Martinica
easyvoyage
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos
Fecha de ida

Más opciones

+
    Martinica, también conocida como ''Madinina'' (la isla de las flores), vive sumida en un agradable clima tropical bajo la influencia de los vientos alisios. Su acento criollo, la languidez del ritmo de la biguine o el dulzor de un ponche bien fresquito hacen de éste un destino en el que, sin duda, se saborea la vida. Esta soleada isla volcánica, parcialmente habitada por una densa selva tropical, es uno de los destinos preferidos por los franceses.

    Información turística

    Dado que los martiniqueses son muy susceptibles, conviene no escatimar en saludos o agradecimientos, reforzados con una gran sonrisa, para obtener rápidamente lo que se desea.

    La isla cuenta con tres zonas costeras principales: Le Diamant y Trois-Ilets al oeste, y Sainte-Anne al este, todas ellas bañadas por las aguas del Caribe. Estos tres núcleos concentran la mayoría de los hoteles, especialmente numerosos en Trois-Ilets. Los establecimientos más frecuentes son los hoteles de tres o cuatro estrellas, con animaciones más o menos variadas a lo largo del día o por la tarde-noche. También abundan las residencias hoteleras con habitaciones y apartamentos equipados con cocina americana, en los que también se ofrece un servicio de restauración opcional y, a veces, animaciones. Los hoteles clásicos (sin programa de animaciones) aseguran únicamente el alojamiento y la restauración (el paquete de algunos touroperadores incluye el vuelo y la estancia). Cuatro son los hoteles que proponen la fórmula todo incluido: el Club Med Les Boucaniers, el Paladien Marouba de Nouvelles Frontières, el Framissima La Batelière de Fram y el Coralia Club Trois-Ilets de Accor Tour. Sus precios incluyen media pensión o pensión completa y todas las actividades lúdicas y deportivas, exceptuando los deportes de motor.

    Conviene saber que las playas bañadas por las aguas del Caribe (Trois-Ilets y Sainte-Anne), en la costa occidental denominada por los locales "côte-sous-le-vent", están más preservadas de los alisios que las del Atlántico (península de La Caravelle y Le François), en las que el viento no da tregua.

    Para estar informado sobre las fiestas y animaciones de la isla, resulta útil el "Choubouloute", una publicación mensual gratuita distribuida por las oficinas de turismo y algunos comercios. A la hora de encontrar un buen restaurante o la dirección de alguna tienda, también se puede conseguir el "Ti Gourmet", una pequeña guía de bolsillo gratuita, disponible también en oficinas de turismo, comercios, hoteles y restaurantes.

    Los pros

    • +Un clima agradable durante todo el año.
    • +La música pegadiza, los sugerentes bailes y los aromas de la cocina criolla.
    • +La calidad de las carreteras.

    Los contras

    • -Los precios prohibitivos de los productos de consumo corriente.
    • -El trato, en ocasiones demasiado familiar, que reservan los profesionales a los turistas.

    Imagenes

    • Fort-de-France : El fuerte Saint-Louis en Fort-de-France - Martinica
    • Fort-de-France : La catedral de Sainte-Louis - Martinica
    • Fort-de-France : Fort-de-France, la capital de Martinica - Martinica
    • Fort-de-France : El museo etnográfico de Fort-de-France - Martinica
    • Fort-de-France : La iglesia de Balata - Martinica
    • Fort-de-France : La biblioteca Schœlcher - Martinica

    Tradiciones

    Tras su apariencia cruel, las peleas de gallos y entre mangostas y serpientes se viven como rituales festivos en las Antillas. Cada fin de semana, en ellos se dan cita apostantes y un nutrido público.
    El Carnaval, la fiesta más importante de Martinica, tiene lugar entre el domingo posterior al día de Reyes y el Miércoles de Ceniza. Durante éste se suceden desfiles y concursos de baile, belleza o disfraces en todos los pueblos de la isla.

    Cocina

    La cocina martiniquesa se compone de sabrosos productos traídos de los cuatro confines del mundo, lo que la enriquece con una multitud de sabores exóticos. Si bien los famosos buñuelos o accras de bacalao, comparten fama con el tradicional ponche, los más curiosos también pueden deleitarse con el zumo de caña de azúcar, la típica sopa o blaff de pescado, el colombo (un estofado de cerdo, cabrito y pollo al curry), la ensalada de gombos, el gratinado de chayotes y la sopa de cangrejo. Como complementos ideales, los blancs-mangers, un postre gelatinoso a base de coco, y el ron local, supuestamente el mejor de las Antillas.

    Opiniones de hoteles

    Gonzalo González Beneytez Gonzalo González Beneytez

    Nuestros periodistas han visitado y valorado por ti 33 hoteles Martinica . Visualiza todos los establecimientos, sus instalaciones y la relación calidad-precio de éstos en función de las fechas de salida deseadas para encontrar las mejores ofertas Martinica . Reserva tu hotel Martinica . Nunca ha sido tan fácil !

    Hoteles valorados por nuestros expertos

    Souvenirs y artesanías

    En las tiendas de recuerdos de la plaza de la Savane, en Fort-de-France, se puede encontrar cestería, sombreros de paja, joyas artesanales y todas las variedades posibles de ron.
    "Bucher" es la dirección clave para adquirir un auténtico madras, el colorido tejido a cuadros con el que se elaboran los tocados y las faldas del traje típico.
    Los comercios abren durante la semana de 09:00 a 13:00 y de 15:00 a 18:00. Todos ellos, exceptuando los centros comerciales de Fort-de-France, cierran los sábados por la tarde y los domingos.

    otros rincones del mundo

    Actualidad del mundo