• Conéctate
Vacaciones en Marruecos
Maria M - Easyturista - Publicado el 14/03/2019 - 22h7 Avatar de M Maria

Hola!
Viajamos a Marruecos como un grupo, todos los años vamos a un lugar diferente. El dinero lo permite, nos encanta viajar, pero tienden a permanecer lejos de tours organizados en el sentido usual de la palabra ya tan a menudo tienden a protegerlo de la realidad entrar en los lugares, saltando de atracción turí¬stica a la siguiente. Este año hemos decidido ir a Marruecos, sobre todo porque me pareció barato, pero después de las vacaciones que estábamos definitivament e en el amor con el lugar.
Volamos a Marrakech y nos impresionó de inmediato a la llegada en el edificio del aeropuerto: su exterior del techo es increí¬ble como el encaje y el sol brilla a través de él, proyectando sombras hermosas en el pavimento: las que ya habí¬a un ambiente increí¬ble saludarnos. Tomamos un taxi a Marrakech, con cientos de scooters exceso de velocidad alrededor de nosotros! Nuestro hotel en lo cierto de la Jemaa el-Fna - un caos ordenado de olores, colores y sonidos, por dí¬a y por la noche! No habí¬a aprendido a no caer en hacer fotos de chicos con las cobras, pero así¬ es como empezó! Pasamos tres dí¬as en Marrakech visitar los destinos turí¬sticos tradicionales (el zoco, los jardines de Majorelle, ..) antes de que nos encontramos con nuestros guí¬as de ( http://www.viajebereber.com ) que habí¬a elegido para la visita real.
Desde el principio, encontramos Hassan una persona increí¬ble, lleno de alegrí¬a, de salida, pero no intrusiva. Salimos de Ouarzazate donde visitamos la Kasbah de Ait Ben Haddou (muchas pelí¬culas se hicieron allí¬) y luego se apaga a las Gargantas del Todra. Aquí¬ nos quedamos en un hotel construido en las cuevas! ¡Qué maravilloso! Si quieres te puedo dar su nombre. Las piernas siguiente de nuestro viaje fueron los clásicos: Erfoud, Merzouga, Rissani, Zagora y Ouarzazate, la noche siguiente nos dirigimos a un oasis en el desierto en camellos, para pasar la noche en una tienda bereber claramente contar todas las estrellas en la Ví¬a Láctea (bueno, casi todos). también cómo podemos olvidar nuestra parada en el camino hacia Zagora, parando para tomar una foto, cuando de pronto 4 niños saltó de la nada que ofrece un caballito de barro, que habí¬an hecho con sus manos, a cambio de un poco de caramelo! Y cuando nos acompañó a través de los pequeños callejones oscuros interior de un pequeño pueblo en el sur, revelando el significado de la pobreza, lo que nos permite mirar en silencio y con respeto a la vida cotidiana de las personas en el sur de Marruecos.
¿Y cómo no recordar el almuerzo, comer pizza bereber, en una fábrica de alfombras pequeñas, sentado en medio de todos los colores bailando y tantos tipos de tela! Podrí¬a seguir durante horas contando los sentimientos, más de los lugares que visitamos, en realidad se trataba de
un recorrido mágico.

  • Eliminar
Crear una nueva discusión
¿Quieres ser avisado por mail de cada respuesta?

    últimas discusiones activas Marruecos