta de entrada hasta el gimnasio, estés en el rincón que estés. El Lowell, dotado de una rica historia (al igual que el mobiliario, las antigüedades y los objetos artísticos que alberga), dispone de todos los equipamientos modernos que se esperan de un hotel de esa categoría. Cada detalle ha sido estudiado minuciosamente y si eres capaz de encontrar un solo defecto, nos quitamos el sombrero. Las parejas o familias de pocos miembros considerarán el Lowell muy confortable y bien ubicado: propone los mejores servicios y un personal de lo más competente. ¡Este hotel se merece un SÍ como una casa de easyvoyage.fr!

    Ubicación

    El Lowell se halla en la zona verde del Upper East Side de la Avenida 63, entre Park Avenue y Madison Avenue, con las boutiques de lujo y los mejores restaurantes a su alcance. Central Park está a una sola calle de allí (el hotel está cerca del zoo), y las boutiques de la Quinta Avenida y Madison Avenue están un poco más al sur, al igual que el MoMA y el Rockefeller Center. Cerca del hotel hay cuatro paradas de metro, lo que significa que puedes ir a cualquier parte de Manhattan fácilmente y en muy poco tiempo. Los aeropuertos de JFK y Newark están a 27 kilómetros y La Guardia a 13 kilómetros.

    A saber

    Diseñado por el arquitecto y urbanista Henry Stern Churchill, el Lowell se construyó en la década de los 20 como hotel privado para Leo Wise. Posteriormente, se han realizado varias reformas, la más importante de las cuales, la de 1984, permitió que el establecimiento se reformase a la perfección. Sin embargo, más recientemente, en 2006, el arquitecto interiorista Michael Smith, escogido por la familia Obama para dar un toque personal a la Casa Blanca, se encargó de su última renovación. ¡Y el resultado es sorprendente! El hotel tiene una gestión independiente, algo que explica en cierto modo su estatuto de gama alta.

    Ventajas

    • Ubicación
    • El personal
    • La decoración
    • Las vistas
    • El detalle cuidado al máximo

    Inconvenientes

    Infraestructura 8.75/10

    Los exteriores del Lowell presentan una combinación Art Déco compuesta principalmente por ladrillos marrones, baldosas claras y motivos en terracota barnizada a los pies de la finca. Cuando entras en el vestíbulo, un espacio intimista, lo primero que notas es el magnífico aroma que desprenden las muchas composiciones flores y velas perfumadas que hay. A mano derecha, hay un pequeño salón decorado con muebles Imperio y un cuadro del s. XIX de Alexander V. Soldenhoff. Atendida por un personal bastante amable, la recepción está en el extremo opuesto al vestíbulo, ya que justo al lado está conserjería, regentada por un gentleman muy bien vestido. El vestíbulo rebosa de antigüedades y magníficos muebles franceses que le dan el toque de lo que se esconde en las habitaciones. El gimnasio del hotel domina la Calle 63 y abre de 6:30 a 10:00. Incluye las mejores máquinas y agua, fruta, barras energéticas y toallas, todo para asegurar el máximo confort de los huéspedes. No dispone de spa, pero podrás recibir varios tratamientos (o contratar un entrenador personal) si contactas con conserjería. El centro de negocios del hotel te permitirá acceder a Internet, aunque debes saber que hay wifi gratis en todas las instalaciones. Todas las áreas del establecimiento están en perfectas condiciones: vayas donde vayas del Lowell, seguro que todo estará en orden e impecable. Lo mismo se aplica al personal: siempre elegante, eficaz y amable.

    Habitaciones 9.00/10

    Las estancias del Lowell son de una calidad extraordinaria. La habitación estándar, la deluxe king/twin, está por encima de la media en relación a los demás hoteles de la ciudad; tiene una decoración sobria que la hace atemporal. La cama está cubierta con unas inmaculadas sábanas y una manta personalizada a los pies de ésta. La moqueta y las espesas cortinas le dan a la habitación una atmósfera muy acogedora. Las vitrinas, mesas y sillas son de las mejores marcas, y también hay algunas antigüedades. Sus prestaciones incluyen un televisor de pantalla plana, un reproductor de DVD (el reproductor de CD está disponible bajo petición) y una cocina completamente equipada. El cuarto de baño tiene el embaldosado blanco, una bañera, productos de tocador de la marca Bulgari, albornoces y un secador de pelo. Asimismo, algunos detalles, como el agua de la marca Fiji y la prensa diaria, le dan un toque bastante cuidado. La Lowell King, de las mismas dimensiones, incluye un cuarto de baño con bañera y ducha, y una de las habitaciones tiene una chimenea. En cuanto a la suite junior, observamos que ofrece una sala de estar más amplia, con un sofá, dos sillas club y un cuarto de baño acabado de renovar. Dos de las habitaciones dan a una terraza, y una de ellas también tiene una chimenea. La suite deluxe alberga una zona de estar con chimenea, carteles de serie limitada, una mesita de café, libros, varios objetos artísticos y muebles de anticuarios. El cuarto de baño cuenta con un lavabo doble y una profunda bañera, y una cocina con una completísima nevera y tentempiés. La versión Lowell de esa habitación incluye las mismas prestaciones, pero están generalmente en las plantas superiores y con unas magníficas vistas. Además, hay cuatro suites especiales a tu disposición y, una de ellas, la Lowell, goza de una superficie increíble con dos salas de estas, un comedor con capacidad para 8 comensales y un salón muy bien decorado con carteles, libros, muebles antiguos y objetos artísticos. El apartamento que hay en la planta 17 es lo mejor que puede ofrecer el hotel: tres dormitorios, cuatro terrazas y un comedor, todo decorado con un estilo veranda. Con sus 186 m², tendrás la sensación de haber anidado en el techo de hotel... Aunque, evidentemente, todo tiene un precio.

    Restauración 8.00/10

    El Pembroke Room es el acogedor comedor del hotel: allí sirven el desayuno, el brunch, el té y cócteles. Es un sitio tranquilo e intimista donde podrás saborear tus comidas, con una vajilla y una cubertería refinadas, y unas mesas puestas a la perfección. La sala está decorada con carteles marinos, jarrones y un bufé en el que se expone la vajilla del restaurante. El menú matutino está integrado por tres desayunos diferentes con huevos, gofres y tortitas, así como un desayuno continental. En el menú de brunch hay platos como espárragos pochados fríos, tortillas españolas, gallina de Cornualles asada con milhojas de pasta brik y una tarta de peras. Por la tarde, toda la familia puede ir allí a tomar el té (con dos versiones: tradicional e infantil). El Pembroke Room no sirve cenas: para ello, tendrás que ir al Post House, situada justo al lado del hotel. Encontrarás varios tentempiés: almejas, ostras, pastel de cangrejo o carpaccio de cerdo, por ejemplo, acompañados por una ensalada o uno de los platos del día (hígado de ternera, salmón salvaje con salsa cajún o buey Wellington). Podrás optar igualmente por uno de los muchos platos principales de carne o pescado: atún rehogado, ensalada de bogavante, pollo a la Chateaubriand o a la pimienta de limón. El Post House propone además una comida cuyo menú es idéntico al de la cena.

    Compatir : Twitter Facebook Google+

    0 opiniones de los viajeros sobre el hotel

    Sé el primero en calificar este hotel Sé el primero en dejar tu opinión