Hotel Duro Beach Hotel 3 estrella
Easyexpertos
Cumbuco, Brasil
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

A primera línea de la playa de Cumbuco, el Duro Beach es una posada de apenas 17 habitaciones. Cumplirá las expectativas de los aficionados al kitesurf, más interesados en la escuela de este deporte y la posibilidad de guardar gratuitamente su material, que en un confort de 5 estrellas. La clientela a la que se dirige este hotel es gente joven y deportista, que se encontrará con un ambiente jovial e internacional. El estilo del Duro Beach, con sus tejados de paja, sus hamacas y sus balcones de madera, es voluntariamente espartano y se integra a la perfección en el paisaje que lo rodea. A pesar de ello, el restaurante cuenta con muy pocos platos de cocina local. Y debes tener en cuenta que cierra antes de la cena... En resumen, se trata de un establecimiento que puede gustar a los jóvenes, a los deportistas y, por qué no, a las parejas que busquen tranquilidad.

+
  • Deportes
  • Balneario
  • Bien situado
  • Naturaleza
  • Vuelo
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 45 colaboradores
    • - booking.com - Ver los precios
    • - AccorHotels.com - Ver los precios
    • - AsiaTravel.com - Ver los precios
    • - Amoma - Ver los precios
    • - Ctrip.com - Ver los precios
    • - Ebookers - Ver los precios
    • - Elvoline - Ver los precios
    • - Expedia - Ver los precios
    • - Site officiel de l'hotel - Ver los precios
    • - Getaroom - Ver los precios
    • - Hanatour - Ver los precios
    • - HappyRooms - Ver los precios
    • - Hilton.com - Ver los precios
    • - Homestay.com - Ver los precios
    • - Hotel.info - Ver los precios
    • - Hotelius - Ver los precios
    • - Hotelnjoy - Ver los precios
    • - Hotelpass - Ver los precios
    • - HotelJoin - Ver los precios
    • - Hotelopia - Ver los precios
    • - Hotell.no - Ver los precios
    • - Superbreak - Ver los precios
    • - Hotels.com - Ver los precios
    • - HotelsClick.com - Ver los precios
    • - HotelTravel - Ver los precios
    • - Hotelquickly - Ver los precios
    • - Hotusa - Ver los precios
    • - Jalan - Ver los precios
    • - Lastminute.com - Ver los precios
    • - Laterooms - Ver los precios
    • - Otel - Ver los precios
    • - Ostrovok - Ver los precios
    • - Ozon Travel - Ver los precios
    • - Prestigia - Ver los precios
    • - Rumbo BravoFly Volagratis - Ver los precios
    • - Rakuten - Ver los precios
    • - Reserver avec l?hotel - Ver los precios
    • - Sembo - Ver los precios
    • - Skoosh - Ver los precios
    • - TravelClick - Ver los precios
    • - Travelocity - Ver los precios
    • - Voyage SNCF - Ver los precios
    • - Yanolja - Ver los precios
    • - ZenHotels HC - Ver los precios
    • - Agoda - Ver los precios
    Ver más ofertas

    Ubicación 9.49 /10

    El Duro Beach se encuentra en Cumbuco, no hace falta precisar más. El pueblo es tan pequeño que hasta los nombres de las calles carecen de importancia. Si llegas en taxi, quizás tengas la suerte de dar con un taxista que lo conozca, aunque lo más probable es que termine preguntando a algún compañero de profesión o a los peatones. En cambio, si llegas en autobús o en coche, solo tienes que seguir las indicaciones hacia Cumbuco y, una vez allí, preguntar. No puedes equivocarte. El hotel se encuentra a unos 25 km de Fortaleza, es decir, a unos 40 minutos de trayecto. Desde el aeropuerto de Pinto Martins, hay unos 35 km, por lo que deberás calcular unos 50 minutos de camino.

