• Conéctate
Hotel Smeraldo Beach Hotel 4 estrella
Easyexpertos
Località III Monti, 3, 07020 Arzachena Olbia-tempio, Italie Baia Sardinia, Italia -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

El Grand Hotel Smeraldo Beach no es el hotel que elegiríamos en primer lugar para una estancia en Cerdeña. Sin embargo, hay que reconocer que el marco es agradable, gracias a su vegetación exuberante sobre el mar turquesa. Un auténtico placer para la vista, sobre todo porque el hotel está alejado del ruido, ideal para relajarse.

+
  • Balneario
  • Descanso
  • Vuelo
    • Hotel Smeraldo Beach

      Smeraldo Beach   -   © I. Lubinetsky/Easyvoyage

    • Hotel Smeraldo Beach

      Smeraldo Beach   -   © I. Lubinetsky/Easyvoyage

       
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas

    Ubicación 1.0 /10

    En el noroeste de la isla, a 12 km de Arzachena. A 35 km de Olbia (37 km del aeropuerto), unos 40 min. en coche.

    Habitaciones 7.20 /10

    Las habitaciones se reparten en 2 categorías: las primeras (72) dan a la carretera, residencias privadas y el interior de las tierras. Las vistas no son excepcionales. Las segundas dan al mar (60 vista frontal y 30 vista lateral). Tanto en las primeras como en las segundas, el nivel de confort es correcto, la decoración bastante agradable con un único pero: el suelo enmoquetado, que no combina para nada con el resto. Sin embargo, las habitaciones con vistas al mar son más grandes. Los equipamientos y la decoración son totalmente satisfactorios con climatización, televisión vía satélite, minibar y cuarto de baño con bañera, muy limpio, donde la ventilación es algo ruidosa. Todas las habitaciones poseen un balcón de unos 4 m² con una mesa y dos sillas. La decoración en tonos pastel no tiene nada de original pero no deja de ser agradable. Las habitaciones son luminosas y el panorama es bonito en el caso de las que dan al mar. Caja fuerte en recepción (servicio de pago).

    Infraestructura 7.20 /10

    El Smeraldo Beach, construido en 1974, no forma parte de los hoteles que elegiríamos para una estancia en Cerdeña. El marco exterior es francamente atractivo, pero el interior no lo es tanto. Un ambiente particular que se percibe nada más llegar: el trato no es muy cálida, el vestíbulo es bastante oscuro y el mobiliario no es del mejor gusto, el estilo resulta bastante pesado e imponente. Es difícil sentirse a gusto, por lo que nos mostramos poco entusiasmados con la continuación de la visita. El camino a las habitaciones es más agradable en general, un tercio tienen vistas al mar. Tampoco podemos decir que el restaurante es una maravilla. Más bien todo lo contrario. Un lugar al que le falta luz a pesar de las grandes cristaleras (que no se abren) con unas vistas impresionantes al mar, con mesas que invaden el espacio hasta tal punto que no se ve más que eso. En definitiva, un lugar sin encanto, sin olvidar que las comidas son mediocres. En el exterior, el marco es mucho más agradable aunque el terreno sea escarpado y no dejemos de bajar para luego subir escaleras. La vegetación es abundante, y numerosos rinconcitos permiten descansar en toda tranquilidad, cerca de las 4 pequeñas piscinas. Algunos huéspedes prefieren las pequeñas calas, situadas más abajo. Y no es de extrañar. Un agua esmeralda, un marco sublime con vistas a las montañas, cuesta resistirse.

    Restauración 5.70 /10

    El Smeraldo sólo tiene un restaurante "l'Esmeralda", cerca de una de las piscinas, donde se sirven las tres comidas. Como os decíamos antes, ni el lugar, ni la calidad de la cocina son satisfactorios. La decoración es anticuada y la disposición de las mesas no permite disfrutar de intimidad. Lo cual es bastante decepcionante ya que las grandes cristaleras con bonitas vistas al mar permitirían disfrutar de una agradable comida. También habría que mejorar la calidad de los platos preparados. Tenemos la impresión de que se hacen a toda prisa y que algunos productos son congelados de mala calidad. En cambio, el servicio es cuidado, los empleados se encargan de los detalles e intentan, como pueden, hacerte disfrutar de la comida. Aunque con poco éxito. Lo que hay en el plato no nos convence. Esperemos simplemente que esto no sea algo general. En temporada alta abre el "Beach Bar", donde también se puede comer y cenar. El hotel propone 2 bares:

    Playa 8.70 /10

    No se trata realmente de una playa sino de una pequeña cala situada más abajo donde, dicho sea de paso, no hay sitio para todos los huéspedes. Los más "rápidos" serán los mejor servidos. El entorno es sublime: un agua color esmeralda en la que se bañan algunas rocas y una pequeña "playa" de arena rodeada por bonitos promontorios naturales de granito. También encontramos a ambos lados pequeños rincones donde podremos dejar la toalla para tumbarnos al sol. El hotel pone a disposición de su clientela una cantidad suficiente de tumbonas y parasoles, ya no son del todo nuevos, pero son correctos.

    A saber

    Todas las noches hay música en directo en el bar del vestíbulo, antes y después de cenar.
    Todas las habitaciones están enmoquetadas.
    Se aconseja alquilar un coche para poder disfrutar de las bonitas playas y de los paisajes de los alrededores.

    Equipamientos

    • Aparcamiento
    • Restaurante
    • Internet
    • Climatización
    • Espacio Bienestar

      masaje, sauna, puesta en forma

    • Piscina
    • Gimnasio

      tenis, esquí náutico, aerobic, volley, baloncesto, golf, tiro al arco, squash, surf, fitness

    • Caja fuerte
    • Habitación no fumador

    Ventajas

    • La tranquilidad del lugar
    • El entorno agradable
    • El número de piscinas (4)

    Inconvenientes

    • La falta de instalaciones infantiles
    • La superficie reducida del terreno
    • La playa muy pequeña
    • Terreno escarpado

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    -
    • Puntuación Total -/10