• Isla Mauricio
    © iStockphoto.com / Extremetravel
  • Isla Mauricio
    © iStockphoto.com / Ohrimalex
1      
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos

Viajes a Isla Mauricio: cocoteros y playas de aguas cristalinas

Por Gonzalo González Beneytez Gonzalo González Beneytez Jefe de sección Google Twitter Ficha Perfil
Isla Mauricio es un excelente ejemplo de lo que podríamos calificar como destinos de ensueño. Ubicado a aproximadamente siete horas de vuelo de la Península Ibérica, este pequeño paraíso insular muestra un decorado único aderezado con un servicio de cinco estrellas, atesorando algunos de los resorts y hoteles de alta gama más exclusivos del mundo, especialmente concebidos para ofrecer el máximo confort a los visitantes y parejas recién casadas que encuentran en este colorido país un inmejorable destino para disfrutar de una inolvidable luna de miel.

Organizar un viaje

Ubicado en el Océano Índico, Isla Mauricio es la segunda mayor isla del archipiélago de las Mascareñas tras la isla francesa de la Reunión, situada a unos 170 kilómetros al sureste. Su soberanía se extiende a las vecinas islas de San Brandón o Cargados Carajos, Rodrigues y las islas Agalega, siendo el marinero portugués Pedro de Mascarenhas el primer occidental en llegar a las islas en 1513. Tras los lusos, la isla fue dominada por los holandeses, franceses y finalmente británicos, obteniendo la independencia del Reino Unido en 1968.

Viajar a Isla Mauricio es como jugar a ser Robinson Crusoe pero con todas las comodidades y servicios necesarios para disfrutar de una inolvidable estancia en este clásico destino de luna de miel. Relajarse en sus espectaculares playas, bañarse en un mar azul turquesa, salir en barca con los pescadores, adentrarse a pie en los valles salvajes, deambular por coloridos mercados repletos de aromas, son algunas de las cosas que puedes hacer a la hora de viajar a estas islas. Una refrescante mezcla de sol y playa aderezada con pequeños y exóticos placeres como pasear y perderse entre la su exótica vegetación, visitar sus antiguos templos hindúes, degustar algunas de las sabrosas especialidades de la cocina criolla o practicar deportes acuáticos, son tan solo algunas de las posibilidades que ofrece este espectacular destino.

La Tierra de los Siete Colores, en la zona de Charamel, ofrece todo un espectáculo de colores que cambian en función de los rayos del sol, que van desde el ocre al violeta, pasando por el rojo o el marrón. Este curioso fenómeno es debido a la erosión. Todo el territorio de Mauricio es de origen volcánico. Sin embargo, desde hace años la isla no registra actividad volcánica alguna, aunque sí que podemos observar numerosos cráteres como el de Trou-aux-Cerfs, de nada menos que 300 metros de diámetro y 80 metros de profundidad, rodeado de un por un precioso lago y un pinar. Por otro lado, los amantes de las emociones que quieran conquistar el pico más alto de la isla, podrán disfrutar de las espectaculares vistas del Piton de la Petite Riviere Noire, con sus imponentes 830 metros de altura.

Tras explorar y visitar las zonas del interior, no hay nada mejor que dirigirse hacia la costa para disfrutar de las numerosas y espectaculares playas mauricianas. No obstante, antes de decantarse por un área en particular, es mejor conocer un poco el terreno para encontrar la más adecuada a nuestros gustos y preferencias. Al norte de Mauricio se encuentran las playas más animadas y frecuentadas por los turistas, especialmente a lo largo de la Gran Bahía, en donde la concentración de bares, restaurantes y discotecas es impresionante. Mucho más salvajes y mejor conservadas, las playas de sur ofrecen una faceta totalmente diferente. En esta zona los hoteles y resorts son mucho menos numerosos, aunque lo cierto es que el lujo tampoco escasea. De hecho, es en este mismo lugar en donde se encuentra el exclusivo complejo hotelero de alta gama Domaine de Bel Ombre, construido sobre lo que antaño fue una importante plantación azucarera.

La cara oeste de Mauricio nos reserva los atardeceres más bellos de toda la isla. No hay turista que se resista a inmortalizar este momento con el imponente Morne-Brabant como telón de fondo. La plata de Flic en Flac, un poco más al norte, es una de nuestras preferidas. Por otro lado, la costa este tampoco está exenta de lujo, siendo esta la zona más frecuentada por los amantes del golf por sus reputados y famosos campos.

Información turística

Isla Mauricio es un destino turístico que por encima de su infraestructura hotelera y de ocio destaca por la hospitalidad de sus gentes y extrema tolerancia, siendo uno de los mejores ejemplos de convivencia entre las múltiples culturas y etnias que pueblas el archipiélago.

En este pequeño paraíso insular el buen tiempo casi nunca falta. No obstante, para disfrutar del cálido y húmedo verano de Mauricio, es preferible visitar la isla entre diciembre y marzo. Sin embargo, también es la época en la que se pueden formar más ciclones, aunque éstos azoten la isla en pocas ocasiones. Los mejores periodos, más bien secos, son los comprendidos entre mayo y junio, y septiembre y noviembre. Durante el invierno mauriciano, entre julio y agosto, las costas oeste y norte son más agradables que la este, barrida por el viento.

Las cuatro zonas de costa de Mauricio son espectaculares y cada una de ellas se caracteriza por un valor en concreto. Los arenales del Norte destacan por la amplia oferta de hoteles, restaurantes, bares y discotecas que ofrece en primera línea, mientras que los del Sur son mucho más salvajes y tranquilos. Las playas del Este y el Oeste también destacan por su belleza y están caracterizadas por un factor climático que las diferencia entre sí. Y es que dada la situación geográfica de Mauricio, el viento sopla con mucha más fuerza por el Este, haciendo de esta una zona especialmente recomendable para la práctica de deportes de vela, mientras que las playas del Oeste son mucho más tranquilas para el baño.

