Lugares turísticos Bangladesh

  • Bangladesh
    Bangladesh
    © Sergei Uriadnikov / 123RF
Gonzalo González Beneytez
Gonzalo González Beneytez Experto destino Bangladesh

Los paisajes

El relieve de Bangladés es prácticamente plano. Las inundaciones son frecuentes en la época del monzón (de junio a octubre) ya que todos los ríos que descienden del Himalaya y de la meseta tibetana desembocan en el golfo de Bengala. Tres grandes ríos recorren el país: el Ganges, el Brahmaputra y el Meghna. Los tres crean una cuenca montañosa y enaguazada de 1,5 millones de km2. Pero, desviados por las montañas del Himalaya, desembocan todos en el golfo de Bengala, una zona ultraplana y 12 veces más pequeña, por eso se producen las numerosas inundaciones.
Bangladés, esencialmente constituido de limo, posee una geografía muy particular. Debido a su relieve plano y a las inundaciones frecuentes, se crean regularmente islas de cieno, tan inestables como fértiles. A falta de tierras, los bangladesíes toman estas islas rápidamente, las cultivan y las habitan. Así es cómo se creó un inmenso manglar (el más grande del mundo) y se convirtió en el refugio de personas y de especies animales y vegetales.
Principalmente constituido de llanuras fértiles, aunque existen varias zonas de colinas, el paisaje en Bangladés se descubre en barco surcando los numerosos ríos que bañan el país.

Arte y cultura

La cultura de Bangladés es una maravillosa combinación de varias culturas y religiones, de 2500 años de antigüedad. El islam, el jainismo, el budismo y el hinduismo son los diferentes cultos que influenciaron las artes de Bangladés.
La artesanía ocupa un lugar importante en la cultura bangladesí, donde encontramos estilos únicos en los textiles, la joyería, el trabajo de la madera y el metal, así como la cerámica.
El país posee una gran herencia literaria con numerosos poetas y una literatura popular muy creativa.
La música y la danza también forman parte de lo cotidiano, aunque esta última, de inspiración india, esté mal vista por las autoridades religiosas conservadoras. Existe una amplia tradición de canciones folclóricas con letras que evocan la espiritualidad, el misticismo, la devoción y, sobre todo, el amor. Los instrumentos de música típicos del país son la flauta de bambú, los tambores, el ektara (un instrumento de una cuerda), el dotara (un instrumento de cuatro cuerdas) y los mandira (pequeños instrumentos metálicos de percusión).

Los monumentos

Bangladés está habitado desde hace más de 4000 años y es la cuna del budismo. Posteriormente, el islam se impuso como la religión oficial del país. Sin embargo, Bangladés todavía posee muchos templos budistas, cada cual más fascinante que el anterior. Asimismo, hay varias tribus autóctonas budistas que siguen residiendo en algunas regiones del país.
Antaño, la región de Bangladés era una de las más ricas de Asia del Sur y tenía una vida cultural muy intensa. El país perteneció a los británicos (del siglo XVI a la Segunda Guerra Mundial) y posteriormente a Pakistán, hasta que obtuvo su independencia en 1971.
La historia de Bangladés podría compararse con una esponja, que se impregna de diversas religiones y culturas de los pueblos que habitaron en las regiones para hacer una síntesis original. En la actualidad, los vestigios de este esplendor pasado siguen estando visibles, pero afectados por los estigmas de las múltiples destrucciones tras el paso de guerras e inundaciones.

La fauna

Bangladés posee un clima tropical y una fauna similar a la de la India. Aquí habitan serpientes, cocodrilos, monos, gibones, mangostas, leopardos, osos, ciervos y cientos de aves y peces. También podemos citar a las cucarachas, los enormes mosquitos y las minúsculas hormigas muy agresivas. Ten cuidado, el veneno pica y quema durante horas.
Pero el animal emblemático de Bangladés es, sin duda, el tigre de Bengala real. Un magnífico animal que es el orgullo del país, pero que también es muy temido. De hecho, los bangladesíes dicen que tiene debilidad por la carne humana. Hoy está amenazado por las numerosas cacerías de las que es objeto.
Las isla de San Martín alberga el único arrecife de coral de Bangladés.

La flora

La flora de Bangladés es típicamente tropical. Encontramos plátanos, diferentes tipos de palmeras, cocoteros, mangos, datileras, inmensos árboles con hojas, lianas y una multitud de plantas con flores.
Los árboles frutales son particularmente abundantes. Algunos incluso se utilizan con finalidades comerciales, como el bosquecillo de mango sundari, el gewa, el sal y el garyan. Otros árboles frutales son famosos por los dátiles, los bambúes y las palmas.
Gran parte del litoral está recubierto de bosques de manglares. Las tierras arables recubren los dos tercios del país, frente al 10% de los bosques.

otros rincones del mundo
Bangladesh : Ofertas de viajes
  • Viajes
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches