Turquía
Turquía
© Efired / 123RF
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos
Fecha de ida
Fecha de ida

Más opciones

+

    Los paisajes

    Mezcla de paisajes mediterráneos y de estepas orientales, Turquía se caracteriza por sus tierras montañosas, atravesadas por lagos y ríos, y bordeadas por costas acondicionadas para bañistas. Antiguas y pastorales, las costas se erizan al este por el volcán Ararat y en el centro por la cordillera de Taurus. Los aficionados a los parajes insólitos se sentirán más seducidos por la costa del Mar Negro, que se extiende de Amasra a Trabzon.

    Las costas

    Turquía posee más de 8.000 km de costas bañadas por el Mar Egeo, el Mediterráneo, el Mar Negro y el Mar de Mármara. El aficionado a la playa sentirá completa satisfacción. No debes perderte las maravillosas costas, los lagos turquesa y las calas. La península de Amasra es ciertamente el lugar más paradisíaco.

    Fauna y flora

    Su relieve abrupto y sus influencias climáticas, unas veces mediterráneas y otras continentales, engendraron una gran diversidad de ecosistemas, donde la la flora y la fauna son realmente ricas. Para preservar esta riqueza y luchar contra la deforestación, el Estado creó numerosos parques nacionales, terrestres y marítimos, así como varias reservas biogenéticas.

    Los monumentos

    En Turquía, el pasado vive para el presente. El país está rebosante de rincones antiguos, especialmente en la costa egea y mediterránea. Su pasado le confiere hoy un atractivo indiscutible. Los vestigios más bellos se encuentran en la región de Anatolia. Esta estepa inmensa, entre Taurus, en el sur, y la cadena póntica en el norte, es la cuna de las civilizaciones más antiguas del mundo. Los romanos, los Bizantinos y los otomanos, entre otras culturas, atravesaron este lugar mítico. La herencia cultural del sudeste de Anatolia invita a los viajeros descubrir las obras antiguas, testigos protegidos de otra época.

    Ir de compras

    La artesanía turca reúne un gran número de objetos magníficos. De los famosos kilims a las piedras semi preciosas, pasando por los famosos lokums, ¡no es nada difícil comprar recuerdos en Turquía!