Además de sus espectaculares playas, Mauricio también atesora un montón de atractivos naturales y culturales que no pueden faltar en vuestra visita. El conocido Jardín de las Mandarinas, con sus espectaculares nenúfares gigantes, y las manifestaciones del folclore local como la séga, danza tradicional del país os permitirán descubrir la cara menos conocida del país.

Tradiciones y costumbres

Los pros

  • +Una hostelería de gran calidad.
  • +La amabilidad de los mauricianos.
  • +Un servicio aéreo más importante y menos caro.

Los contras

  • -Cada vez hay menos costas y naturaleza salvaje.
  • -Los atascos en Port-Louis, y en la región norte.

Tradiciones

Desgraciadamente, la séga, danza local por excelencia, tiene sus orígenes en la esclavitud. Este baile tradicional ha sufrido durante mucho tiempo una desvalorización entre la sociedad mauriciana, como también ha sucedido con muchos de los elementos que caracterizan la cultura criolla. No obstante, en la actualidad, no hay festejo popular en la que no falte esta danza. Los mauricianos son unos auténticos especialistas en la materia y en ocasiones se dejan llevar, pudiendo llegar a ser un poco invasivos a la hora de bailar, por lo que conviene prestar un poco de atención, aunque lo cierto es que no existe malicia alguna. Esta corriente musical es transmitida de generación en generación y enseñada desde pequeños en las escuelas públicas. Además, son muchos los hoteles que ofrecen cursos de iniciación a sus huéspedes, por lo que si te llama la atención, no te será muy difícil aprender los pasos básicos sin salir del resort.

Los mauricianos hacen gala de un excelente sentido del humor. Muestra de ello es su lenguaje cifrado. "Novia", se dice 35. Un buen cuerpo, con un bonito 40 y generosas 15. Un "policía" es un 27. Un "indio" es un 22. El exceso de alcohol te pone 21, etc.

Cocina

La cocina mauriciana se caracteriza por la amplia variedad de sabores que propone, heredada de las múltiples civilizaciones que se asentaron en la isla. Entre ellas, podríamos decir que la hindú, china, francesa y árabe son las que más han marcado el carácter de la denominada cocina criolla.

El principal ingrediente de la cocina mauriciana es el curry, que sirve de guarnición a la mayoría de los platos, carnes, pescados o verduras. La vindaye, salsa hecha con jengibre, azafrán, ajo y guindilla sazona pescados, calamares y pulpos. Las cocinas china e indomusulmana también son muy populares. Los vendedores ambulantes transportan, en sus pequeños carromatos, buñuelos, los populares hojaldres rellenos o samoussas o crepes rellenas con curry, que son un auténtico regalo para nuestras papilas gustativas.

Y para acompañar el almuerzo o la cena, os aconsejamos probar algunas de las populares cervezas locales como la Phoenix, la más consumida entre los habitantes de la isla, fabricada en Mauricio desde 1963, ofreciendo múltiples variedades de distinta graduación.

Ciudades con Mejor Clima

Descubre el pronóstico meteorológico semanal de Isla Mauricio . La utilización de diferentes criterios nos ofrece la posibilidad de mostrar con precisión cual es la mejor época para viajar a Isla Mauricio . Los índices de temperatura, precipitaciones, viento y horas de sol te permitirán, gracias a una valoración global, elegir qué actividades puedes realizar para disfrutar de tus vacaciones en Isla Mauricio .

Opiniones de hoteles

Gonzalo González Beneytez Gonzalo González Beneytez

Nuestros periodistas han visitado y valorado por ti 99 hoteles Isla Mauricio . Visualiza todos los establecimientos, sus instalaciones y la relación calidad-precio de éstos en función de las fechas de salida deseadas para encontrar las mejores ofertas Isla Mauricio . Reserva tu hotel Isla Mauricio . Nunca ha sido tan fácil !

Souvenirs y artesanías

Maurice, isla duty free
A principios de abril de 2005, el gobierno decidió suprimir los impuestos aplicados a los productos de lujo (ropa de marca, marroquinería o joyas) y el material hi-fi. Esta medida pretende hacer de Mauricio un paraíso de las compras, a imagen de Dubai.

Uno de los recuerdos más típicos que se pueden adquirir son las maquetas de barcos. Estas miniaturas, realizadas a una escala de 1/75 a partir de los planos de buques históricos, son auténticas obras de arte que cuidan escrupulosamente cada detalle (cañones, velas, jarcias, etc.) de los navíos originales. En Curepipe y en Floréal, en el centro, se pueden admirar algunos talleres tradicionales, aunque, para disponer de la mayor oferta, es preferible dirigirse a la fábrica de Goodlands, ubicada en el norte.
Otra adquisición típica viene representada por las especias, que pueden conseguirse en el mercado de Port Louis, o el té de vainilla, cuyas plantaciones se encuentran en la zona sur, en Bois Chéri. La artesanía de Mauricio también incluye la cestería (cestos, cestas y sombreros) y los tejidos bordados. Cuidado con las camisetas, las camisas y otras prendas textiles, ya que cada vez se importan más desde Asia. Los sastres artesanos, sin embargo, confeccionan por precios muy asequibles vestidos, faldas o trajes a medida en tan solo unos días.
Por último, conviene saber que la mayoría de los artículos de lujo (ropa, joyas o marroquinería) de grandes diseñadores se suelen fabricar y comercializar por lo general en la propia isla, con licencias abusivas.
Los comercios suelen abrir de 09:30 a 17:00, durante la semana.