Hotel Four seasons Hotel 5 estrella
Easyexpertos
Golfo de Papagayo, Costa Rica
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

Considerado el más lujoso de todos los hoteles de Costa Rica, el Four Seasons ofrece, como es de esperar, unas prestaciones de alto standing y un servicio irreprochable. Aunque lo que más impresiona es su ubicación excepcional, la sublime península de Papagayo, propiedad del hotel donde descubrimos entre mar y tierra las sinuosas curvas del campo de golf de 18 hoyos.

+
  • Deportes
  • Balneario
  • Familia
  • Bien situado
  • Descanso
  • Gastronomía
  • Vuelo
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas

    Ubicación 7.0 /10

    Situado en el golfo de Papagayo, el Four Seasons se encuentra a 40 minutos en coche del aeropuerto internacional de Liberia. Desde donde se tardan 40 minutos en avión para llegar a la capital de Costa Rica.

    Habitaciones 8.70 /10

    El Four Seasons tiene 10 chalés y 153 habitaciones impecables. Estas últimas se dividen en varias categorías: 33 suites y 120 estándar. Las "garden" tienen una terraza con vistas a la vegetación cercana. Mientras que las Deluxe en el primer piso y las Premium en el segundo y tercer piso pueden tener vistas al océano. Con 56 m², la habitación estándar da una sensación de lujo y calidez gracias a la abundancia de la madera (parqué y mobiliario). Como era de esperar, está equipada con modernos aparatos: televisión de pantalla plana por satélite, lector de DVD, caja fuerte gratuita, climatización individual y ventilador, minibar lleno en función de los deseos del cliente, tetera/cafetera, teléfono, radio despertador y mosquitera. La única originalidad es la contraventana que separa el cuarto de baño de la habitación. Una vez abierta, puedes ver la televisión mientras te bañas o admirar el paisaje a través de la gran cristalera. El nivel de confort es alto. El amplio cuarto de baño revestido de mármol posee además una ducha y wc separado, un lavabo doble, un secador de pelo y productos de tocador Occitane. Las suites están situadas en casitas de uno o dos pisos sobre pilotes. Desde la terraza coronada por un techo en forma de tatú, los huéspedes divisan el Océano Pacífico. Es una lástima que las paredes exteriores de cemento desentonen con la belleza del lugar. Dispone de servicio de habitaciones las 24 horas.

    Infraestructura 8.95 /10

    Construida en 2004, la propiedad se extiende por toda la península, 20.000 hectáreas muy cuidadas. Una gran parte se destina al excelente campo de golf de 18 hoyos diseñado por Arnold Palmer, 14 de los cuales tienen unas excelentes vistas panorámicas del Océano Pacífico. 7 km de bonitas alamedas, bordeadas por árboles y césped impecable, unen la entrada de la amplia propiedad con la recepción del Four Seasons. Esta última, al aire libre, se encuentra en el extremo límite de la península. La arquitectura moderna y de diseño del edificio principal, diseñado en forma de semicírculo, se desarrolla al ritmo de una serie de paredes gruesas de piedra volcánica. En los diferentes espacios del complejo se han utilizado numerosos materiales naturales. En el gran spa con vistas al Océano Pacífico, todo es claro, impecable y aireado. En este laberinto, no nos atrevemos a hacer ruido. Propone una amplia gama de masajes, siendo el masaje costarricense con monedas calientes el más popular. El Four Seasons cuenta con 4 piscinas, una para que chapoteen los niños y otra para los adultos, con la finalidad de conservar la calma del lugar. La más grande tiene un área de 1.000 m². En el club infantil abierto de 8:00 a 17:00 h, una gran televisión, ordenadores y numerosos juguetes esperan a los más pequeños en un espacio limpio, claro y lleno de color. Los mayores de 12 años pueden dirigirse al club de adolescentes, con su sala de televisión y sus numerosos DVD, las videoconsolas de último grito (ej: la Wii), el billar y la cancha de baloncesto. ¡Nada de adultos, por favor!

    Restauración 8.95 /10

    Mickael Brough, chef canadiense que antes trabajaba en el Four Seasons Dublín, es quien está al mando de los 4 restaurantes del complejo. En el restaurante principal "el Papagayo", el desayuno se sirve a la carta y en forma de bufé. Para poner la guinda al pastel: la presentación de los platos es muy cuidada, la amplia selección y el ambiente refinado, de lo más agradable. La sala se abre al exterior y da directamente a la piscina, gracias a unos grandes ventanales situados en las 5 paredes gruesas de piedra. Los sabores de la cocina latina y central se expresan aquí plenamente. El elegante Di Mare, que abre para las cenas, agradará por su cocina italiana y orientada a los productos del mar. En el Congo's se degustan parrilladas, especialmente 3 noches a la semana, durante las cuales los clientes pueden elegir, entre la pesca del día, lo que degustarán siguiendo los sabios consejos del chef. El Caracol, el restaurante del club-house, propone platos ligeros para el almuerzo y por la noche se transforma en steackhouse. También dispone de menús vegetarianos e infantiles.

    Playa 8.45 /10

    Las dos playas del Four Seasons, cercanas entre sí, se dedican a placeres distintos. Junto a la bahía, la ventosa Playa Blanca se dedica a los deportes náuticos no motorizados, que podrás practicar con toda libertad. Tres días a la semana, los clientes pueden elegir entre la pesca del día lo que degustarán, siguiendo los sabios consejos del chef. Cuidado con los corales cortantes en las aguas claras y con los agujeros inesperados. A unos metros se alza la postal de Playa Virador. Las aguas turquesa, protegidas del viento por tierras altas, bañan la arena dorada y fina. Hay grandes árboles que hacen de sombrillas y disponibilidad de tumbonas. Ten cuidado, un poco más lejos, de no perturbar los nidos de tortugas protegidas.

    A saber

    Se imparten cursos de alfarería, de arreglos florales y de cocina. A los aficionados al golf les agradará saber que el hoyo nº 3 es el más popular gracias a sus vistas y el hoyo nº 5 es el más difícil por la presencia de un lago. 15 carritos de golf desplazan a los clientes de un lugar a otro. Ochocientos cincuenta empleados, entre los que se encuentra una florista a tiempo completo, trabajan por el bienestar de los huéspedes.

    Recomendaciones:
    Reserva lo antes posible ya que es un hotel con alta demanda e indica expresamente que deseas una habitación con vistas al Océano Pacífico (estándar, Premium o Deluxe).

    Equipamientos

    • Aparcamiento
    • Acceso a minusválidos
    • Internet
    • Climatización
    • Espacio Bienestar

      masaje, salón de belleza, puesta en forma

    • Piscina
    • Gimnasio

      tenis, Voley playa, vela, Kayak, patinete, baile, fitness

    Ventajas

    • Instalado en la península de Papagayo.
    • Un mágnifico campo de golf rodeado por el mar.
    • Las playas.
    • El spa.
    • Los excelentes clubes para niños y adolescentes.
    • Las suites

    Inconvenientes

    • Las paredes exteriores de las suites
    • Nos esperábamos más vegetación en el hotel
    • Las distancias

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    • Puntuación Total nc/10