Tailandia
Tailandia
© Dmitry Pichugin / 123RF
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos
Fecha de ida

Más opciones

+
    Tailandia es un país bendecido por los Dioses. Bangkok, la ajetreada capital del reino, atesora en sus entrañas templos dorados, bazares y grandes edificios. El país dispone de cientos de playas, islas y arrecifes de coral. Las montañas y los bosques tropicales son ideales para la práctica de deportes de aventura. Las antiguas ciudades se caracterizan por sus apacibles arrozales y las centenarias estatuas budistas que las decoran como dictan las tradiciones milenarias de este mágico lugar.

    Organizar un viaje

    Anteriormente conocido como Reino de Siam, fue en el año 1939 cuando el país adopto de forma oficial el nombre de Tailandia. Su territorio limita con Camboya, Birmania, Laos y Malasia, disponiendo de una superficie superior a los 500.000 kilómetros cuadrados. El centro de Tailandia constituye una vasta explanada dominada por el Chao Phraya (Me Nam), el río más grande y caudaloso del país, siendo en esta misma zona donde se concentra la gran mayoría de la población tailandesa. Un lugar rodeado de montañas cuya cima más alta, el Doi Pia Fai, se eleva a 1270 metros por encima del nivel del mar. Tras ésta, la región de Isan, en la Provincia de Nakhon Ratchasima, y su capital Khorat, bordeada por el valle del Mekong, se revela como la segunda zona con mayor volumen de habitantes del estado asiático.

    Viajar a Tailandia es perderse entre sus miles de templos y monasterios. Se calcula que existen más de 30.000 santuarios repartidos a lo largo de todo el país. Resulta prácticamente imposible visitar todos ellos, pero puestos a elegir, el conocido templo de Wat Phra Kaeo, situado dentro de los dominios del Palacio Real de Bangkok, acapara todas las miradas de locales y turistas, siendo el más grande e importante para el pueblo thai, al custodiar en su interior el celebérrimo Buda Esmeralda, cuya antigüedad se remonta a principios del siglo XV. La capital del Reino es también conocida con el nombre de Krung Thep, que en thai significa "ciudad de los ángeles".

    Originalmente, Bangkok no era más que un pequeño poblado situado en el actual barrio de Thonburi, en el margen derecho del río Chao Phraya. En 1972 la zona fue absorbida por la capital, extendiendo sus dominios sobre la otra rivera del Me Nam, convirtiéndose en el principal núcleo urbano y centro financiero del país. En la actualidad sus calles presentan un aspecto de lo más variado, en donde los centenarios templos budistas contrastan con las grandes de las avenidas comerciales. Los tradicionales mercados flotantes son una de las principales atracciones de esta cosmopolita ciudad que no podéis dejar pasar la ocasión de visitar durante vuestro viaje. Según dicen, los batidos y zumos frutas tropicales que preparan al momento son excelentes.

    Tailandia atesora millares de islas repletas de paradisiacas playas de arena blanca y fina rodeadas de aguas cristalinas que la han llevado a convertirse en uno de los destinos del sudeste asiático con mayor crecimiento turístico en los últimos quince años. La mayoría de ellas se encuentran repartidas entre el mar de Andamán?en el océano Índico?y el mar de china. A la cabeza del ranking de preferencias, Phuket, se revela como la más popular de todas las islas del antiguo reino de Siam, siendo además la más extensa. Está ubicada a una distancia de apenas 600 metros de la costa tailandesa. A la que fácilmente se puede acceder a través del puente del estrecho de Pak Prah. Tras Bangkok, Phuket es la segunda región más rica de Tailandia. Para desplazarse desde la capital, son muchas las opciones disponibles. Los viajeros más sibaritas pueden optar por cualquiera de los más de 10 servicios diarios que ofrece la compañía Thaï Airways. El tren es con diferencia la opción más económica para recorrer los cerca de 900 kilómetros que separan ambas ciudades en aproximadamente 14 horas.

    En el polo opuesto del continente, la isla de Koh Samui, ocupa un privilegiado lugar en el listado de preferencias de los turistas extranjeros, a pesar del tardío desarrollo de la industria turística en sus dominios hasta la década de los ochenta. Popularmente conocida como "La perla del mar de China", para disfrutar de los hermosos parajes de este pequeño paraíso insular salpicado de playas de ensueño es necesario tomar el avión o el ferri. Al principio, el aeropuerto de la isla era privado, por lo que la única opción para su visita era el transporte marítimo. Las tiendas de suvenires están ubicadas en los alrededores del embarcadero del Gran Buda, desde donde es posible tomar un barco para visitar las vecinas islas de Koh Pha Ngan, Koh Tao y Chumphon.

    Por último, caber destacar la gran hospitalidad y cercanía de los habitantes del país de la sonrisa, a la hora de conocer la historia y tradiciones de este mágico lugar.

    Información turística

    El gran desarrollo de la industria turística experimentado durante las dos últimas décadas ha convertido a Tailandia en un destino de referencia para los viajeros de todos los rincones del planeta. El abanico de precios para el alojamiento es variado como en pocos otros destinos en el mundo. Los viajeros más humildes podrán alojamiento simple desde tan solo diez euros diarios, mientras que los más sibaritas podrán deleitarse con los lujosos establecimientos de cinco estrellas presentes en las principales urbes turísticas del país. Tanto la hospitalidad del personal de los hoteles como la de los comerciantes locales y en general, la mayor parte de la población, es otro de los principales alicientes para descubrir la apabullante riqueza de este hermoso país.

    La duración de los vuelos comerciales a Tailandia es de entre 12 y 14 horas por trayecto. Algunas compañías locales como Thaï Airways realizan la conexión entre Madrid y Bangkok en aproximadamente 11 horas y 40 minutos. Lufthansa y British Airways cuentan con un amplio catálogo de vuelos a Tailandia desde sus bases de operaciones de Frankfurt y Londres (vuelos con escala), accesibles desde los principales aeropuertos españoles. Al aterrizar en el país asiático, el alto grado de humedad mezclado con el calor y las altas temperaturas podrían incomodar a los viajeros occidentales. Desde el aeropuerto de Bankok, la duración del trayecto en taxi hasta el centro de la ciudad puede ser de incluso una hora, debido a los fuertes atascos que cada día saturan las carreteras de la capital.

    Al abandonar el país, los turistas extranjeros están obligados a pagar una tasa especial de 500 THB, no incluida en los paquetes ofrecidos por los diferentes turoperadores del mercado.

    La mejor forma de apreciar los contrastes y descubrir la verdadera esencia y ritmo de vida de Bangkok es coger todos los medios de transporte que ofrece este bulliciosa pero no menos cautivadora ciudad: tuk-tuks, motos-taxi o los típicos barcos exprés presentes en las zonas fluviales como el impresionante khlong (canal) Saen Saep.
    Recuerda que junto a las preciosas playas del sur del país se esconden espléndidos parques nacionales como la fabulosa reserva de Khao Sok, con su poblada jungla y característicos picos cársticos que sobresalen del fondo de un pantano.
    De igual manera, os recomendamos visitar algunas de las islas menos turísticas y más salvajes del Pacífico, en particular las del Parque Nacional Marítimo de Tarutao, al sur del país, para así descubrir la gran diversidad natural de la exótica Tailandia.

    Los pros

    • +Playa, ciudad o montaña, deporte, tumbarse a la bartola o actividades culturales: para todos los gustos.
    • +Los tailandeses son un pueblo con un sentido de la hospitalidad único.
    • +La gastronomía tailandesa es muy refinada y variada.

    Los contras

    • -Grandes distancias entre el norte y el sur del país.
    • -Muy pocos tailandeses hablan español.

    Imagenes

    • Bangkok - Tailandia
    • Bangkok : El Wat Phra Kaew - Tailandia
    • Bangkok : El Chatuchak weekend market - Tailandia
    • Bangkok : El río Chao Phraya - Tailandia
    • Bangkok : Los mercados flotantes de Bangkok - Tailandia
    • Bangkok : La capital, Bangkok - Tailandia

    Tradiciones

    Tailandia es un país de tradición budista. Aproximadamente el 95% de la población profesa esta religión. Se dice que todo hombre tailandés debe al menos pasar una vez en la vida periodo como monje, adoptando la tradicional túnica de color azafrán y dedicando su tiempo al peregrinaje y la renovación o construcción de templos y monasterios. Estos lugares de culto son conocidos en lengua thaï como ?wat?.

