Hotel Costa del Salento Hotel 0 estrella
Easyexpertos
Via dei Tulipani 73059 LIDO MARINI UGENTO IT Lido Marini Ugento, Italia -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

Un hotel sencillo y sin grandes pretensiones, a medio camino entre Gallipoli y Leuca y a 500 metros de un bonito litoral arenoso, típico de esta zona de Salento. Las habitaciones son amplias, aunque si vas en familia es mejor alojarte en un apartamento, y la cocina, sencilla y sabrosa, no deja de lado a los niños.

+
  • Balneario
  • Familia
  • Animación
  • Vuelo
    • Hotel Costa del Salento

      Costa del Salento   -   © R.DUBUS / EASYVOYAGE

    • Hotel Costa del Salento

      Costa del Salento   -   © R.DUBUS / EASYVOYAGE

       
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas
    • Ubicación

      3.0 /10
    • Habitaciones

      6.50 /10
    • Infraestructura

      6.25 /10
    • Restauración

      7.00 /10
    • Playa

      6.75 /10
    • El Costa del Salento se encuentra en Lido Marini, la prolongación de Ugento, a medio camino entre Gallipoli y Leuca.

      El aeropuerto de Brindisi está situado a 116 km, a 1 hora y 45 minutos en coche, y el de Bari a 234 km, unas tres horas de trayecto.

    • El Costa del Salento solamente contiene algunas habitaciones clásicas. Su oferta se basa esencialmente en apartamentos con capacidad para hasta cinco personas equipados con cocina.

      Las 20 habitaciones tradicionales están reunidas en el edificio principal y hay una docena de ellas diseminadas por el interior del pueblo. Están concebidas como habitaciones de matrimonio aunque pueden acoger a dos personas más ya que disponen de un sofá que se transforma en camas superpuestas. Fueron renovadas en 2006 y su decoración es bastante sencilla, con tonos marrones, azules y madera clara. El mobiliario es moderno, incluso en los cuartos de baño.

      El estilo de los apartamentos es más rústico y menos reciente. Su acondicionamiento es sencillo y espartano, aunque contiene lo necesario para poder pasar una semana o más de vacaciones con total autonomía. Hay unos 80 más o menos, equipados con cocina y dos o tres habitaciones. Los de dos habitaciones contienen una habitación de matrimonio, una cocina salón con sofá cama y a veces, un minúsculo dormitorio con una cama individual. Los de tres habitaciones tienen una habitación suplementaria.

      Todas las habitaciones y apartamentos contienen balcón.
    • Visto desde el exterior, el Costa del Salento se presenta como un edificio sencillo de dos plantas, de color blanco al estilo Mediterráneo, decorado con dos palmeras, una a cada lado de la entrada. La decoración de la recepción, sin grandes pretensiones, es sobria y esencial. Se renovó hace cuatro años (nosotros visitamos el hotel en 2010) y se caracteriza por las formas geométricas y los colores complementarios.

      Este ala de la estructura alberga las 20 habitaciones del hotel. El resto del pueblo está compuesto por avenidas bordeadas de edificios de dos plantas. Desafortunadamente, el cemento de las callecitas no es de lo más acogedor, a pesar de la presencia de alguna que otra planta. El agradable parque reservado a los juegos de los niños, con toboganes, columpios y demás, resguardados del sol por los pinos, es mucho más bucólico.

      En cuanto al deporte, el hotel cuenta con una cancha de tenis y un terreno multideportivo, bicicletas de alquiler (por el módico precio de 15 euros por semana) y una piscina.

      El Costa del Salento ofrece además tres servicios que serán del agrado de muchos: una tintorería, un servicio de masajes en un quiosco al aire libre y una tiendecita que vende objetos y productos típicos.
    • La gran sala del restaurante está situada al lado de la bonita piscina. La terraza del bar está bordeada por grandes ventanales que crean un espacio muy luminoso. En cuanto a la decoración, encontramos bonitas mesas de madera con manteles rosas, aunque los cuadros de las paredes y del techo no son muy bonitos.

      La cocina que se propone es muy casera por lo que no esperes platos sofisticados al estilo nouvelle cuisine. Aquí se cocinan platos sencillos a base de buenos productos. El bufé propone dos entrantes y dos platos de carne y pescado, acompañados de platos sencillos que se adaptan al gusto de los niños como pasta o arroz sin condimento, a veces amenizados con una salsa de carne, y parrillada. El hotel ofrece la oportunidad de que los padres preparen platos sencillos para los niños en la cocina acondicionada para ello.

      El bufé se completa con una serie de entremeses y verduras condimentadas de manera sencilla y sana, ideales para conservar la línea. El agua y el vino se sirven a voluntad y están incluidos en el precio de la pensión.

      Un consejo: ¡prueba la lasaña!
    • La playa del Costa del Salento no te decepcionará, como todas las de Salento, compuesto por un litoral de arena dorado que penetra poco a poco en el mar, de agua limpia y cristalina y unos maravillosos colores.

      El servicio de playa está incluido en el precio de la tarjeta club y da derecho a una sombrilla y dos tumbonas por habitación. La playa no está muy cerca del hotel, pero se puede acceder a ella mediante un trenecito que funciona todo el día.

      Ahí encontrarás un snack bar, canoas de uso gratuito y tablas de surf de pago, así como un futbolín y una mesa de ping-pong.

    Equipamientos

    • Aparcamiento
    • Restaurante
    • Climatización
    • Piscina
    • Gimnasio

      canoa, surf, baloncesto, fútbol, volley, tenis

    Ventajas

    • La atención prestada a las familias

    Inconvenientes

    • La decoración de los apartamentos

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel