• Vanuatu
    Przemyslaw Skibinski / 123RF
    • Compara tus :
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Vuelo + Hotel
    • Alquiler Directo
    • Coches
    • Viajes
    • Destinos
    Fecha de ida

    Más opciones

    +

      Fauna y flora

      Las islas de Vantau, como sucede con numerosos destinos paradisíacos, son extremadamente ricas en fauna marina y sus especies han contribuido en gran medida en la reputación del archipiélago. Podemos encontrar especies raras, como el dugón, un curioso manatí de más de tres metros. En sus aguas cristalinas nadan abundantes peces. Los submarinistas podrán disfrutar persiguiendo meros, tocando con la punta de los dedos las tortugas marinas y observando cómo los peces payaso se esconden tras las anémonas. Los más valientes irán a nadar entre los señores del océano, los tiburones, cerca de la isla del Espíritu Santo. Finalmente, cerca del monte Yasur, uno de los volcanes más activos del mundo, se encuentra Baie des Requins, en la que los escualos se acercan lo máximo posible a tierra firme. La riqueza de la fauna marina es muy superior a la terrestre, ya que aquí solo cabe destacar unos pocos mamíferos, como el zorro blanco o los murciélagos.

      Arte y cultura

      Vanuatu es un paraíso para etnólogos y otros antropólogos. En las 83 islas del archipiélago de las Nuevas Hébridas se hablan más de 120 lenguas y dialectos. Asimismo, en el centro de la isla del Espíritu Santo se encuentran pigmeos, así como un pequeño colectivo asiático en Port Vila y Luganville.

      La vida de los habitantes de Vanuatu se fundamenta en las costumbres. Aunque los europeos aportaron con ellos la cultura occidental en el siglo XIX.

      El arte y la artesanía tradicionales y primitivos siguen muy presentes; es fácil encontrar objetos de madera esculpida, bolsos y cerámica. Los dibujos tradicionales sobre la arena fina son muy efímeros pero gozan de gran reputación desde hace mucho tiempo, ya que se los considera un saber hacer excepcional. En cuanto a la música, opta por los espectáculos folclóricos, en los que los grupos utilizan instrumentos típicos de la región.