    Habitaciones 7.20 /10

    El Duro Beach solo cuenta con 17 habitaciones, 15 de ellas estándar y 2 superiores. Estas últimas se diferencian porque son algo más espaciosas y disponen de un balcón más grande con vistas directas al mar. No está mal. Si viajas en pareja te recomendamos estas habitaciones. Por lo general, los deportistas se conforman con las habitaciones estándar y poco importa si estas no tienen vistas al mar, aunque cuesten lo mismo que el resto de habitaciones de la misma categoría. Pero si a ti te importan las vistas al mar, mejor que reserves una habitación de categoría superior, pagarás un poco más pero sabrás lo que puedes esperar. Ya que si eliges una estándar, deberás conformarte con la habitación que te asignen, sin poder protestar. Las 17 habitaciones se reparten en dos edificios de tres plantas. Se sube por unas estrechas escaleras de caracol y se accede a las habitaciones por un balcón de madera. Aquí también nos encontramos con un espíritu vagamente de estilo "cabaña elegante", con materiales naturales en el suelo y paja en el techo. El Leitmotiv de las habitaciones es la madera, prácticamente sin trabajar en el caso de las camas (sin cabecera), el escritorio en el que se apoya el televisor y la silla; y algo más trabajada en el caso de las puertas y el tablero del lavabo del cuarto de baño. Incluso la ducha, con sus ladrillos aparentes, respeta el estilo deliberadamente espartano del hotel. Por cierto, atención con la cisterna del agua, decir que es lenta es poco. En cambio, el balcón es una pequeña joya: en la misma madera que tanto nos gusta, con hermosas sillas de mimbre, una pequeña mesa y, finalmente, una hamaca, para sentirnos como un auténtico brasileño. Entre los servicios que se ofrecen hay productos de aseo, televisión y caja fuerte, aunque no hay aire acondicionado individual, solamente un ventilador o, aún más sencillo, el viento. De hecho, aquí los cristales parecen superfluos y, tanto la puerta de la entrada como la del balcón dejan pasar corrientes de aire, algo ideal para los que quieren ventilación sin la molestia del ruido.

    Infraestructura 7.70 /10

    El Duro Beach está situado en un jardín justo delante del mar. Desde el camino (de tierra), el portal de entrada parece el de una casa particular. Una vez en el interior, encontrarás la recepción a la derecha, situada debajo de una pequeña casa con el techo de paja. Delante de esta nace un sendero que lleva al bar-restaurante por un lado, a la piscina por otro, y a la playa todo recto. Entre las diferentes bifurcaciones encontrarás un jardín cuyos árboles, aparte de dar sombra, sirven para colgar hamacas. Allí también encontrarás cojines esparcidos por el césped para que puedas tomar el sol. Son una alternativa agradable a las tumbonas, también presentes y enfocadas hacia el mar. El jardín se divide (de forma más bien simbólica, con la ayuda de un cordón tendido entre dos estacas) en dos partes: una pública y una reservada a los clientes. En la primera, la que está abierta al público, se encuentra el bar-restaurante y la escuela de kitesurf, gestionada por Gabriel y de pago, incluso para los clientes del Duro Beach. En la segunda zona, la reservada a los clientes, hay una piscina (hermosa pero no demasiado grande), grandes cojines y tumbonas, un pequeño salón-veranda, con su propia biblioteca (que parece que se utiliza poco a juzgar por el polvo que se acumula en los libros) y una zona de masajes. Almacenar el material de kitesurf es gratuito, así como la conexión inalámbrica a Internet, disponible en todo el hotel, incluso en la zona pública.