    Durante tu viaje en Tailandia intenta mantener la calma frente a cualquier situación incómoda y mostrar en todas las circunstancias una gran sonrisa, tanto para negociar como para arreglar un conflicto. A los tailandeses les gusta que les hagan reír. Procura descalzarte al entrar en cualquier espacio privado (especialmente los templos y monasterios, y en casa de quien nos invita), y evita utilizar los pies para dar señalar o dar indicaciones, ya que dicho gesto es considerado como una considerable falta de respeto. De igual manera, al sentarse, debemos evitar apuntar con nuestros pies a las estatuas de buda que puedan estar en la habitación. Si un tailandés nos invita a su casa, conviene vestirse de manera correcta. Algunos locales exigen un código de vestimenta que impide ir con bermudas o llevar cualquier tipo de prenda que deje ver las piernas. El personal de seguridad de situada a la entrada de estos establecimientos decidirá si sois aptos o no.

    Para evitar meterte en problemas, procura no hablar del rey ni de cualquier otro miembro de la familia real con la gente que conozcas. Del mismo modo, cuando suene el himno nacional o se exponga un retrato del monarca, conviene levantarse en señal de respeto. Al igual que sucede en nuestro país, en Tailandia está prohibido fumar en muchos sitios públicos como bares, restaurantes y la recepción / sala de estar de los hoteles. Si al entrar en un negocio la persona que tenéis justo delante no os sujeta la puerta, no os ofendáis. Este gesto de gentileza no existe en la cultura thaï.

    Entre las cosas que todo buen turista que se precie debería experimentar durante su viaje, los famosos masajes tradicionales se llevan la palma. Si carecéis del tiempo necesario para disfrutar de un masaje completo probad al menos el masaje de pies, tan relajantes que resulta extremadamente difícil no quedarse dormido.

    Cocina

    La cocina tailandesa es una de las más ricas y variadas del planeta, incluso la que se sirve en las calles y mercados populares de las principales del país como Bangkok y Phuket. El arroz es el componente base de infinidad de platos, siendo casi siempre frecuente la utilización de aderezos elaborados con hierbas aromáticas (cilantro, hierba limón, albahaca) y especias muy picantes (pide maï phet si no eres un fanático del picante). Los amantes de la buen gastronomía seguro que sabrán apreciar los suculentos curris elaborados con leche de coco, las sopas de tallarines chinos, los mariscos del litoral, las carnes asadas y los guisos de puchero del noreste del país (Isaan). Como postre, te recomendamos decantarte por los típicos dulces de leche de coco o por cualquiera de las exóticas variedades de frutas tropicales que encontrareis en cualquier mercado o restaurante, como los deliciosos mangostanes.

    Opiniones de hoteles

    Gonzalo González Beneytez Gonzalo González Beneytez

    Nuestros periodistas han visitado y valorado por ti 129 hoteles Tailandia . Visualiza todos los establecimientos, sus instalaciones y la relación calidad-precio de éstos en función de las fechas de salida deseadas para encontrar las mejores ofertas Tailandia . Reserva tu hotel Tailandia . Nunca ha sido tan fácil !

    Hoteles valorados por nuestros expertos

    Souvenirs y artesanías

    Los precios son tan bajos que te resultará difícil no comprar nada. Imprescindibles: el mercado del fin de semana de Chatuchak en Bangkok y el bazar nocturno de Chiang Mai. Tienen de todo: antigüedades auténticas e imitaciones, objetos tribales, artesanía de madera o de plata del norte del país, bonitas sedas de Isaan, relojes y ropa. Es mejor que compres productos sin marca a falsificaciones, ya que éstas son a menudo de mediocre calidad. En las ciudades, los sastres indios hacen vestidos y ropa a medida en 24 horas. Las tiendas abren normalmente todos los días de 08:00 a 19:00.

    Que visitar

    Ofertas de viajes a Tailandia

    Todas las ofertas de "Viajes baratos"