• Conéctate
Hotel Cases de Son Barbassa Hotel 5 estrella
Easyexpertos
Cala Mesquida, España -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

Una "finca" muy bonita y renovada, en un entorno tranquilo y maravilloso. El lugar perfecto para relajarse y disfrutar. El hotel se sitúa en un entorno muy tranquilo, lejos de los otros turistas. Si te gusta la naturaleza, la calma y un toque de romanticismo, es el lugar ideal.

+
  • Bien situado
  • Descanso
  • Encanto
  • Corazón
  • Naturaleza
  • Vuelo
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas

    Ubicación 3.0 /10

    Esta antigua casa de campo, abierta a los turistas en 2003, está rodeada del magnífico parque natural Llevant. Capdepera se sitúa a unos 2 km y Cala Ratjada a 5 km. La "finca" se encuentra en una propiedad de 100.000 m2 plantada de olivos, almendros y baobabs. Unos 3 km hasta Cala Guya y Cala Mesquida. La "finca" se sitúa sobre el "Puig de Son Barbassa" y ofrece así unas vistas espléndidas. Desde aquí podemos ver el burgo medieval de Capdepera y el Mar Mediterráneo.

    Habitaciones 8.45 /10

    Las 12 habitaciones son muy estilosas, acondicionadas en una mezcla de diseño rústico y moderno. La decoración de las habitaciones es algo diferente y cada una tiene su propio carácter. Hay habitaciones con terrazas panorámicas, 2 suites y habitaciones para las familias con niños, como la habitación doble familiar (dos habitaciones unidas entre sí). Esta confortable propiedad dispone de 2 plantas con un total de 12 habitaciones, 10 de ellas dobles y 2 suites junior. Las habitaciones de la fachada tienen vistas al valle y las de atrás tienen una terracita y vistas a los acantilados y la vegetación. Desafortunadamente, algunas habitaciones se sitúan de manera que el restaurante molesta un poco a los clientes.

    Infraestructura 8.45 /10

    La "finca" ofrece a sus clientes salones con chimenea, acceso a Internet y un restaurante climatizado. La antigua torre y la antigua cocina se han convertido en salas tranquilas con cómodos sofás donde podemos leer y relajarnos. Los espacios comunes en la "finca" están muy bien acondicionados y llenos de ambiente, con un fondo musical de jazz groovy. Fuera se encuentra una magnífica piscina de agua dulce con vistas panorámicas. Alrededor encontramos camas con estores, cojines y toallas. La piscina tiene también un minibar, genial para tomar algo al borde de la piscina.

    Restauración 8.45 /10

    El restaurante está totalmente acristalado y disfrutamos de unas vistas magníficas al valle y los alrededores. Para desayunar entre el aroma de las rosas y de la lavanda, la terraza es un buen lugar. El desayuno es muy abundante y servido por un personal que sabe anticiparse a las necesidades. La carta de la noche es buena y suficientemente variada. La cocina es mediterránea y el cocinero utiliza productos frescos y naturales que cultiva él mismo o procedentes del mercado local. La calidad es muy buena y el restaurante suele recibir a clientes ajenos al hotel. Una vez a la semana, el jueves por la noche, se celebra una parrillada que no puedes perderte. El hotel propone todas las semanas o cada dos semanas degustaciones de vino mallorquín con un menú degustación.

    A saber

    Un soplo de aire fresco para los individualistas, para ir y disfrutarlo. Como la "finca" está alejada de los lugares de compras, restaurantes, etc. (por eso es tan tranquila), es mejor tener un coche.

    Equipamientos

    • Aparcamiento
    • Restaurante
    • Internet
    • Climatización
    • Espacio Bienestar

      baño turco

    • Piscina
    • Gimnasio

      water-polo

    • Caja fuerte
    • Solarium

    Ventajas

    • Espléndidas vistas
    • Una situación tranquila
    • Personal atento
    • Buena relación calidad-precio

    Inconvenientes

    • Poco adaptado para los niños
    • El coche es importante
    • No tiene ninguna playa cerca

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    • Puntuación Total -/10