Olinda

  • Olinda, ciudad colonial, ofrece la tranquilidad de sus calles. El convento franciscano de San Francisco atesora una iglesia y una capilla. No hay que perderse sus cuadros de azulejos que representan escenas de la vida de San Francisco de Asís. A los amantes del arte les gustará la Praça da Sé y su vista de la costa. Al final de la tarde y durante los fines de semana, la gente tiene la costumbre de ...
    © Jamie Hotchin Stylianou / 123RF
  • Esta ciudad colonial portuguesa forma parte de las ciudades más antiguas de Brasil.
    © Jamie Hotchin Stylianou / 123RF
  • A los contempladores les gusta la Praça da Sé y sus vistas sobre el litoral.
    © Jamie Hotchin Stylianou / 123RF
  • Cuenta con una iglesia y una capilla. Sus cuadros de azulejos representan escenas de la vida de San Francisco de Asís.
    © Jamie Hotchin Stylianou / 123RF
  • El contraste de la ciudad moderna y el centro antiguo.
    © Jamie Hotchin Stylianou / 123RF
  • Un entorno bucólico para un paseo por la ciudad.
    © Jamie Hotchin Stylianou / 123RF
  • A última hora de la tarde y los fines de semana, los habitantes suelen encontrarse en esta plaza para beber, comer y escuchar música.
    © Jamie Hotchin Stylianou / 123RF
Gonzalo González Beneytez
Gonzalo González Beneytez Experto destino Brasil

Olinda, ciudad colonial, ofrece la tranquilidad de sus calles. El convento franciscano de San Francisco atesora una iglesia y una capilla. No hay que perderse sus cuadros de azulejos que representan escenas de la vida de San Francisco de Asís. A los amantes del arte les gustará la Praça da Sé y su vista de la costa. Al final de la tarde y durante los fines de semana, la gente tiene la costumbre de acudir a este lugar para beber, comer y escuchar música.

otros rincones del mundo
Brasil : Ofertas de viajes
  • Viajes
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches