Viajes a Sídney: disfruta de las mejoras obras en la Opera

  • Sídney no se reduce solo a Bondi Beach y a la Ópera. El 94% de los cuatro millones de habitantes que tiene Sídney son de origen europeo, lo que constituye una buena razón para sentirse como en casa. 
Una vez veas este impresionante decorado con el característico gran sol y el agua azulada de la bahía del puerto, ya no querrás moverte. Sídney y sus Sydneysiders, apodo cariñoso que le dan a sus habitantes, ...
    © Chaiwat Leelakajonkij / 123RF
  • La arquitectura de la Ópera es obra del danés Jorn Utzon.
    © Chaiwat Leelakajonkij / 123RF
  • Sydney es la ciudad más poblada de Australia.
    © Chaiwat Leelakajonkij / 123RF
  • Los habitantes de Sydney se denominan en inglés los "Sydneysiders".
    © Chaiwat Leelakajonkij / 123RF
  • Sydney tiene más de 70 playas, las más famosas son: Bondy Beach y Manly Beach.
    © Chaiwat Leelakajonkij / 123RF
  • La ciudad de Sydney reúne dos regiones: la llanura de Cumberland y la meseta de Hornsby.
    © Chaiwat Leelakajonkij / 123RF
Gonzalo González Beneytez
Gonzalo González Beneytez Experto destino Australia

Sídney no se reduce solo a Bondi Beach y a la Ópera. El 94% de los cuatro millones de habitantes que tiene Sídney son de origen europeo, lo que constituye una buena razón para sentirse como en casa.
Una vez veas este impresionante decorado con el característico gran sol y el agua azulada de la bahía del puerto, ya no querrás moverte. Sídney y sus <«>Sydneysiders<»>, apodo cariñoso que le dan a sus habitantes, recuerdan en lo más hondo de su corazón el largo camino recorrido.
Sídney es una playa y una ciudad particular. También es sinónimo de fiesta, de amaneceres y anocheceres de sol rojo vivo, de naturaleza en estado puro y de infinita cultura; así como de arquitectura, de especialidades culinarias de todo el mundo, de partidos de críquet y de rugby, de surf y de submarinismo. Los habitantes tienen un gran corazón y un carácter tranquilo.
Su filosofía es: <«>Laid back<»> Todo el mundo intenta mantener un equilibrio justo entre la vida personal y profesional. Trabajan duro pero, por la mañana antes de ir a trabajar, primero toca subirse a la tabla de surf. En la pausa del desayuno, salen felices a hacer footing con sus compañeros y, al final del día, vuelven al mar.

Sídney : ¿qué hacer?

Darling Harbour
Hoy en día, el antiguo puerto industrial de Sídney resulta interesante para toda la familia. El fin de semana hay muchas representaciones de teatro en la calle. Los niños tienen zonas de juegos y, los mayores, el Imax Theatre, en el que se encuentra la pantalla de cine más grande del mundo. Los adultos podrán recorrer las decenas de tiendas interesantes o pararse a tomar algo en los elegantes restaurantes y cafeterías a orillas del mar.

Opera House
El techo en forma de concha brillante de la Ópera que se encuentra justo al lado del puerto es el emblema de la ciudad de Sídney. El arquitecto danés Jörn Utzon se llevó, gracias al diseño revolucionario del edificio, un premio de arquitectura, así como el derecho de construir la Ópera. Utzon, tras siete años de lucha contra la burocracia australiana que consideraba que el proyecto era demasiado caro, lo dejó. Su obra se finalizó 14 años después gracias a un juego de lotería que aportó los fondos necesarios. La Ópera alberga el escenario de la ópera, una sala de conciertos y un teatro.

Sydney Opera House, visitas guiadas diarias de 9-17h, 16,20 A$, Bennelong Point, www.sydneyoperahouse.com

Recordatorio

Australia tiene una política de inmigración especialmente severa, por lo que las autoridades son muy estrictas en caso de infracción. Aquellas personas que excedan el plazo legal de visita del visado de turismo (habitualmente 6 meses) o que trabajen sin estar declarados no serán deportadas, pero sí que se les prohibirá la entrada al país durante varios años. Si decides presentar una solicitud de inmigración durante tu estancia en Australia, recuerda que tienes que hacerlo desde tu país de origen.

A evitar

Hasta hoy en día, por su aislamiento geográfico, Australia se ha ido librando de las diferentes epidemias que afectan a los animales, como por ejemplo la fiebre aftosa. Un auténtico ejército de funcionarios que trabaja en la frontera se asegura de que esto no cambie. Una vez aterrizado el vuelo, se vigila a los visitantes que quieren introducir alimentos en el país. La fruta y la carne están estrictamente prohibidas, los demás productos (como el chocolate) se aceptan, siempre y cuando rellenes una declaración en la aduana. Aquellas personas que no cumplan la ley y sean descubiertos por los perros de policía especialmente entrenados o por los detectores de seguridad se exponen a una multa considerable.

Sídney : qué comer ?

Edna's Table Platos australianos típicos como canguro o cocodrilo, 204 Clarence Street, City, Tel. 02/92 67 39 33

Sídney= : ¿ Qué comprar ?

Las Hogarth Galleries Aboriginal Art (7 Walker Lane, Paddington) y el Aboriginal & Tribal Art Centre (117 George Street) venden piezas auténticas de arte aborigen.

otros rincones del mundo
Australia : Ofertas de viajes
  • Viajes
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches