• Conéctate
Hotel The Kingston Hotel 2 estrella
Easyexpertos
Dún Laoghaire, Irlanda -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

Situado frente al mar y no muy lejos del puerto de la estación balnearia de Dun Laoghaire, el hotel Kingston es un establecimiento familiar, realmente anticuado. Con todo el "encanto" y los inconvenientes que eso conlleva. ¿Para cuándo se esperan las reformas?

+
  • Balneario
  • Bien situado
  • Vuelo
    • Hotel The Kingston

      The Kingston   -   © Carlos Rodrigues / EASYVOYAGE

    • Hotel The Kingston

      The Kingston   -   © Carlos Rodrigues / EASYVOYAGE

       
    39 Foto(s) Experto(s) 1 Foto(s) Internauta(s)
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas

    Ubicación 10.0 /10

    El hotel está a 5 minutos a pie del centro de la estación balnearia de Dun Laoghaire. Tardarás unos 30 minutos en llegar al centro de Dublín en DART (tren de cercanías). El billete cuesta 2,30 euros. El aeropuerto internacional de Dublín se encuentra a una hora en coche. Para ir al aeropuerto, lo mejor es coger el Aircoach (autobús) justo delante del hotel Royal Marine (a 6 minutos a pie del Kingston).

    Habitaciones 6.45 /10

    Las 53 habitaciones sin encanto, del hotel son de categoría estándar, excepto cuatro de ellas, que cuentan con miradores. Estas últimas están muy solicitadas y tienen la misma tarifa que las restantes habitaciones. Las vistas son magníficas, aunque el paso de los trenes de cercanías provoca inevitablemente algo de ruido. Las ventanas que dan al mar o que están en la azotea disponen de doble acristalamiento. El edificio es bastante antiguo y eso se aprecia, sobre todo, en el suelo, que no está en las mejores condiciones (y que está cubierto por una moqueta verde oscuro). El tamaño, la decoración y el mobiliario pueden variar mucho de una habitación a otra. En cuanto a equipamiento, las habitaciones disponen de algunos armarios, TV con ocho canales, conexión a Internet, teléfono, plancha para pantalones y servicio de té y café. Los cuartos de baño, pequeños y anticuados (como las habitaciones), tienen lavabo, bañera, un pequeños secador de pelo, jabón y productos de tocador muy sencillos, además de un dispensador de jabón Dove. El olor a humedad puede disgustar a más de uno.

    Infraestructura 6.70 /10

    Situado en una calle sin salida y haciendo esquina, el hotel Kingston da, en la parte de la entrada, a un pequeño jardín, a la línea del tren de cercanías, al paseo de la estación balnearia y al rompeolas. El entorno es muy exótico. Las últimas reformas se llevaron a cabo en 1999, algo que se aprecia en sus instalaciones, en la calidad del mobiliario y en la decoración heteróclita. El hotel está formado por dos casas georgianas unidas (clasificadas como patrimonio), cuyas molduras todavía se pueden apreciar en el restaurante. Hay un ascensor que permite llegar a los cinco pisos que forman el establecimiento, atacado ligeramente por la humedad. En prácticamente todo el establecimiento encontrarás alfombras y moqueta. Hay un pequeño mostrador que adorna la recepción, alargada, además de algunos viejos sillones. Para aparcar el coche, puedes hacerlo en el patio, que también se encuentra en una calle sin salida. En la parte elevada con respecto al mar, el pequeño jardín del establecimiento posee algunas mesas desde las que podrás admirar el rompeolas.

    Restauración 6.70 /10

    En uno de los extremos de la recepción hay una puerta que conduce a un pequeño aunque agradable restaurante, el Marconi, abierto para el desayuno entre las 07:00 y las 10:00 h. El espacio alargado termina en un mirador que da al mar. En el techo podrás apreciar las molduras georgianas, con formas de guirnaldas de frutas. En la entrada del restaurante encontrarás el buffet de desayuno, poco variado (cereales, dos platos calientes, etc.). Al otro lado de la recepción, hay un largo bar que dispone de varias zonas abiertas entre sí. El bonito mostrador en curva, los forjados y la madera, más o menos maciza, crean un ambiente acogedor, así como los variopintos objetos expuestos. Podrás almorzar entre las 12:30 y las 14:30 h y cenar entre las 18:00 y las 21:00 h. El menú, escrito en una simple hoja, propone como platos principales: filete, hamburguesa, cordero, pollo, pasta y pescado del día.

    A saber

    El hotel se llamó durante mucho tiempo el Carney Arams.

    El ordenador que permite navegar por Internet es de pago. Hay un camino justo delante del hotel que permite, en un abrir y cerrar de ojos, llegar al paseo junto al mar. La playa más cercana (Sandycove) al hotel se encuentra a 10 minutos. Está especialmente adaptada para las vacaciones en familia.

    Equipamientos

    • Aparcamiento
    • Restaurante
    • Internet

    Ventajas

    • Hotel familiar
    • Situado frente al mar
    • Mansión georgiana

    Inconvenientes

    • Línea de ferrocarril situada entre el hotel y el mar
    • Hotel anticuado
    • No hay servicio
    • La cocina

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    • Puntuación Total nc/10