• © Tomas1111 / 123RF
  • ©efired / 123RF
  • ©scanrail / 123RF
1    
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos
Fecha de ida
Fecha de ida

Más opciones

+
    Si bien es cierto que la mayor parte de turistas extranjeros se concentran en Praga, la República Checa es un país que bien merece la pena visitar en toda su totalidad. Sus maravillas arquitectónicas, su diversidad paisajística y sus deliciosas cervezas artesanales, son algunos de los principales reclamos de este joven estado y de sus históricas regiones de Bohemia, Moravia y la Silesia Morava.

    Organizar un viaje

    Bienvenidos al país de Kafaka y de Kundera. Si eres un fanático de la historia, del arte, de la literatura o de la arquitectura, encontrarás en la República Checa un destino hecho a tu medida. Si por el contrario la cultura no es precisamente tu fuerte y sientes autentica debilidad por la cerveza artesanal y los festivales de música, la República Checa es igualmente un país sumamente apto para los viajeros más fiesteros de todas las edades. No obstante, si a la hora de viajar, lo que realmente te apasiona es perderte entre las callejuelas del centro histórico de las ciudades, visitar sus principales atracciones pausadamente, disfrutando del camino, comer en los mismos lugares en donde comen los locales y conocer de la mano de estos los tesoros ocultos de cada ciudad, la República Checa se revela como un excelente destino capaz de satisfacer los deseos y expectativas de cada visitante.

    Privada de acceso al mar, la joya de Europa del Este, como es popularmente conocida, está rodeada por Alemania, Austria, Hungría y Polonia. Desgraciadamente Praga, la capital, acapara casi toda la atención de la mayoría de turistas extranjeros en detrimento del resto de ciudades y regiones que se ocultan a la sombra de los palacios, iglesias, puentes y museos de la Ciudad de las Cien Torres.

    Si hablamos de la República Checa resulta prácticamente imposible no hacer alusión a sus magníficas cervezas tradicionales. Y es que al contrario de lo que algunos piensan, Alemania no es el único gran productor de la bebida más popular que la humanidad ha conocido. En este pequeño país, la cerveza es considerada como un auténtico tesoro nacional. La medida más popular es el pivo, equivalente a unos 40 CL. Rubia, negra o blanca, República Checa atesora más de 470 variedades de cerveza diferentes. Entre las más conocidas podemos destacar la Pilsner de Plzen, siendo la Pilser Urquel, la cerveza más consumida del país. Además de las cervecerías tradicionales, los cafés tradicionales gozan de una gran popularidad entre los turistas extranjeros. A la hora de la merienda, os sugerimos probar los suculentos pala?inky, una especie de creps azucarados rellenos de frutas frescas y nata que están para chuparse los dedos.

    A veces barroca, otras gótica o incluso rococó, Praga es una de las ciudades más bellas de la Vieja Europa Iglesias, museos, palacios, puentes, históricos cafés en los que se reunieron grandes figuras literarias y políticas como Kafka la Ciudad Dorada se revela como un romántico destino?en el sentido literal de la palabra?para disfrutar de una escapada de tres o cuatro días o incluso de más de una semana. Y es que la belleza de esta hermosa capital ha eclipsado casi por completo los innumerables atractivos del resto de urbes del país, como los castillos del Renacimiento y las encantadoras ciudades de Bohemia, Marienbad y sus conocidas estaciones termales como las de la localidad de Karlovy Vary, los espectaculares paisajes naturales de la cordillera de Sumava y las montañas de Krkonose, ideales para la práctica de diversas actividades deportivas como el senderismo y especialmente la escalada.

    La plaza del casco antiguo, con su célebre reloj astronómico, el famoso puente de Carlos, o el animado barrio de Mala Strana, son algunas de las principales atracciones de la capital checa, como también es el caso de su tradicional mercado de Navidad, considerado como uno de los más bellos y amenos para los más pequeños de la casa de toda Europa.

    Información turística

    Dar una vuelta por el viejo mercado de Praga, en la plaza de la ciudad antigua del centro histórico, se revela como una sensacional y económica opción para los visitantes más curiosos que podrán deleitarse contemplando las más variadas mercancías, que van desde auténticos objetos de coleccionista o de anticuario a todo tipo de productos alimenticios, al son de la música folclórica tradicional de la ciudad.

    En Navidad, su colorido mercado navideño acapara la atención de locales y foráneos atraídos por sus curiosos puestos navideños y animaciones para niños. Durante su visita tendréis la oportunidad de participar en algunas de las tradiciones centenarias del país. Una de las más populares entre las mujeres es la de lanzar un zapato por detrás de los hombros para saber si algún gentil caballero llegará a sus vidas para llevarlas al altar. Si la punta del zapato apunta a la puerta de la habitación, quiere decir que el momento de dar el sí quiero se avecina.

    El famoso Callejón del Oro, en donde vivía el genial Kafka, pasó de ser un lugar público y de libre acceso a uno clasificado y de pago durante el día. La entrada al recinto cuesta alrededor de 50 coronas checas, si queremos visitar el interior de las antiguas casas actualmente convertidas en tiendas de artesanía, marionetas, libros, jabón y cosméticos biológicos.

