Hotel Laguna Hotel 3 estrella
Easyexpertos
C/Costa i Llobera, s/n Canyamel, España -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

Canyamel, en la costa norte de Mallorca, es un oasis para los clientes sencillos. Este hotel se adapta a las familias que buscan tranquilidad. El personal del hotel es amable, competente y acogedor. Muchos alemanes y suizos vienen regularmente al Laguna y la verdad es que se entiende. Las habitaciones son sencillas y rústicas, pero en un sitio como este, uno no viene a pasar mucho tiempo en su habitación.

+
  • Balneario
  • Familia
  • Descanso
  • Vuelo
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas
    • Ubicación

      3.0 /10
    • Habitaciones

      6.20 /10
    • Infraestructura

      7.45 /10
    • Restauración

      6.70 /10
    • Playa

      8.70 /10
    • A saber

    • El hotel Laguna está directamente situado en la playa de Canyamel. Vale la pena reservar una habitación con vistas al mar porque las vistas del conjunto de la bahía son magníficas. El pueblo de Canyamel es pequeño, pero refinado y fácil de visitar. Encontrarás todo lo que necesitas para la vida cotidiana en una pequeña calle comercial cercana al hotel. La piscina está separada de la playa solo por un cristal, de modo que tienes vistas directas al mar.

    • La sencillez de las habitaciones no es ninguna molestia puesto que las vistas a la bahía lo compensan todo. Las habitaciones están muy limpias y cuentan con un mobiliario un poco anticuado pero en muy buen estado. Si necesitas más espacio, puedes alquilar una de las habitaciones de la villa de al lado, unida al hotel. Desgraciadamente no dispone de aire acondicionado, solo tiene unos ventiladores de techo. La solución de dejar la ventana abierta por la noche no es posible para los que tienen la habitación que da a la calle porque entonces les molestaría el programa de animación del hotel vecino.
    • El Laguna es un hotel no demasiado grande, blanqueado con cal con unas contras rojas, que tiene un encanto especial. Este hotel de tamaño medio se construyó en 1964 y se renovó en 2003. Está compuesto por un edificio principal (7 plantas) y un edificio anexo (2 plantas), y posee 93 habitaciones. Dos de ellas disponen de cuatro camas y 20 tienen una puerta de comunicación que hace que se adapten totalmente a las familias con niños. La piscina, situada en un hermoso jardín, no es muy grande, pero es ideal para el número de clientes del hotel. No hace falta que te pelees para conseguir una tumbona porque tienes la posibilidad de reservarlas en recepción para todas las vacaciones. La animación es, agradablemente, discreta. Para los niños hay un programa que cambia a diario y una minidiscoteca por la noche. Para los ciclistas, un aparcamiento para bicicletas disponible para dejar las suyas.
    • Los platos principales son variados y están buenos. Siempre hay algo rico en el bufé y no suele haber cola. Las frutas y los postres son una delicia al mediodía y a la noche. Las bebidas tienen un precio normal. Podrás llevártelas a la habitación o dejarlas en la mesa y retomarlas en la siguiente comida.
    • Canyamel dispone de una playa de arena de más de 300 m de largo. Además, es una arena fina y dorada. El agua es cristalina y está limpia. No suele haber medusas ya que la playa está aislada en una pequeña bahía. Se pueden practicar muchas actividades en la playa de Canyamel. Tiene acceso directo al "torrente de Canyamel" o a las cuevas de Artá a través de unas escaleras. La playa dispone de las instalaciones completas que uno espera encontrar en la playa: sombrillas, tumbonas, socorrista, la Cruz Roja. Se proponen deportes acuáticos como submarinismo o barcos de motor. Los dos restaurantes de la playa ofrecen un servicio de alto nivel y una comida sencilla pero deliciosa.
    • El hotel está gestionado con amor y cortesía por una cadena de hoteles suizos. La mayoría de los clientes son personas de la tercera edad o familias jóvenes con niños. No es un hotel para personas con ganas de fiesta. La animación del hotel dura hasta aproximadamente las 23:00 h, después todo se vuelve a quedar tranquilo hasta el día siguiente, de modo que podemos constatar que es un hotel para aquellos que simplemente desean relajarse. Los clientes vienen sobre todo de Alemania y de Suiza, y algunos de Francia.

    Equipamientos

    Ventajas

    • Magnífica situación
    • Adaptado a las familias
    • Tranquilo

    Inconvenientes

    • No hay climatización
    • Las paredes son finas

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel