• Martinica
    easyvoyage
    • Compara tus :
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Vuelo + Hotel
    • Alquiler Directo
    • Coches
    • Viajes
    • Destinos
    Fecha de ida

    Más opciones

    +

      Los paisajes

      Horizontes soleados de color turquesa, playas coronadas de cocoteros, paisajes montañosos: así se presenta la Martinica. La isla de las flores en sus múltiples facetas goza de una red hotelera de calidad, lo que la ha convertido en uno de los destinos turísticos preferidos.

      Las costas

      Las costas martinicas ofrecen a los visitantes gran cantidad de paisajes paradisíacos. Se extienden hasta el infinito, unas veces intimas otras no tanto, las caletas apacibles, que cuentan con inmensas superficies de arena fina. La costa es acariciada por el agua azul y tranquila del Mar del Caribe. Todo encantador: desde Tres Islotes a las Asas de Arlets, pasando por el peñasco del Diamante o las Salinas, los lugares predilectos de los turistas y de los autóctonos. La costa Atlántica posee tantos atractivos como la caribeña, especialmente en lo que a calidad de las playas se refiere. Sólo una nota: el mar es más agitado y salvaje allí.

      Arte y cultura

      La cultura martinica es fascinante en muchos aspectos, ya que sha sabido conservar prácticas del pasado: las carreras de Yolas, embarcación de origen vikingo; o las "steel-bands", orquestas tradicionales que crean fusión rítmica y armónica entre músicas antiguas y modernas. El trabajo de la cestería y la alfarería, las herencias de los indios Caribes... también han sido conservados. Ninguna materia se resiste al artesanado local. Joyas en coral, objetos en bambú, madrás formarán parte sin ningún tipo de duda de su «cesta de la compra».

      Los monumentos

      Limitar la isla a las flores de sus playas rodeadas de cocoteros sería una error. Museos y destilerías de Ron merecen la atención del visitante. Otra forma de impregnarse de la cultura local que cuenta con gran cantidad de centros de interés. Citamos particularmente el palacio de justicia y el ayuntamiento, al ser edificios datados de la época colonial.

      La fauna

      A menudo, la riqueza de la fauna y de flora van en paralelo. En Martinica, lo que vale para una no vale para lo otro. La isla de las flores parece escapar de la regla. Además de algunas especies de aves, colibrí, mirlos o el pájaro mosca, así como varias variedades de reptiles, la Martinica no es famosa por su fauna. Una especie de insectos volantes domina, con gran riesgo para locales y turistas...el mosquito! La lucha contra estos bichos le obligará rápidamente a armarse con cremas y otras lociones.

      La flora

      La flora es muy rica en Martinica, empezando por los bosques tropicales, con flores de mil colores, cactus, ?te quedarás maravillado ante tanta diversidad, un verdadero placer para los sentidos.