• Sudáfrica
    © Maurizio De Mattei / 123RF
    • Compara tus :
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Vuelo + Hotel
    • Alquiler Directo
    • Coches
    • Viajes
    • Destinos
    Fecha de ida

    Más opciones

    +

      Las costas

      Bordeado por dos océanos, el litoral de Sur África se extiene 3000km. Los surfers no son los únicos que encuentran la felicidad en estas costas. Tanto en la costa del Índico, como en la península, las estaciones balnearias son multitud. Con un denominador común: las playas de arena fina, destacablemente rectilíneas, y lugares de baño agradabe.

      Arte y cultura

      Suráfrica cuenta con infinidad de formas de arte y de cultura étnicas. La tribu de los N'Debele y el clan zulú son las más importantes entre ellas. Los visitantes tienen una cita con la historia de las tribus y de los artistas locales. Lo más curiosos se interesarán por el arte contemporáneo surafricano, que bien se merece echarle un ojo.

      La fauna

      El patrimonio salvaje de Suráfrica destaca por su riqueza. El país cuenta con más de 600 zonas protegidas destinadas a la preservación de esta fauna. El principal atractivo turístico: "los 5 grandes", que comprenden el león, el leopardo, el rinoceronte, el búfalo y el elefante.

      Las hospederías y los hoteles

      En las ciudades, como en las reservas, Suráfrica posee hoteles y alojamientos de alto standing. No hay ningún alojamiento de calidad baja; el universo es lujurioso, el servicio impecable, el refinamiento omnipresente y el pasado rico en figuras históricas.

      Los parques y las reservas naturales

      La gestión rigurosa del conjunto de los parques nacionales surafricanos tiene como ventaja principal que permite observar la fauna desde su vehículo. Tienen también como norma limitar estrictamente las posibilidades de desplazamiento y observación (no podemos salirnos de los caminos marcados, ni del vehículo y, aún menos, circular de noche). Por estas razones, las reservas privadas son una alternativa interesante para aquellos viajeros que desean integrarse totalmente en la atmósfera de los arbustos. Verdaderos ecosistemas gestionados por organismos que únen el turismo de gama alta y la protección del patrimonio natural, estas reservas se implantan generalmente en la región de Mpumalanga y en Kwazulu-Natal (Normalmente en los límites de los parques nacionales).