    Los amantes de las actividades y visitas culturales encontrarán en la capital checa una amplia gama de museos, festivales y conciertos los siete días de la semana, como también sucede a la hora de salir de fiesta, contándose por decenas los animados pubs y discotecas en los que al caer la noche se mezclan los locales y turistas para disfrutar de los infinitos placeres de la noche praguense.

    La cerveza es prácticamente un elemento indispensable en cualquier comida. De hecho, en la mayoría de los restaurantes de la República Checa resulta más económico pedir una cerveza que una botella de agua mineral. Atención con el pan. Si no sois muy panaderos es conveniente especificar a los camareros que no lo queréis, ya que de lo contrario será incluido en la factura.

    Los pros

    • +Praga es una de las ciudades más bellas de Centroeuropa.
    • +Este país está en plena efervescencia, y cada día es más moderno.

    Los contras

    • -El Puente Carlos, siempre repleto de turistas durante el día.
    • -El cristal de Bohemia se encuentra a precios desorbitados en las tiendas de recuerdos.

    Imagenes

    • Brno :  - República Checa
    • Brno :  - República Checa
    • Brno :  - República Checa
    • Brno :  - República Checa
    • Brno :  - República Checa
    • Brno :  - República Checa

    Tradiciones

    Los checos parecen fríos a primera vista. Tienes que ganarte su confianza para descubrir lo acogedores que son. Son grandes consumidores de cerveza y tienen la costumbre de reunierse en los bares, considerados como verdaderas instituciones, en donde pueden conversar durante horas y horas alrededor de un buen pivo (jarra de cerveza). La mayoría de los restaurantes cierran a las 22:00, ya que se cena mucho más temprano que en España (a partir de las 18.30 horas).

    En Navidad, los checos tienen la costumbre de decantarse por el pescado en lugar de los platos de carne como el cordero o el pavo. El manjar por excelencia durante las fiestas navideñas es la carpa, generalmente empanada y acompañada de ensalada de patatas. En muchas familias es tradición dejar elegir el pescado a los más pequeños de la casa. El 24 de diciembre los checos suelen desearse buenos augurios para el futuro, mientras que en año nuevo son la salud, la felicidad y el dinero los principales protagonistas. Para desearse los unos a los otros los checos utilizan objetos y juegos de palabras consideradas como talismán para ahuyentar la mala fortuna y atraer la riqueza y la buena suerte. Entre las más comunes se encuentra la costumbre de guardar una raspa de la carpa de Navidad en el monedero (señal de prosperidad) para aumentar los ingresos. Para comprobar si la buena salud va a acompañar a la persona durante el trascurso del año, se deben romper cuatro nueces seguidas. Si el contenido de todas ellas es apto para comer, estaremos fuertes como un roble durante los próximos 12 meses. En el caso de la felicidad, la prueba consiste en cortar una manzana por la mitad. Si eres capaz de distinguir una estrella en el centro, la alegría se manifestará durante los 365 días del año.

    Cocina

    La comida checa es generosa y muy consistente, pudiendo definirse como una mezcla de la gastronomía alemana y austriaca. La carne y los embutidos son los principales protagonistas, al igual que los guisos de puchero y el pan rallado, empleado en una gran infinidad de platos. De hecho, casi todos los alimentos van empanados: aves, quesos, verduras, etc. Entre los platos más típicos del recetario checo podemos destacar la "bramboracka", el plato nacional de la República Checa, consistente en una sopa elaborada con patatas, zanahorias y champiñones; las tortas de patata, la con carne de cerdo relleno de ajo y comino, acompañada con chucrut, y la ternera con nata y con arándanos.

    Los "knedlik", una especie de rebanadas de pan, acompañan a menudo los platos. Aunque haya poca oferta de entrantes, los postres si son numerosos. Existe una gran variedad de productos de bollería, como los tradicionales crepes rellenos y los buñuelos. El jamón de Praga y el vino blanco de Moravia son muy conocidos. En Navidad, lo tradicional no es el pavo, sino la carpa. Se sirve empanada, con una ensalada de patatas, guisantes, cebolla y mayonesa.

    Opiniones de hoteles

    Gonzalo González Beneytez Gonzalo González Beneytez

    Nuestros periodistas han visitado y valorado por ti 43 hoteles República Checa . Visualiza todos los establecimientos, sus instalaciones y la relación calidad-precio de éstos en función de las fechas de salida deseadas para encontrar las mejores ofertas República Checa . Reserva tu hotel República Checa . Nunca ha sido tan fácil !

    Hoteles valorados por nuestros expertos

    Souvenirs y artesanías

    Los juguetes de madera y las marionetas hechas con todo tipo de materiales son los recuerdos más típicos que te puedes llevar, así como el cristal de Bohemia, tallado y grabado a mano. Para estar seguro de llevarte un cristal de calidad, ve a las tiendas especializadas, que se encuentran en Na Prikope. Moser es el cristalero más famoso. Muchas creaciones son de mal gusto. Algunas son muy clásicas y otras son realmente contemporáneas, ya que la cristalería de Bohemia es de nuevo una fuente de inspiración para los creadores. También puedes encontrar una preciosa vajilla de porcelana por un buen precio y una amplia gama CDs de música clásica. Las tiendas abren de 09:00 a 18:00, de lunes a viernes. Las que se encuentran en el centro de Praga también suelen abrir los sábados y domingos.

    Ofertas de viajes a República Checa

    Todas las ofertas de "Viajes baratos"