Hotel Serenusa Village Hotel 0 estrella
Easyexpertos
SS 115, Km 240 Licata, Italia
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

El lugar ideal para pasar unas vacaciones divertidas y en familia, junto al mar y practicando deporte. No está especialmente concebido para unas vacaciones en pareja.

+
  • Deportes
  • Balneario
  • Familia
  • Animación
  • Gastronomía
  • Vuelo
    • Hotel Serenusa Village

      Serenusa Village   -   © EASYVOYAGE

    • Hotel Serenusa Village

      Serenusa Village   -   © EASYVOYAGE

       
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 1 colaboradores
    • - booking.com - Ver los precios
    Ver más ofertas

    Ubicación 7.0 /10

    Ubicado prácticamente en la salida de la nacional 115, la arteria que recorre la costa meridional de Sicilia, el Serenusa Village está en Licata, en la provincia de Agrigento. Los clientes disponen de un servicio de autobús para ir a la playa, que realiza el recorrido cada hora y durante todo el día (exceptuando una pausa a la hora de la comida). Los alrededores no poseen demasiados atractivos turísticos, a excepción del Castillo de Sant'Angelo, en el centro de la localidad; no obstante, mediante una agencia externa, el Serenusa organiza excursiones a varios destinos, como el Valle de los Templos, Taormina, Caltagirone, Piazza Armerina (con la villa romana y sus famosos mosaicos) y a Siracusa. Basta con dirigirse al Punto Amarillo del equipo de animación para obtener la información deseada. El aeropuerto de Catania se encuentra a 133 km (unas dos horas y media en coche) y el de Palermo a 219 km, unas tres horas de distancia.

    Habitaciones 7.20 /10

    El Serenusa Village, concebido especialmente para clientes que viajen en familia, dispone de habitaciones para alojar a familias numerosas. Con capacidad para entre dos y cinco personas, están repartidas entre los ocho edificios coloridos que decoran el Serenusa. Los edificios, de entre dos y tres plantas, albergan las habitaciones de diferentes tamaños (desde los 14 m² de las habitaciones dobles hasta los 27 m² de las quíntuples), aunque todas ellas tienen el mismo estilo. No son excesivamente elegantes, ni con un diseño lujoso, aunque resultan ideales para disfrutar de unas vacaciones divertidas y de playa. Ideales para aquellos que no buscan lujos ni un refinamiento excesivo, sino un ambiente agradable y animado ideal para viajar con niños. Las habitaciones de la planta baja disponen de una gran puertaventana, apenas cubierta por una ligera cortina, que da al balcón o al patio y que asegura una correcta luminosidad. La decoración, basada en muebles de madera clara, con unos tonos que van del azul al naranja y unos azulejos de cerámica pintada, recuerda ligeramente a la tradición de la región. En cuanto a las instalaciones, disponen de lo necesario: televisión, teléfono, armario disimulado detrás de una cortina naranja, caja fuerte, minibar y climatización. A semejanza de las habitaciones, los cuartos de baño tienen la ventaja de ser nuevos (datan del año 2007, al igual que el resto del hotel). Pequeños aunque limpios, poseen un estilo agradable y están equipados con ducha, algo muy práctico para las vacaciones.

    Infraestructura 7.95 /10

    Desde el exterior, el Serenusa Village es un edificio amarillo, de baja altura y cuadrado, rodeado de palmeras y con un estilo típicamente mediterráneo. El edificio, que se divisa desde el aparcamiento, no es otro que el bloque principal, donde se encuentra ubicada la recepción. En ella, detrás del mostrador, trabajan multitud de empleados y jóvenes aprendices bastante torpes cuya falta de experiencia y su sonrisa perpetua acogerán, con simpatía, a los clientes del Serenusa. Para asegurar que reine siempre el buen humor, todos los viernes se organiza un aperitivo para los recién llegados, en el gran patio exterior, junto a la recepción, equipado con numerosas mesitas y sillones. Construido en 2007, el Serenusa Village no es un hotel de lujo ni tiene demasiadas pretensiones, pero ofrece todo lo necesario para que las familias se encuentren como en casa. El complejo es lo suficientemente amplio como para albergar ocho edificios, diferentes zonas deportivas, espacios dedicados a los más pequeños, dos piscinas, un gran anfiteatro, el restaurante, dos bares, algunos comercios y la playa. Los senderos de cantos rodados recorren el terreno rodeado de césped, repleto de flores y algunos árboles. A lo largo del recorrido pavimentado irás encontrando todas las atracciones del complejo. A la izquierda de la recepción, encontrarás una amplia zona dedicada al deporte: con un campo de futbito, una pista de baloncesto, cuatro pistas polivalentes y una zona para el tiro con arco. Siguiendo por el parque a mano izquierda, llegarás a una especie de jardín cerrado y cubierto de arena donde están los juegos hinchables que, junto con los toboganes de la piscina central, harán las delicias de los más pequeños. La piscina está repleta, a todas horas, de adultos y de niños: algunos se meten tímidamente en el agua para refrescarse un poco y otros se dedican a nadar o pasan horas y horas en el agua o tomando el sol en las tumbonas colocadas junto a las piscinas, colocadas en forma de terrazas frente al mar. No obstante, si lo que te apetece es tomar una copa a la sombra, el bar tiene sitio para todo el mundo. Alrededor encontrarás un gran mostrador decorado con los famosos azulejos de Caltagirone, una especie de símbolo del Serenusa Village, y con mesas y sillas de plástico naranja, bastante numerosas para acoger a un regimiento. Aunque también encontrarás rincones más tranquilos: alejado del jaleo de la piscina central, encontrarás una piscina dedicada a la natación, donde podrás participar en clases que organiza gratuitamente el equipo de animación. Justo al lado, podrás ir a la zona de fitness, muy bien equipada y al aire libre, aunque protegida del sol y de las inclemencias del tiempo mediante una sólida estructura de madera. Finalmente, en un extremo del complejo bastante alejado para no molestar a los que se acuesten temprano, se encuentra el anfiteatro, con capacidad para 1.200 personas. Allí, el equipo de animación organiza cada noche espectáculos para pequeños y mayores, así como veladas con invitados, cabarés y espectáculos musicales. Se esfuerzan bastante para preparar cada noche un escenario diferente.

    Restauración 7.20 /10

    Lo bastante espacioso como para acoger a una numerosa clientela, el restaurante principal del Serenusa Village se divide en dos plantas: la Sala Serena y la Sala Azul. La comida y la cena se sirven en forma de bufé, distribuido en el centro de la sala, con una inmensa oferta de entrantes, platos principales, postres y fruta. Desde la charcutería hasta los quesos, pasando por la pasta con carne, pescado y verduras, la cocina es buena y abundante, como así lo dicta la tradición siciliana. Los clientes disponen de mesas, de entre seis y ocho personas, con botellas de agua y de vino en jarra. Asimismo, cuentan con sillas altas, aunque la "cocina para mamás" dispone de lo necesario para los más pequeños: es un espacio muy bien organizado y está incluido en el régimen de alojamiento. Este lugar es una auténtica cocina, con frigoríficos repletos de yogures, leche, fruta, escalopes de pollo, huevos, verduras y numerosos productos más... Los padres encontrarán todos los ingredientes y el equipamiento necesario para preparar la comida de sus pequeños. Vigilada durante las horas de comida, la cocina está abierta entre las 07:00 y las 23:00 h. Fuera de este horario, basta con solicitar la llave en la recepción.

    Playa 7.70 /10

    La carta club (35 euros) da derecho a una sombrilla y dos tumbonas en la playa por cada habitación. Vista desde arriba, la playa de arena fina recuerda a una sucesión de círculos concéntricos anaranjados sobre los que toma el sol una marea humana multicolor, con niños construyendo castillos de arena, jugando a las palas o nadando. Algunos clientes prefieren quedarse en el mostrador del bar tomando un refresco; otros, a pesar del calor, optarán por practicar deportes náuticos. Las canoas, barcas a pedales, tablas de windsurf y catamaranes son gratuitos, al igual que los cursos colectivos. Por el contrario, las clases individuales son de pago. La playa, vigilada entre las 09:00 y las 19:00 h, también dispone de duchas y baños.

    A saber

    El Serenusa Village resulta ideal para las familias, razón por la cual suelen prestar mucha atención a las necesidades y al bienestar de los más pequeños. Dispone de un área de juegos hinchable y una divertida piscina con toboganes, además de toda una serie de servicios dedicados a los niños. Los padres pueden dejar a sus pequeños (de entre 3 y 10 años) bajo el cuidado de los animadores que organizan diferentes actividades, como juegos, sesiones de dibujo y pequeños espectáculos. El Serenino está abierto para los más pequeños y dispone de una zona equipada y una minipiscina. Los niños de entre 11 y 13 años pueden participar en el Tenny Club y aquellos con edades comprendidas entre los 14 y los 18 años en el Junior Club: allí organizan torneos, clases de natación, actividades náuticas o juegos en la piscina. Particularmente, nos ha encantado la "cocina para mamás", un espacio donde los padres pueden preparar las comidas de los más pequeños.

    Equipamientos

    • Aparcamiento
    • Acceso a minusválidos
    • Restaurante
    • Internet
    • Climatización
    • Espacio Bienestar

      salón de belleza, puesta en forma

    • Piscina
    • Gimnasio

      tenis, volley, Voley playa, Kayak, canoa, fitness

    Ventajas

    • Las instalaciones para los niños
    • Las actividades deportivas
    • La piscina y los toboganes

    Inconvenientes

    • Las habitaciones no son muy espaciosas

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    • Puntuación Total nc/10