• Conéctate
Lhassa
© Image Source / age fotostock
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos

Lhassa

Por Gonzalo González Beneytez Gonzalo González Beneytez Jefe de sección Google Twitter

Información turística

Todo viaje al Tíbet exige hacer una parada en Lhassa. La capital requiere que te quedes varios días para cogerle el gusto al país pero también para visitar los monasterios que se encuentran en un radio de unos quince kilómetros. ¿Qué puedes ver en Lhassa? No empieces por la subida al Potala, el palacio de los Dalai-lamas si no te has acostumbrado aún a la altitud. En primer lugar, pasea por la ciudad antigua hasta descubrir el Barkhor, un camino ritual que recorren los peregrinos que llegan de todo el Tíbet. Cada uno de ellos viste el traje tradicional multicolor de su región y gira su molinillo de rezos. Tienes que recorrer esta vía circular, situada alrededor del Jokhang, en el sentido de las agujas del reloj (está plagada de puestos). Los peregrinos alcanzan muy emocionados, el Jokhang, el santuario más venerado del Tíbet, yle ofrecen sus bufandas ceremoniales y mantequilla de yak para las lámparas. Se puede visitar este lugar sólo por la mañana. Cuesta 25 CNY aproximadamente. Si accedes temprano, puedes disfrutar de una magnífica vista del Potala y la llanura. El acceso a todos los templos y monasterios importantes es de pago. Un poco alejado se encuentra el mercado con sus puestos de carne, verduras y cereales. Alrededor de la cercana mezquita, no te pierdas el mercado musulmán y los pequeños restaurantes. El palacio de Potala (de una altura de 118 metros), emblema del Tíbet, se comenzó a construir en 1645 y se terminó cincuenta años después. Posteriormente, cada Dalaï-lama fue aportando su contribución y acondicionamientos. Se suceden capillas, vestíbulos, grutas, grandes salas y escaleras. Es necesario dedicar varias horas a pasear tranquilamente por el lugar sagrado, abierto a las visitas sólo los lunes y jueves por la mañana. Te recomendamos encarecidamente que obtengas la información y las entradas (cuestan unos 50 CNY) en los grandes hoteles o en las agencias. Las fotografías están estrictamente prohibidas. Ani Sangkoung, cerca de la mezquita, es un convento de monjas del siglo XV. De nuevo en actividad, cuenta con frescos interesantes. El templo Ramoche, al norte de la ciudad antigua, data del siglo VII y acoge a unos 500 monjes (no te pierdas sus magníficos molinos de rezos). El Norbulingkha (jardín de la Piedra preciosa) es un gran parque que se encuentra al pie oeste del Potala. Tiene cuatro palacios de verano construidos por los Dalai-lamas, y otro concluido en 1956. Al salir de la capital, puedes plantearte realizar varias excursiones de uno a tres días. Alquila un coche con conductor.

Los pros

Los contras

China : Descubre las ciudades
  • Shanghai Shanghai
  • Tianjin Tianjin
  • Harbin Harbin
  • Hangzhou Hangzhou
  • Qingdao Qingdao
  • Kunming Kunming
Las regiones China
  • Pekín y el Norte
  • Shanghai y el Sur
  • Tíbet
  • Hainan
  • Sichuan
  • Mongolia interior
  • Las provincias del oeste
  • Las provincias del este