Manitoba, prepara tu viaje a Canadá - Easyviajar
  • Conéctate
  • Manitoba, Canadá
    © iStockphoto.com / SBTheGreenMan
  • Manitoba, Canadá
    © Fotosearch / age fotostock
1      
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos

Viajes a Manitoba: Cambia de aires y relájate

Por Gonzalo González Beneytez Gonzalo González Beneytez Jefe de sección Google Twitter
Manitoba es una tierra de contrastes y de diversidad que ofrece muchos recursos a los turistas que quieran conocer esta provincia. Los inmensos lagos, los densos bosques y los campos de girasoles encandilarán a los amantes de la naturaleza que podrán elegir entre un gran abanico de actividades como el descenso de rápidos, el canotaje o la acampada. Manitoba y su región también posee un gran patrimonio cultural. En Winnipeg se pueden descubrir cuatro "monumentos" culturales: asistir a una representación de una de las tres grandes compañías de teatro, escuchar alguna pieza de música en la famosa Ópera de Manitoba, descubrir la Winnipeg Symphony Orchestra o visitar el Contemporary Center en el que se concentran excelentes bailarines.

Organizar un viaje

En el centro del país, en medio de los prados, se encuentra Manitoba, una región lacustre que se extiende por 649.950 km, ideal para aquellos viajeros que quieran cambiar de aires. La riqueza de esta provincia yace en la diversidad de sus paisajes. En el norte se encuentran sus innumerables lagos en cuya superficie se reflejan las magníficas auroras boreales, muy frecuentes en la región. Además de densos bosques, esta provincia cuenta con campos de girasoles, tundras y playas de arena fina, unos paisajes de una belleza poco común que seducirán a los ascetas. En el corazón de esta naturaleza se pueden practicar innumerables actividades tales como el canotaje, el descenso de rápidos o la acampada salvaje, un gran abanico donde elegir. Manitoba se compone también de multitud de parques donde se pueden observar todo tipo de animales como el bisonte de América del Norte en el Parque Nacional de Mont Riding o las más de 200 ocas de Canadá en la Reserva de barnaclas Alf Holfe. Todo un panel de actividades que seducirán tanto a mayores como a pequeños. En Manitoba también se encuentra Winnipeg, una ciudad francófona con mucho encanto.

Información turística

La lengua oficial y mayoritaria en Manitoba es el inglés así que el viajero que no lo hable es mejor que se lleve un diccionario en la maleta. En Winnipeg se habla francés a menor escala. Cuidado con las temperaturas que pueden caer en picado en invierno, sobre todo entre noviembre y marzo.

Los pros

  • +El ambiente calmado y relajado de las calles de Manitoba.
  • +La magia de los paisajes con colores distintos.
  • +La naturaleza preservada en la mayor parte del territorio.

Los contras

  • -La severidad del clima durante los meses de invierno, de octubre a marzo.

Cocina

Aquí se encuentran todos los elementos de la cocina clásica de América del norte pero hay que confesar que la gastronomía local no tiene nada de particular. Es posible probar algunas especialidades como la Sopa de los Prados con habas negras, un potaje elaborado a base de productos recolectados en los campos. Los prados constituyen una fuente considerable de productos como el trigo, la levadura (sourdough) o el centeno (pumpernickel) para la elaboración de panes que harán las delicias de los gastrónomos. El pescado seco es un plato ancestral que hay que probar así como el Hiodon alosoides o de ojos dorados (Winnipeg goldeye) ahumado y servido con una vinagreta de lima, una verdadera delicia.

Souvenirs y artesanías

En Winnipeg encontramos los enormes centros comerciales o Malls estadounidenses, galerías gigantescas con tiendas y restaurantes de bocadillos o de comida rápida. Los fanáticos de las compras podrán dirigirse al Polo Park de Winnipeg o al Johnston Terminal, dos "supercentros comerciales". Y los que prefieran las pequeñas tiendas con encanto estarán de suerte gracias a la multitud de calles repletas de comercios que dan la bienvenida a los turistas. Para ello, lo mejor es salir a pasear por las callejuelas de Winnipeg y fijarse en las fachadas que aunque parecen poca cosa a menudo esconden tesoros.

Manitoba : Descubre las ciudades

Winnipeg