Hotel Golden Tulip Regente

    Hotel Golden Tulip Regente

    Hôtel 3 estrella
    Río de Janeiro, Brasil AVENIDA ATLANTICA 3716, COPACABANA - 22070 - 001, RIO DE JANEIRO, BRAZIL
    • DeportesDeportes
    • BalnearioBalneario
    • FamiliaFamilia
    • Bien situadoBien situado
    • GastronomíaGastronomía

    Compara todos los precios

    Precio por noche de una habitación :

    Se han encontrado 2 colaboradores para este hotel

    • hotels.com -
    • booking.com -
    • Restauración 6.65

      Valoración del restaurante según la recepción, el ambiente, la calidad y la presentación del plato

    • Habitaciones 7.00

      Valoración de la calidad de la habitación o de la suite según la limpieza, la decoración, la superficie, la vista, los servicios y el confort de la cama.

    • Easyexpertos 6.80

      Puntaje y opiniones dadas por un miembro de nuestro equipo de expertos Easyviajar

    • Ubicación 8.67

      Puntaje y opiniones dadas por un miembro de nuestro equipo de expertos Easyviajar

    • Calidad / Precio 6.75

      Estimación del interés del hotel, teniendo en cuenta aspectos como la nota de confort, la ubicación, el precio y la categoría.

    • Easyopiniones 4.25

      Puntaje y comentarios dados por un internauta que se haya alojado en el hotel

    Compatir : Twitter Facebook Google+

    La gracia, la elegancia y la amabilidad están presentes en este hotel situado en una ubicación envidiable a orillas del mar de Copacabana. Su personal experimentado, multilingüe y a tu entera disposición sabrá amenizar tu estancia. El hotel, sin ser pretencioso, ofrece habitaciones agradables y limpias; solo las de la categoría superior son más refinadas desde el punto de vista estético. Las vistas del mar son magníficas desde algunas habitaciones de lujo y desde la mayoría de las estándar. En la última planta hay una terraza panorámica con piscina, gimnasio y sala de masajes abierta a todos los clientes del hotel. El restaurante solamente propone bufés, pero el menú es muy variado y la cocina, deliciosa.

    Ubicación

    El Golden Tulip Regente está en la famosa avenida Atlántica, a orillas del mar de Copacabana. Se trata de una ubicación excepcional para pasar unas vacaciones en la playa carioca.
    El aeropuerto internacional Antonio Carlos Jobim se encuentra a menos de 25 km, a una media hora en taxi en función de la circulación. Pero es recomendable prever el doble de tiempo durante las horas puntas.

    A saber

    El Golden Tulip Regente es uno de los pocos hoteles cariocas en el que se alojan más clientes internacionales que brasileños.

    Ventajas

    • La amabilidad del personal
    • Los servicios
    • La cocina

    Inconvenientes

    • El mobiliario anticuado de las habitaciones estándar
    • Hay pocas habitaciones con vistas al mar

    Equipamientos

    • Autobús Autobús
      lanzadera gratuita en ciudad
    • Aparcamiento Aparcamiento
    • Acceso a minusválidos Acceso a minusválidos
    • Restaurante Restaurante
    • Internet Internet
    • Climatización Climatización
    • Espacio Bienestar Espacio Bienestar
      wellness, sauna, salón de belleza, baño turco, puesta en forma, EPA
    • Piscina Piscina
    • Gimnasio Gimnasio
      fitness, deportes, gimnasia, Voley playa, water-polo
    • Se aceptan animales Se aceptan animales
    • Squí Squí
    • Peluquero Peluquero
    • Barbero Barbero
    • Hidromasaje Hidromasaje
    • Caja fuerte Caja fuerte
    • Servicio de limusina Servicio de limusina
    • Habitación no fumador Habitación no fumador
    • Solarium Solarium
    • Playa privada Playa privada
    • Sala de reuniones Sala de reuniones
    Pasar el cursor sobre los pictogramas para obtener informaciones suplementarias.
    Infraestructura 7.00

    Visto desde el exterior, el hotel se presenta con una fachada que lleva el sello Golden Tulip Regente. El Regente pertenece a la cadena hotelera neerlandesa y se trata de un buen establecimiento que fue inaugurado hace unos cuarenta años. No es lujoso pero está bien equipado y dotado de todos los servicios necesarios, incluyendo la playa. El bar de la planta baja es quizás el lugar más pretencioso del hotel con sus pequeños divanes de cuero color crema y sus elegantes mesitas negras. Se puede venir a tomar algo, mirar la gran televisión de pantalla plana que preside el lugar detrás de la barra u observar la calle y la playa de Copacabana por los ventanales. La recepción está rodeada de espejos, columnas de formas regulares y mostradores rectangulares en los que trabaja un personal a disposición de los clientes y muy amable.

    Las 218 habitaciones del Golden Tulip Regente están repartidas por dos edificios que se comunican entre sí. El segundo, situado en la parte posterior y que da la espalda al mar fue totalmente renovado. Los demás servicios del hotel se encuentran en la duodécima y última planta: una terraza panorámica con piscina de tamaño mediano y que se renovó el año pasado (2010), un bar, un gimnasio con dos salas y muchas máquinas y por último, un pequeño centro de masajes, el único servicio de pago y cuyas sesiones hay que reservar en la recepción.

    Habitaciones 7.00

    Las 218 habitaciones del Golden Tulip Regente se dividen en tres categorías: las estándar son más sencillas y aunque están amuebladas con gusto, sus materiales son bastante viejos. Moqueta (se ha eliminado en aquellas habitaciones que se han renovado recientemente), cubrecama con motivos que no pegan con el resto de la habitación, sillas y una mesita, todo ello pasado de moda. El conjunto está ordenado y limpio, como el cuarto de baño, bastante pequeño pero bien perfumado y con un bidé. Siguiendo la tradición brasileña, el lavabo se encuentra inmediatamente a la salida del cuarto de baño. Las habitaciones estándar están equipadas con televisión de pantalla plana que emite canales internacionales, minibar, teléfono, caja fuerte de pago y una conexión inalámbrica a Internet también de pago.

    Las habitaciones de segunda categoría son las superiores. Tampoco gozan de vistas al océano. Están situadas en el edificio posterior que acaba de ser renovado por lo que todas se han reformado y amueblado en un estilo mucho más moderno y refinado que las habitaciones estándar. La moqueta se ha reemplazado por un embaldosado de color crema que es mucho más práctico. El escritorio y la cabecera de la cama son de bonita madera clara y formas regulares, mientras que la pared del fondo es de un color verde pálido y combina con la colcha de la cama, un toque de color que se desmarca del blanco dominante. El gran espejo del armario desdobla los cuadros en blanco y negro de Río de Janeiro. En el cuarto de baño se ha optado por un lavabo moderno.

    Por último, las habitaciones de lujo son las únicas que gozan de vistas al mar.

    Restauración 6.65

    El restaurante del Golden Tulip Regente se encuentra en la parte posterior del hotel, en la planta baja y permanece abierto a la clientela ajena al hotel. Su ubicación no es excepcional, pero la sala es luminosa y está amueblada con buen gusto, con colores marrones claros que combinan con los motivos étnicos de las decoraciones murales y con las rayas de colores de las sillas. El restaurante cuenta con una sala suplementaria en la segunda planta y abre para los tres servicios del día: el desayuno se sirve de 6:00 a 10:00 h, la comida de 12:00 a 16:00 h y la cena de 19:00 a 23:00 h. Las comidas se sirven en forma de bufé, ¡pero vaya bufé! Hay una decena de platos calientes dispuestos en fila sobre una mesa y detrás vemos las palabras "Forno & Fogao" repetidas en un alegre desorden. Hay mucho donde elegir: carne, pescado con verduras, patatas, arroz, sopa de pescado, especialidades locales e internacionales, etc. ¡Te chuparás los dedos! Estos platos principales se complementan con un bufé de entrantes compuesto de ensaladas, quesos y pasta, y otro de postres y frutas que es extraordinario: pasteles de chocolate, praliné con nuez de coco, cremas suculentas y otras delicias que varían según la inspiración del chef.

    Playa 6.50

    Basta con cruzar la carretera para plantarse en la arena de una de las playas más famosas del mundo, la de Copacabana. Multitud de pequeños bares se suceden en el paseo, a lo largo del carril para bicicletas: detente para beber un zumo de frutas, una cerveza, un "agua de coco" o una caipiriña. Desde aquí hasta el océano, la amplia franja de arena está libre de obstáculos y es que el litoral de todo Brasil es público. Sin embargo, el Golden Tulip Regente ofrece un servicio de playa con sombrillas "de marca" y toallas de playa. ¡Cuidado con el océano! Olvídate de la bañera de agua caliente del Mediterráneo... Aquí, las olas son a veces más potentes y la temperatura del agua no es muy elevada.

    Compatir : Twitter Facebook Google+

    0 opiniones de los viajeros sobre el hotel

    Sé el primero en calificar este hotel Sé el primero en dejar tu opinión