• Conéctate
gante
© Javier Larrea / age fotostock
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos

gante

Por Gonzalo González Beneytez Gonzalo González Beneytez Jefe de sección Google Twitter

Información turística

Gante, segunda ciudad de Flandes, no es tan conocida como sus hermanas Bruselas o Brujas. Pero los visitantes que eligen visitarla seguro que la disfrutarán y podrán visitar los monumentos y museos sin las masas de turistas que invaden las otras dos ciudades.
Sin embargo, esta ciudad está repleta de bellezas que el visitante podrá descubrir paseando por las grandes calles y plazas abiertas. El magnífico centro histórico, un gran abanico de museos, una gran cantidad de eventos diversos y variados, canales bordeados de fachadas flamencas con frontones trabajados, etc. Podría desvelarse uno de los secretos mejor guardados de Europa.

Qué ver

El sindicato de iniciativa propone una bonita caminata de una hora y media que recorre la mayoría de los monumentos y edificios de interés del centro histórico de la ciudad: las tres torres, el palacio de la ciudad, la catedral, etc. Desafortunadamente, no todos se pueden visitar, como por ejemplo la ópera, o para hacerlo hay que reservar antes, .
La mayoría de los hoteles particulares no están abiertos al público, pero existe un recorrido para poder admirar las fachadas de estos magníficos edificios del siglo XVIII.

Qué probar

Subir a lo alto de la torre del campanario (más alta que la de Brujas), pasear por el castillo de los Condes, visitar la catedral o admirar el Cordero Místico de Jan Van Eyck, uno de los cuadros más famosos del arte flamenco.
Los amantes del arte y la cultura tendrán dificultades para elegir entre tantos museos. Aparte del MIAT, sobre el tema textil, el museo de arte contemporáneo, el de diseño o el de bellas artes, Gante cuenta desde 2011 con una nueva incorporación: el STAM. Instalado en un antiguo complejo histórico, el lugar cuenta la historia de la ciudad de una manera interactiva y original.
También se puede dar un paseo en barco por los canales o en calesa por la ciudad, una opción turística pero muy romántica de descubrirla.
Vale la pena visitar la ciudad durante uno de los festivales que se organizan. Aparte del de Flandes, de mediados de septiembre a mediados de noviembre, Gante celebrará un festival de las Luces en 2014.

Los pros

  • +  Una ciudad de tamaño razonable
  • +  La poca cantidad de turistas
  • +  La iluminación nocturna de la ciudad

Los contras

  • -  El clima (los canales pueden helarse en invierno)
  • -  No todos los habitantes hablan francés

Qué pensar

Disfrutar de la ciudad recorriéndola a pie. Gante no es demasiado grande y no necesitarás ningún medio de transporte. Así que no te pongas tacones, mejor calza unos zapatos planos.
Dejar de lado las grandes (y numerosas) avenidas para «perderse» en el laberinto de callejuelas del centro.

Qué evitar

Abordar temas candentes y sobre todo, de política. Ten en cuenta que Gante es una ciudad flamenca y no todos sus habitantes hablan francés.
Visitar la ciudad sin prever una capa de ropa suplementaria. En invierno, las temperaturas pueden ser glaciales. Si hace buen tiempo, el clima sigue siendo variable y no es raro que llueva.
Venir en coche ya que hay pocos lugares para aparcar y los aparcamientos son de pago. Si aprietas el botón amarillo de los parquímetros podrás beneficiarte de una tarifa reducida especial de 24 horas.

Qué degustar

Las patatas fritas son famosas en toda Bélgica y tienen la reputación de ser las mejores del mundo.
Así mismo, se recomienda probar la geniévre (ginebra holandesa), un alcohol fuerte de frutas rojas y vainilla, o la cerveza belga, con moderación, evidentemente.
Y como no, las especialidades dulces son los gofres, el chocolate o el pan de especias o «cramique» (pan con pasas o mejor dicho, pasas con pan). Hay tantas cosas buenas que no sabrás por dónde empezar.

Qué traer

Entre las delicias que podrás degustar durante una estancia en esta ciudad se encuentra la mostaza fabricada en Gante que si bien es cierto que no es la de Dijon, se parece mucho a ella gracias a las relaciones que durante los siglos se entablaron entre Flandes y Borgoña.
Hay muchas tiendas que venden encaje, pero hay que tener cuidado ya que muchos están fabricados en Corea...
Antes de dejar Gante no olvides comprar un ramo de azaleas a alguna persona especial, la flor de Gante que podrás comprar en el Mercado de las Flores que se organiza cada domingo por la mañana en una de las plazas de la ciudad.
Bélgica : Descubre las ciudades
  • Bruselas Bruselas
  • Brujas Bruges
  • Amberes Antwerpen
  • Wanlin Wanlin
  • Lieja Liejas
  • Namur Namur