• Conéctate
  • Bélgica
    © Martin Molcan / 123RF
  • Bélgica
    © Paul Grecaud / 123RF
1      
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos

Viajes a Bélgica: descubre el país del comic

Por Gonzalo González Beneytez Gonzalo González Beneytez Jefe de sección Google Twitter
De la pequeña pero increíblemente vivaz y cosmopolita Bruselas, a los característicos canales de Brujas, la Venecia del Norte; Bélgica es un país salpicado de cientos de atractivos, paisajes cambiantes y una riquísima cultura que hará las delicias del viajero. ¿Y qué decir de sus afamados chocolates, cervezas y platos tradicionales como los típicos mejillones con patatas fritas? Os invitamos a descubrir las mil y un virtudes de este precioso país.

Organizar un viaje

Bélgica es un destino perfecto tanto para una estancia de varios días, como para fin de semana. Y es que a pesar de contar con un territorio bastante reducido en comparación con otros estados europeos, el viaje no se hará en ningún momento pesado.

Viajar a Bélgica es extremadamente sencillo y poco costoso, ya que desde hace varios años, son muchas las compañías regulares y de bajo coste que conectan las principales urbes españolas con los destinos más demandados del país de Tintín, en el que los viajeros podrán deleitarse tanto festiva, como cultural y gastronómicamente mientras admiran la característica arquitectura de sus pueblos y ciudades.

Sin duda, el primer destino que nos viene a la cabeza si hablamos de Bélgica es su capital, Bruselas, cuya pequeña superficie es difícil de delimitar incluso para sus propios habitantes.

Lo mejor que se puede hacer al ir a Bruselas es evitar acudir con una idea preconcebida de la urbe porque a decir verdad, la imagen preconcebida que muchos tienen de ella en muchos casos poco tiene que ver con la realidad. El primer ejemplo lo encontramos en el célebre Manneken Pis, la estatua-fuente de un niño pequeño orinando con descaro, considerado como uno de los principales símbolos de la ciudad, cuyo reducido tamaño pero enorme protagonismo sorprende a muchos visitantes. Además, el "niño meón" cuenta con una versión femenina, la Jeanneke Pis de menor tamaño, ubicada en las cercanías de célebre cervecería Delirium Café.

Así pues, Bruselas se debe descubrir sin esperar nada, permitiéndose a uno mismo perderse entre sus calles y sus diferentes barrios para descubrir por su propio pie sus múltiples atractivos. Y es que la capital europea aglutina un sinfín de riquezas que van desde su sublime gastronomía, su cultura, sus fiestas populares o su magnífica arquitectura. En Bruselas aprenderás un montón de cosas que harán de este un viaje enriquecedor en todos los sentidos. Eso sí, como turista uno de los lugares que no puedes perderte es su maravillosa Grand-Place y sus increíbles fachadas.

Por su parte, Brujas se presenta como una urbe menos extensa pero de una belleza realmente espectacular. Todo viajero que decida pasear por sus maravillosas calles de cuento de hadas quedará enamorado de los encantos de esta ciudad medieval rodeada de canales gracias a los cuales se ha ganado el sobrenombre de la "Venecia del Norte". A pie, en calesa o en barco, visitar Brujas es una auténtica delicia y sus increíbles edificios tanto civiles como religiosos, así como sus interesantes museos hechizarán al viajero.

Entre los lugares ineludibles de Brujas que todo turista debería visitar, destacan la conocida Grand-Place y su campanario, la plaza de Bourg donde se encuentra el palacio de Franc de Bruges, el ayuntamiento, la Basílica del Saint-Sang, el palacio de los Duques de Bourgogne o la Logia de Bourgeois.

Para aquellos que buscan la originalidad en este viaje, sin dejar de visitar edificios arquitectónicos con carácter, la ciudad de Amberes es perfecta. Conocida como la ciudad legendaria de los diamantes, tras la decoración de sus edificios barrocos y su atmósfera serena y calurosa, Amberes disimula su carácter vivaz y cosmopolita dotándola de una interesante personalidad con respeto a otras ciudades del norte del Viejo Continente. Además, Amberes está considerada meca de los fashionistas al tener la escuela de moda y sus numerosas tiendas de artistas. De hecho, de su ciudad salen buenos arquitectos y diseñadores. Por cierto, debido a esta importancia que le dan a la moda, la urbe es un paraíso para realizar compras.

Por ultimo pero no menos importante, Bélgica es también un país en el que la naturaleza nos brinda pequeños y grandes tesoros naturales por descubrir cómo los hermosos paisajes de la meseta de Hautes Fagnes, el Parque Nacional de Lesse o la reserva natural Het Zwin, sin olvidarnos de su los preciosos pueblos costeros situados cerca de la frontera de Francia y los Países Bajos.

