• Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes

+
    • Compatir

    Jordania - Atractivos turísticos

    Los paisajes

    Los paisajes de Jordania más bellos se descubren al recorrer la famosa «ruta de los Reyes» que une Amman y Aqaba (via Petra), sobre el mar Rojo (324 kilómetros). Por esta ruta bíblica, que atraviesa los antiguos reinos de Transjordania de Ammon, de Moab y de Edom, también transitaron los Hebreos del Éxodo y las caravanas venidas de Yemen, que iban hacia el Mediterráneo y el Levante. Un decorado vertiginoso, mineral y caótico.

    Arte y cultura

    Jordania cuenta con auténticos tesoros antiguos. Por todas partes pueden observarse ruinas de civilizaciones desaparecidas pero cuya historia perdura gracias a los vestigios y a la cultura milenaria transmitida de generación en generación. Los tres museos de Amán conservan estas riquezas y te permitirán formarte una idea de la cultura jordana. En las iglesias, sé observador y contempla los numerosos mosaicos. En Madaba, «la ciudad de los mosaicos», tendrás la oportunidad de admirar un mapa en mosaico de Jerusalén y Tierra Santa que data del siglo VI y representa los valles, ciudades y pueblos de la región y hasta el delta del Nilo. La asombrosa precisión y envergadura de esta obra no te dejarán indiferente; para realizarla se requirieron más de 2 millones de piedras de colores. Si no temes adentrarte en el corazón de uno de los desiertos más áridos del mundo, el itinerario «castillos del desierto» está hecho para ti. Allí descubrirás espléndidos palacios decorados con frescos y mosaicos en los que vivían rodeados de lujo los soberanos del siglo VIII.

    Los monumentos

    Jordania se presenta como el país ideal para los amantes de la arqueología y los vestigios del pasado. En primer lugar, visita Petra, el lugar turístico de más renombre del país. Allí descubrirás un yacimiento grandioso con una arquitectura única. El monumento más célebre de Petra es el Tesoro (o Khazné en árabe). Se trata de un templo de 40 metros de altura que data del siglo I d. C. Debe su nombre el tesoro que se creía que contenía, el tesoro del faraón. Tallado en un inmenso acantilado de arenisca rosada, es un monumento verdaderamente impresionante. Al cruzar el desierto, también podrás admirar los castillos conocidos precisamente como los «castillos del desierto», en su mayoría erigidos en el siglo VIII d. C. Amán, Madaba, el monte Nebo o Kerak son otros lugares excepcionales entre las muchas maravillas de Jordania.

    Los castillos del desierto

    Al este de Amman, se extiende la estepa, luego el desierto de arena y piedra?La parte oriental de Jordania es la tierra de los beduinos. Un paseo en esta región árida, parte del desierto de Arabia, se justifica por la sola presencia de los famosos «castillos del desierto». El itinerario de los «castillos del desierto», largo de 250km a partir de Amman, es uno de los clásicos de Jordania. Edificados por los califas omeyades, en su mayoría durante el siglo 8, estos suntuosos palacios fortificados con sus hammams y sus decorados refinados, eran lugares de reposo y de placer. Los califas omeyades reanudaban con el modo de vida de sus antepasados nómades, cazaban, organizaban banquetes y concursos de poesía. Pero su rol también era estratégico. Cuando organizaba sus días de caza destinados a los jefes beduinos en el desierto, seguidas por abundantes banquetes, el soberano se aseguraba la fidelidad de las tribus nómades y por ende, del imperio. En cuando a los lugares destinados a los extranjeros en las residencias, servían para proteger las caravanas que recorrían el inmenso Imperio omeyade que se extendía entre Córdoba y el Indus. En aquella época, las presas sujetaban el agua de los oueds y permitían mantener los jardines, milagro de vegetación en el corazón de uno de los desiertos más áridos del mundo.

    Nuestro experto

    Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

    Licenciado en Periodismo por la U. Complutense de Madrid, cursé mi quinto año de carrera como Erasmus en París. La experiencia me cambio la vida, y lo que es más importante, la forma de ver el mundo. Perfil del autor en Easyviajar