• Conéctate
Hotel Edenvillage Sikania Resort Spa Hotel 4 estrella
Easyexpertos
Via Delle Ginestre Località Tenutella, 93010 Marina Di Butera, Italie Licata, Italia -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

El Sikania Resort & Spa se encuentra al final de un camino de tierra en mitad de ninguna parte, en una zona protegida que presenta ventajas e inconvenientes. Un establecimiento ideal para los deportistas y los amantes de la naturaleza.

+
  • Deportes
  • Balneario
  • Familia
  • Animación
  • Naturaleza
  • Vuelo
    • Hotel Edenvillage Sikania Resort Spa

      Edenvillage Sikania Resort Spa   -   © EASYVOYAGE

    • Hotel Edenvillage Sikania Resort Spa

      Edenvillage Sikania Resort Spa   -   © EASYVOYAGE

       
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas

    Ubicación 3.0 /10

    Marina di Butera es una localidad cuyo nombre no aparece en los mapas. Se trata de una prolongación de un pueblo rocoso pegado a una montaña a pocos kilómetros de la costa. Este pueblecito se llama Butera y toda la gente de la región sabrá indicarte el camino que lleva al Eden Sikania Resort & Spa, más conocido como Sikania. Y es que es muy normal que los turistas se guíen por el nombre del pueblo y descubran una vez en Butera que no hay ninguna carretera que una el centro del pueblo con su trocito de costa. Es mejor dirigirse a Licata o a Gella ya que Marina di Butera se encuentra justo a medio camino entre las dos localidades. Si te alojas en el Sikania, olvídate de ir a pasear por las noches por las callejuelas históricas de algún pueblo vecino. El establecimiento se encuentra en mitad de ninguna parte y se ha concebido para no tener que salir de él. Se organizan algunas excursiones. El Sikania está situado a 220 km del aeropuerto de Palermo y a 100 km del de Catania.

    Habitaciones 7.20 /10

    El Sikania Resort & Spa es muy reciente, abrió sus puertas en verano de 2008. En el momento de nuestra visita, al año siguiente, el pueblo tenía todavía un aspecto muy nuevo que daba una impresión de estructura algo frágil, magnífica pero poco resistente. El pueblo se extiende a lo largo. Desde la entrada, donde se encuentra el aparcamiento, hasta los campos de deportes al fondo encontramos las estructuras siguientes: la gran recepción con el punto de información donde podrás reservar actividades y excursiones, así como cómodos divanes y mesas idénticas a las de la terraza de la primera panta con unas vistas impresionantes al mar; después, un espacio al aire libre inspirado en un antiguo patio siciliano con una piscina decorativa en el centro; en uno de los lados, un pasillo en forma de galería compuesto por pequeñas tiendas, bazares y el centro de bienestar que conduce hasta el principal punto de encuentro y de diversión del centro, el bar y sus mesas colocadas en el interior y en el exterior, el anfiteatro para los espectáculos nocturnos, el restaurante principal y la piscina. Al fondo de este gran espacio hay una sala de juegos, un gimnasio y un club infantil. Para ir a las habitaciones deberás atravesar otra galería más pequeña y seguir el camino que conduce a la "villa" y pasa por dos filas de casas floridas y decoradas con enredaderas, quedando la playa a la izquierda.

    Infraestructura 7.20 /10

    Empecemos con la mala noticia: las habitaciones están muy alejadas de la entrada. El pueblo tiene una estructura alargada por lo que las distancias son grandes, aunque poco a poco nos vamos acostumbrando. Existe un servicio de mozos de equipaje que conducen los típicos vehículos eléctricos de los campos de golf que llevan las maletas, pero no a las personas, de la recepción hasta la entrada de la habitación. Este pueblo verde tiene una filosofía basada en la forma física y el deporte, así que es mejor adaptarse a ella y acostumbrarse a caminar. El establecimiento dispone de 128 habitaciones en total que parecen pequeños apartamentos independientes con un aire bucólico de pueblo, pero que no disponen de cocina. El interior es bastante elegante, decorado en tonos azules y grises plateados con toques blancos. El sofá de la entrada se convierte en cama; las habitaciones son amplias, las del primer piso están dotadas de balcón y las de la planta baja disponen de terraza acondicionada con una mesa. Algunas tienen vistas al mar, otras al campo y otras a la villa, pero todas están equipadas con aire acondicionado individual, si bien el pueblo está ubicado en un lugar donde hay mucho viento por lo que el calor nunca es sofocante y las noches son muy agradables. El cuarto de baño es reciente y acogedor, con un toque espartano que le dan los granitos de arena del suelo, presentes en todas las casas a orillas del mar, y está en armonía con el resto de la habitación. La llave de madera que hay que meter en la toma para obtener corriente eléctrica es una prueba más de la filosofía de este pueblo tan acogedor y sin demasiadas florituras que está en contacto total con la naturaleza. Hay 8 habitaciones adaptadas para personas de movilidad reducida.

    Restauración 6.70 /10

    Una amplia terraza exterior da directamente a la piscina y en ella se puede tomar el desayuno o la cena. Los camareros solamente ponen las mesas y las quitan, pero la comida se la tiene que servir cada uno, así como las bebidas. El vino y las cañas son a voluntad. La sala interior está dividida en dos alas perpendiculares y es muy grande. El restaurante puede alojar hasta 480 personas. El buffet central propone entrantes fríos, verduras, marisco y postres; los platos calientes están dispuestos en las vitrinas de los lados. La sala contiene un espacio al fondo reservado para la cocina en directo de pasta y parrilladas. Al tratarse de un establecimiento 100 % italiano que quiere conservar el estereotipo culinario ofrece una gran variedad de pizzas. Una vez por semana se organiza una velada siciliana. Destacamos la biberonería con sus microondas para calentar los potitos y los platos de los niños. Si prefieres alejarte de la marabunta de este restaurante principal, todo está incluido en el precio de la habitación excepto el café, puedes dirigirte al bar de la playa, más tranquilo y a la sombra de un tejado de paja. El establecimiento tiene un acuerdo con los pescadores de la localidad de Licata, muy cerca, por lo que por las noches se puede degustar el fruto de su pesca. Aquí no hay menú que valga, se come lo que hay, pero todo es muy fresco. Presenciamos una conversación telefónica entre el director del hotel y un pescador. Añadiendo una tarifa suplementaria a la pensión completa puedes comer pescado fresco del día, ya sea langosta o pez lobo.

    Playa 6.70 /10

    Este lugar levanta pasiones: o te encanta o lo odias. La playa del Sikania Resort & Spa tiene las mismas características que el pueblo, esas mismas cualidades que para algunos son defectos y viceversa. Al formar parte de una zona LIC no se pueden tocar las dunas. Las playas de aquí no son las típicas que se extienden hasta el infinito y no se debe a una mala gestión. Lo único es que está prohibido aplanar el relieve de la playa y dañar su ecosistema. Todo debe hacerse de manera que cause el menor daño posible al medio ambiente local. La pasarela de madera que lleva a la playa se ha colocado como protección para los coleópteros y demás insectos para que así puedan pasar por debajo sin riesgo de ser pisados; la vegetación de los alrededores parece que se haya dejado de la mano de Dios aunque en realidad se trata de la flora autóctona que no se puede arrancar. Todo está construido con madera, incluido el bar, las mesas y las sillas, así como las sombrillas y las tumbonas, y todo tiene un estilo muy cuidado. Este establecimiento ofrece una buena alternativa al encanto artificial de la Costa Azul donde la comodidad está garantizada pero el contacto con la naturaleza es inexistente. Aunque ya se sabe que sobre gustos no hay nada escrito. A nosotros nos gustó. En la playa, el viento sopla casi sin interrupción lo cual es perfecto para no pasar calor durante las sesiones de bronceado y para practicar deportes como el kitesurf y el windsurf. La escuela náutica está gestionada por un instructor de la federación y organiza cursos de pago con equipamientos de alta calidad. Los menos temerarios podrán ir a jugar al terreno de vóley playa y los que prefieran un deporte mucho más tranquilo podrán optar por una partida de petanca.

    A saber

    El pueblo se encuentra en una zona LIC (Lugares de Interés Comunitario) y por ello está sometido a toda una serie de restricciones de tipo ambiental. Está prohibido aplanar las dunas de arena, hay numerosas especies animales protegidas mediante distintas medidas como pasarelas de madera que permiten que los insectos pasen por debajo sin ser aplastados por los humanos; se preserva la vegetación que crece de manera espontánea y no se utiliza ningún producto químico para mantener los jardines. El Sikania Resort ha sabido aprovecharse de estas normas y ha construido su estructura y la filosofía del pueblo siguiendo el mismo espíritu. Esta zona es un lugar de puesta de huevos de las tortugas, en ella viven una veintena de especies de aves y multitud de pequeñas liebres saltarinas la atraviesan. Si no te dejas intimidar por los inofensivos coleópteros que viven en las aceras del pueblo y disfrutas de la sencillez de la vida y del contacto con la naturaleza, este sitio es perfecto para ti. La clientela de este hotel difiere de los turistas delicados y pretenciosos, más bien se trata de amantes de los deportes. Los terrenos deportivos están al fondo, en la parte opuesta a la recepción, y en ellos se puede practicar tenis, voleibol y baloncesto. En la piscina se dan clases de aquagym que tienen mucho éxito. Aunque la verdadera atracción del lugar son los cursos de kitesurf y de windsurf que organiza un instructor oficial de la federación. Además, a través de estas actividades se da valor a una de las características de este lugar que a primera vista puede que no se considere como algo positivo: el viento que sopla continuamente en esta región. Es muy agradable cuando llega el verano y las temperaturas de Sicilia suben como la espuma además de tratarse de un gran aliciente para los amantes de los deportes náuticos.

    Equipamientos

    • Gimnasio

      tenis, gimnasia, Voley playa, baloncesto, vela, Kayak, canoa

    Ventajas

    • La naturaleza conservada
    • El entorno ventoso, ideal en verano
    • La estructura reciente

    Inconvenientes

    • El entorno espartano
    • La atmósfera de una estructura que no está totalmente acabada

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    • Puntuación Total nc/10