• Conéctate
Pais del Loira, Francia
Pais del Loira
© Fotosearch / GraphicObsession
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos
Lugares turísticos Pais del Loira
Gonzalo González Beneytez
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

Gastronomía

En el litoral, el marisco y los crustáceos están siempre presentes. En el interior, los pescados de agua dulce cocinados con mantequilla son lo más indicado. No podrás pasar por Mans sin degustar sus famosos «rillettes» o chicharrones finos. Este periplo gastronómico te hará pasar por Angers y sus «rillauds» (cerdo cocido en su grasa) y por el culo de ternera a la angevina. La "bonnotte" (patata) y la "mogette" (judía) son el acompañamiento ideal para tus platos.
En cuanto al queso, te propondrán el Curé Nantais y el Crémet.
El pastel de Nantes, los pastelillos de Anjou, la tarta de manzana o el brioche de Vendée, así como las galletas, darán un toque dulce a este recorrido gastronómico. Para beber, como acompañamiento a estos platos, podrás elegir entre el "muscadet" (vino blanco seco), los vinos de Anjou y de Saumur, el "pommeau" (licor) de Maine y los vinos de Vendée.

Los monumentos

El patrimonio arquitectónico del País del Loira es muy importante. Se suceden castillos, catedrales, iglesias o abadías, todos ellos con un patrimonio histórico único, testigos de escenas del pasado. Tiffauges puede que sea uno de los edificios más conocidos de la región. Además de su museo de artefactos de guerra, también podemos asistir a una cinéscénie, menos impresionante que en el Puy du Fou pero igualmente muy agradable. El monumento ha sabido adquirir cierta fama, quizás en parte gracias a su antiguo propietario, Barba Azul. El castillo de Chateaubriand o el de los Duques de Bretaña también merecen la pena, aunque solo sea por su estética confusa. Asimismo, la región está repleta de edificios religiosos, como la espléndida abadía real de Fontevraud, que está catalogada como monumento histórico y se extiende a lo largo de 13 hectáreas. Aquí puedes admirar especialmente el estilo escultural propio de la región angevina. También hay que asegurarse de no perderse el pasaje Pommeraye, una galería que ha mantenido su primera función comercial. Estatuas, relojes y escaleras de madera chirriantes hacen que esta vidriera de 3 plantas resulte realmente auténtica. Otro dato curioso: la catedral de Luçon es la más pequeña de Francia. Combina los estilos clásico, gótico y románico.

Arte y cultura

Junto con un impresionante patrimonio, la región de País del Loira alberga numerosos museos de temáticas variadas. El valle del Anjou cuenta con un museo dedicado al vino, y la verdad es que está bastante conseguido con sus 1200 m² didácticos que explican la elaboración de esta bebida. Además, se anima a los visitantes a participar en una breve sesión de enología en la que se pone a prueba su capacidad olfativa. En Angers, capital de Maine-et-Loire, el museo de las bellas artes incluye 3000 m² de exposiciones permanentes. Se divide en dos secciones y en él podrás admirar cuadros y esculturas del siglo XV al XX, así como artefactos arqueológicos hallados en la región, desde el neolítico hasta la actualidad. Una dimensión histórica a la que se suma el parque de CAIRN, situado al sur de Les Sables-d'Olonne, que a través de un paseo animado con monitores cuenta la vida y la instalación de nuestros antepasados de la prehistoria. El museo del automóvil de Sarthe es un lugar de visita obligada para los amantes de las grandes cilindradas, ya que allí encontrarán 12 vehículos ganadores de las 24 horas de Le Mans.

Las actividades de ocio

La arena quema, el público grita, los carros tirados por caballos se enfrentan en la arena en una lucha sin piedad... No, no has viajado a la Antigua Roma, sino que te encuentras en Puy du Fou, donde la magia de la Historia te hará perder la noción del tiempo. Caballeros, rapaces, espectáculos ecuestres, artesanos tradicionales e incluso mosqueteros desfilan a lo largo de la Cinéscénie, una atracción espectacular de una hora y cuarenta minutos. El País del Loira también da importancia a los animales, como lo demuestra el Océarium du Croisic, con sus pingüinos y sus tiburones (a los más pequeños les encantará el «Touch Pool», donde podrán entrar en contacto directo con algunos animales marinos), o también el parque zoológico de Doué-la-Fontaine, con sus especies raras, como el hipopótamo enano. Los más atrevidos acudirán a ponerse a prueba al Parc-Aventure de Anjou y su bosque de 52 hectáreas. Hay recorridos para principiantes y expertos, un trampolín que permite despegar a más de nueve metros y una tirolina, ideal para sentirse como Indiana Jones.

Los deportes

El sol brilla, la naturaleza resplandece de color y el castillo de Chambord se erige majestuosamente delante de ti como recompensa a todo el pedaleo necesario para llegar. Una visión encantadora hecha realidad gracias a los 800 kilómetros de pistas que serpentean a través de la región, 140 kilómetros de las cuales transcurren por Anjou. Asimismo, los grandes espacios permiten la creación de campos de golfs, algunos de los cuales se cuentan entre los mejores de Francia. Entre ellos destaca el slope más elevado de Francia, dentro de la Domangère; los circuitos especiales para principiantes, como el de Les Fontenelles en Vandea; u otros con unas vistas magníficas de los alrededores. Se trata de la oportunidad perfecta para combinar el deporte con el sosiego en un espacio de lo más relajante. Los amantes de las emociones fuertes podrán montar en vehículos de vela a lo largo de la costa de la Luz. La escuela de navegación SEMVIE ofrece numerosos cursos: desde kayak a catamarán, pasando por surf o vela; el paraíso de los amantes de los deportes acuáticos.