    Restauración 6.95 /10

    Bajo su techo de paja sintética, el bar-restaurante del Duro Beach también está abierto a los clientes de fuera del hotel. Y es que su situación es ideal para los que llegan a la playa, ya que basta con cruzar una pequeña sección de jardín para alcanzar la tarima de madera del restaurante. El único momento reservado para los clientes del hotel es el desayuno, de 8:00 a 10:00 h, y en el que se sirve un bufé con zumos de frutas, té, café, leche, galletas, pan, queso, jamón y cereales. Sin olvidar las omnipresentes frutas brasileñas, preparadas al estilo casero, en termos o fiambreras (perfectos para evitar los insectos), y que nos recuerdan a aquellas veces en las que llegábamos tarde a casa y encontrábamos esperándonos un plato caliente. Debes servirte tú mismo (incluso los cubiertos) y sentarte al lado de desconocidos (o no) alrededor de una gran mesa de madera maciza, de cara al océano para empezar a observar las olas. Una vez termina el desayuno, el bar se abre al público a partir de las 11:00 h. La cocina no es fantástica si lo que buscas son platos locales, pero las raciones son muy abundantes. De estilo comida rápida, aunque en realidad no lo sea tanto. Entre las "especialidades" propuestas: Duro Club Sandwich, Beach Big Burger, Tortilla Española, Batata Frita Duro, Duro Salad... Los zumos de fruta son excelentes, hay una gran variedad y se preparan al momento. Atención: a menos que estés acostumbrado a cenar muy temprano, te recomendamos que busques un restaurante fuera del hotel, ya que la cocina del Duro Beach cierra a las 19:00 h y el bar a las 20:00 h.

    Playa

    En Brasil no hay playas privadas, por lo que el Duro Beach no dispone de una. De todas formas, la ubicación del hotel es magnífica, justo al lado del océano. El jardín está directamente a pie de playa, tanto que en su recinto incluye una escuela de kitesurf abierta al público. Te lo advertimos, debes saber que no es buena idea acudir a Cumbuco si lo que quieres es relajarte en la playa. Este pequeño pueblo perdido es el paraíso de los deportistas. El viento sopla con fuerza casi todo el año, por lo que no resulta nada práctico si lo que se quiere son unas vacaciones de playa en las que refrescarse apaciblemente en el agua. Además, si lo que quieres es tomar tranquilamente el sol, lo tendrás difícil, ya que la playa está abarrotada de practicantes de kitesurf con sus velas de colores. Todo un espectáculo.

    A saber

    El Duro Beach cuenta con una atmósfera juvenil y agradable. Durante todos los meses del año está frecuentado por una clientela internacional que acude prácticamente con el único objetivo de practicar kitesurf. El resultado es que el hotel rebosa de jóvenes robustos, de los 18 a los 40 años, atléticos y multilingües. Un placer para los ojos. Aunque no esperes poder ligar con los aficionados al kitesurf, ya que es prácticamente una misión imposible. El 90% de los turistas que acuden a Cumbuco lo hacen para practicar ese deporte: no les interesa salir de marcha, lo único que buscan es viento. Un apunte, nada más. El Duro Beach puede gustar también a las parejas jóvenes que busquen una estancia romántica lejos de la civilización.

    Equipamientos

    • Internet
    • Espacio Bienestar

      masaje

    • Piscina

    Ventajas

    • El estilo, totalmente en armonía con el entorno
    • Los servicios para los practicantes de kitesurf
    • La cercanía de la playa

    Inconvenientes

    • El restaurante cierra muy temprano
    • Las habitaciones están mal insonorizadas

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    1
    • Puntuación Total nc/10
    •  Anonimo. Anonimo.  
      6 Opiniones
      • Vacaciones en novembre 2009 Publicado el 2010-06-07 Con amici - 2 notti (Camera con vista)

        Comfort zero,non c'è neanache la tv!Ma a me piace così,meglio l'oceano,l'amaca sul terrazzo e tanto tanto kitesurf!

      • Ventajas

        L'atmosfera che si crea con gli altri ragazzi nel giardino della pousada,tutti lì per lo stesso motivo:trovare la buona onda!

      • Inconvenientes

        Almeno il frigobar!:-)

      • Infrastrutture
      • Alloggio
      • Posizione
      • Restauro
      • Sport / Divertimenti
      • Animazione / Spettacoli
      • Valutare il prezzo
      • Puntuación Total 7.67/10