• Conéctate
Chiclana de la Frontera
© Peter Zoeller / age fotostock
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos

Chiclana de la Frontera

Por Gonzalo González Beneytez Gonzalo González Beneytez Jefe de sección Google Twitter

Información turística

En plena bahía de Cádiz, el municipio de Chiclana de la Frontera puede presumir de albergar una de las mejores playas del país, la de La Barrosa, ideal para dar un eterno paseo, refrescarse en el Atlántico y practicar deportes como el surf.

Asimismo, ofrece las dos caras de la mejor Andalucía: el lado auténtico de un típico pueblo de casas blancas y gente con todo el arte, y el lado vacacional de ensueño que ofrece la lujosa urbanización de Sancti Petri. Ésta, integrada por campos de golf, hoteles y chalets de categoría, así como una playa idílica, concentra más del 95% de los establecimientos hoteleros del conjunto de Chiclana.

Los menos de 75.000 chiclaneros ven en efecto cada verano cómo, sobre todo en Sancti Petri, la población puede llegar a cuadruplicarse con la llegada de turistas procedentes de Madrid, País Vasco o Extremadura, entre otras zonas de España, así como extranjeros, sobre todo de Alemania.

Cuando viajes a Chiclana, no dejes pasar la ocasión de salir a tapear por los chiringuitos de playa o por algunos de los bares del centro, ya que es una auténtica delicia. Tortillita de camarones, pescadito frito y marisco fresco protagonizan los aperitivos en los que no puede faltar un vino de esta tierra que otrora basara su economía en el cultivo de la vid.

Qué ver

Uno de los edificios más emblemáticos es el Castillo de Sancti Petri, que se sitúa en medio del mar, es visible desde la orilla, en La Barrosa, y es el gran testigo de espectaculares puestas de sol en este pedazo de la Costa de la Luz. Se trata de una fortaleza que fue levantada en el siglo XVIII sobre los restos del Templo de Hércules Melkart. Un buen reto es llegar a nado al islote en el que se halla.

Otro clásico es el llamado Arquillo del Reloj, punto de encuentro de los chiclaneros que se encuentra en la Plaza Mayor y se trata de la torre campanario de la Iglesia de San Juan Bautista. La iglesia de San Telmo, en cuyo interior se encuentra la Virgen de los Remedios, patrona de Chiclana, junto a la Ermita de Santa Ana, que destaca por su cúpula, son otros edificios para no perderse en la visita.

Qué probar

Es un lugar ideal para descansar junto al mar así como practicar deportes como el surf y el golf. Las playas, además de hermosas, son de gran calidad (limpias y en buen estado).

Pasear durante horas o tomar un buen aperitivo desde la arena son algunas opciones de la excelente playa de La Barrosa. En cuanto a la de Sancti Petri es fantástica para el wind-surf, la pesca o el submarinismo; la de Punta de Piedras, para deleitarse entre dunas y acantilados y, por último, la del Puerco, para disfrutar de la intimidad. Jugar al golf no puede faltar y esto se puede hacer en Golf Novo Sancit Petri (36 hoyos, con espectaculares vistas al mar y rodeado de pinos) o Club Lomas de Sancti Petri (18 hoyos).

Otra gran idea es relajarse en los famosos Baños Árabes, un hammam donde se pueden disfrutar las bondades del agua o de un buen masaje, así como tomar un té o una copa en un ambiente entre magrebí y chill-out.

Los pros

Los contras

Qué pensar

Dependiendo donde se venga, será una buena idea (o no) coger el coche para llegar a Chiclana-Sancti Petri. Eso sí, una vez allí, sobre todo si se trata de un hotel de Sancti Petri, conviene saber que en verano aparcar es misión imposible; por lo que más vale reservar parking en el hotel. Muchos de éstos poseen aparcamiento exterior gratuito, pero de pocas plazas. El coche es útil para las excursiones puesto que en Sancti Petri lo que está a mano son playa, golf y centros comerciales.

En cuanto al clima, es apacible en general y el único factor que puede fastidiar un día de playa es el viento de Levante. Asimismo, no hay que dejar de pensar en la diferencia entre alojarse en Chiclana o Sancti Petri: el primero es más modesto, económico y agrupa los servicios propios de una localidad de menos de 100.000 habitantes; mientras que el segundo es más exclusivo, con precios acordes a su nivel.

Qué evitar

Aquellos que no sean amigos de los lugares concurridos, agradecerán saber que Sancti Petri es un hervidero de gente durante el verano, en concreto sus establecimientos de hostelería, esto es, hoteles y restaurante.

Por el contrario, la playa, gracias a sus dimensiones, permite, incluso en los meses de julio y agosto, un reparto más holgado de toallas y sombrillas. Otro detalle a tener en cuenta y que el bolsillo agradecerá es evitar elegir la típica terraza de sofás apetecibles y marco incomparable si es que no se temen posibles clavadas en la factura. Esto tiene todas las probabilidades de ocurrir en temporada alta en Sancti Petri, y no tanto así en el pueblo de Chiclana. Conviene no olvidar en informarse de las coordenadas GPS del hotel ya que muchos de éstos se ubican en la dirección genérica de la urbanización de Sancti Petri, lo que induce a pérdidas.

Qué degustar

Gracias a su ubicación, junto al Atlántico y las Marismas de Sancti Petri, Chiclana tiene una gastronomía local protagonizada por pescados y mariscos de gran calidad. Esta gastronomía es muy variada, ya que en sus recetas se encuentran pescados de todo tipo: de estero, camarones, almejas, langostinos y gambas, entre otros.

Un plato muy tradicional es la Berza chiclanera, elaborado con garbanzos, judías blancas, calabaza, boniato y judías verdes, y al que también se le puede añadir un complemento de ternera, chorizo o tocino. Para saborear estos manjares no puede faltar algún vino de la tierra, ya sea oloroso, moscatel o fino. Como colofón, nada mejor que una torta de almendra. En cuanto a la oferta en restauración, Chiclana cuenta con diversos restaurantes y bares de buena cocina. Los que se ubican en Sancti Petri destacan no sólo por esto sino también por su calidad en instalaciones así como la situación, a la orilla del mar.

Qué traer

Uno de los emblemas del municipio son las muñecas Marín, cuya fábrica sigue funcionando como tal y se puede visitar. Estas muñecas, ataviadas con vestidos flamencos, hicieron furor en su día gracias a la idea de su creador, José Marín, que fundó la fábrica a finales de los años veinte. Este recuerdo se puede adquirir directamente en la fábrica-museo así como en otros establecimientos de la localidad y Sancti Petri.

Otros recuerdos típicos de Chiclana son las figuras en cerámica o los motivos realizados en forja, como los cabeceros de cama. No pueden faltar los vinos, en especial los olorosos, los cuales se pueden comprar directamente en las bodegas. A la hora de ir de compras no hay que olvidar la diferencia de precios que hay entre Chiclana y Sancti Petri, ya que la segunda es mucho más cara por el caché de la propia urbanización
España : Descubre las ciudades
  • Madrid Madrid
  • Málaga Malaga
  • Palma de Mallorca Palma de Mallorca
  • Barcelona Barcelona
  • Las Palmas Las Palmas
  • Lanzarote Lanzarote
Las regiones España
  • Andalucía
  • Baleares
  • Canarias
  • Asturias
  • Aragón
  • Cantabria
  • Castilla la Mancha
  • Castilla y León
  • Cataluña
  • Extremadura
  • Galicia
  • La Rioja
  • País Vasco
  • Comunidad de Madrid
  • Navarra
  • Murcia
  • Comunidad Valenciana