Información turística

Bélgica es un destino perfecto para disfrutar de una escapada de tres días o un fin de semana.
Bruselas y Brujas son dos destinos que hay que descubrir si o si, al igual que Amberes, Gante o Lieja.
Desde España son muchas las compañías aéreas que operan a las principales ciudades de Bélgica, siendo muchas de ellas aerolíneas de bajo coste, por lo que es realmente sencillo y barato hacerse con un billete de avión.
A la hora de escoger el alojamiento para un fin de semana, siempre es recomendable echar un vistazo en las grandes cadenas de establecimientos hoteleros, ya que suelen estar destinadas a viajeros que acuden más entre semana, normalmente por desplazamientos de negocios. Por esta razón es recomendable ver qué ofertas pueden tener.
Con respecto a ciudades como Amberes, y para aquellos a quienes sientan devoción por las piedras preciosas y en especial los diamantes, la urbe es un destino obligatorio ya que es centro mundial de comercio de estas piedras preciosas. Esto facilitará la elección de todo tipo de precios siendo siempre productos de alta calidad. Muchas joyerías, certificadas por la asociación de joyeros de Amberes, se encuentran en las calles de Vestingstraat y Rufstraat.
Los amantes de la moda querrán ir también a Amberes tanto en primavera como en otoño para aprovechar la temporada de rebajas. Se puede comprar ropa de marca de diseñadores como Van Noten, Demeulemeester o Marina Yee con importantes descuentos.
Con respecto al tiempo, Bélgica es un país muy cambiante y es bastante probable que llueva durante el viaje. Es por esto que llevar un paraguas nos salvará de más de una sorpresa inesperada.

Los pros

  • +La riqueza arquitectónica y cultural de las ciudades.
  • +La amabilidad de la población.
  • +La proximidad y la corta duración del viaje desde Madrid.

Los contras

  • -El país llano bien merece su nombre.
  • -El tiempo gris.
  • -La rivalidad, tanto lingüística como cultural, entre valones y flamencos.

Tradiciones

Para los belgas ser modesto y simpático son las características necesarias para integrarse bien en su cultura. Estas dos virtudes primordiales harán que todo visitante sea aceptado. Hay que tener en cuenta que Bélgica es un país de buenos amantes de la vida.
Para aprender de primera mano qué es la fiesta para los belgas, hay que visitar uno de sus carnavales. Todo amante de la fiesta se dará cita en alguno de ellos ya que los carnavales son parte integral de su patrimonio cultural. Por ejemplo en Valonia, durante el martes de carnaval, no menos de 17 festivales pueden verse en diferentes ciudades del país. Esto se debe a que tienen una tradición muy antigua. Prueba de ello es que sus vestidos y accesorios están muy cuidados.
Si durante tu estancia en Bélgica sólo tienes tiempo de ir a un festival, no puedes perderte es el de Binche. En esta pequeña comuna de 33.000 habitantes el carnaval no es un acontecimiento, sino un modo de vida. Se pasan el año preparando esta gran cita en el calendario y más intensamente 6 domingos antes del de carnaval.
Además, el carnaval de Binche tiene el reconocimiento de Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO concedido el 7 de noviembre de 2003.

Cocina

Para empezar a degustar la gastronomía belga se puede empezar con croquetas de gambas o con las conocidas anguilas verdes. Estas últimas se acompañan de una salsa de hierbas aromáticas y de cebollas. También se puede probar su marisco con mayonesa o el jamón y el salchichón de Ardenas.
En cuanto a platos se debe probar el waterzooi, un estofado típico belga que se prepara cocinando el pescado o el pollo en un hervido de verduras.
La carbonade flamande, un guiso de ternera, es también muy popular. Imposible olvidarse de los mejillones con patatas fritas, aunque este molusco puede también prepararse de mil maneras. Las endivias llamadas chicons se gratinan con jamón.
Si durante el viaje se van a pasar unos días en la capital no hay que dejar de probar las famosas coles de Bruselas. Y por supuesto sus buenísimos gofres. Al igual que los bombones, que suelen estar rellenos de chocolate o praliné, típicos en todo el país.
En cuanto a su bebida nacional Bélgica es muy conocida por su cerveza. Los belgas la toman durante la comida y en cualquier momento del día. Existen muchos tipos diferentes como la gueuze, lambic, faro o kriek. Y si ninguna de estas os convence, se puede probar un licor de mandarina o enebro y un elixir de Spa.

Ciudades con Mejor Clima

Descubre el pronóstico meteorológico semanal de Bélgica . La utilización de diferentes criterios nos ofrece la posibilidad de mostrar con precisión cual es la mejor época para viajar a Bélgica . Los índices de temperatura, precipitaciones, viento y horas de sol te permitirán, gracias a una valoración global, elegir qué actividades puedes realizar para disfrutar de tus vacaciones en Bélgica .

marzo

  • Bruselas flecheStagne 41/100 Regular
  • Lieja flecheStagne 41/100 Regular
  • Namur flecheStagne 40/100 Regular
  • Brujas flecheStagne 40/100 Regular
Ver todas las previsiones

Souvenirs y artesanías

Si te gustan los encajes, ni lo dudes. Bruselas y Brujas son conocidas por sus refinadas creaciones. Los tapices de Flandes se despliegan hoy en día en numerosos objetos y accesorios, comercializados prácticamente en todo el país. Para la vuelta, no podrán faltar en tu maleta los famosos pralinés ni los cómics. Aunque quizás sea en los numerosísimos mercadillos y tiendas de antigüedades donde encuentres ese objeto que te hará feliz. Por último, siempre puedes permitirte una locura en los anticuarios, o adquiriendo uno de los famosos diamantes de Amberes. Para la ropa, recomendamos las modernas tiendas de la calle Dansaert, en Bruselas, o los jóvenes creadores de Amberes, una ciudad que se está convirtiendo en la última capital de la innovación. Los comercios abren de 09:00 a 18:00 (o incluso 19:00), de lunes a sábado.