Hotel Il Melograno Hotel 4 estrella
Easyexpertos
Masseria Torricella Contrada Toricelli - Monopoli - Bari Monopoli, Italia -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

Entre olivos centenarios y buganvillas trepadoras, el Melograno recuerda un poco a una hacienda española. Es una especie de caserío blanco precioso agrupado alrededor de la plaza del pueblo. El mar y la playa privada están bastante cerca. Un encanto innegable.

+
  • Encanto
  • Corazón
  • Lujo
  • Bienestar
  • Vuelo
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 45 colaboradores
    • - booking.com - Ver los precios
    • - AccorHotels.com - Ver los precios
    • - AsiaTravel.com - Ver los precios
    • - Amoma - Ver los precios
    • - Ctrip.com - Ver los precios
    • - Ebookers - Ver los precios
    • - Elvoline - Ver los precios
    • - Expedia - Ver los precios
    • - Fastbooking - Ver los precios
    • - Getaroom - Ver los precios
    • - Hanatour - Ver los precios
    • - HappyRooms - Ver los precios
    • - Hilton.com - Ver los precios
    • - Homestay.com - Ver los precios
    • - Hotel.info - Ver los precios
    • - Hotelius - Ver los precios
    • - Hotelnjoy - Ver los precios
    • - Hotelpass - Ver los precios
    • - HotelJoin - Ver los precios
    • - Hotelopia - Ver los precios
    • - Hotell.no - Ver los precios
    • - Superbreak - Ver los precios
    • - Hotels.com - Ver los precios
    • - HotelsClick.com - Ver los precios
    • - HotelTravel - Ver los precios
    • - Hotelquickly - Ver los precios
    • - Hotusa - Ver los precios
    • - Jalan - Ver los precios
    • - Lastminute.com - Ver los precios
    • - Laterooms - Ver los precios
    • - Otel - Ver los precios
    • - Ostrovok - Ver los precios
    • - Ozon Travel - Ver los precios
    • - Prestigia - Ver los precios
    • - Rumbo BravoFly Volagratis - Ver los precios
    • - Rakuten - Ver los precios
    • - Reserver avec l?hotel - Ver los precios
    • - Sembo - Ver los precios
    • - Skoosh - Ver los precios
    • - TravelClick - Ver los precios
    • - Travelocity - Ver los precios
    • - Voyage SNCF - Ver los precios
    • - Yanolja - Ver los precios
    • - ZenHotels HC - Ver los precios
    • - Agoda - Ver los precios
    Ver más ofertas
    • Ubicación

      6.0 /10
    • Habitaciones

      7.70 /10
    • Infraestructura

      8.70 /10
    • Restauración

      9.20 /10
    • Playa

      9.20 /10
    • A saber

    • Al oeste de Monopoli, en el interior, a poca distancia del mar. El aeropuerto de Bari está a 40 minutos. Alberobello a 20 minutos, igual que Ostuni.

    • Las habitaciones son bastante grandes y frescas gracias a las paredes gruesas de antaño, aunque terribles para el wi-fi (gratuito). Un poco anticuadas en cuanto a decoración. No es que sean feas, pero digamos que se notan los 20 años y que, desde entonces, las cosas han mejorado, sobre todo si hablamos de un Relais & Chateaux. Los cuartos de baño son grandes, con ventana y están bien equipados (bañera y en muchos casos ducha separada). Los albornoces y las zapatillas son parte del equipamiento. Todo está en perfecto estado, aunque claramente no a la última moda. Televisión, escritorio y varios muebles. Estas antigüedades son tan auténticas que las valoraríamos un poco más si se les diese una nota de modernidad. Aunque la verdad sea dicha: son unas habitaciones muy bonitas que gustarán a casi todo el mundo. Simplemente es que esperábamos un poco más de un hotel de lujo. Las mejores (y las más caras) son las «executive suites» con su patio privado.
    • Al igual que en la mayoría de las masseria de época encontramos una gran torre, recuerdo de una época en la que era muy importante saber quién venía con antelación. Y aquí una sucesión de pequeños edificios blancos entrecortados por arcos y coronados por pináculos que recuerdan a la arquitectura árabe-musulmana. Añádele una plaza de pueblo, con el suelo de piedras planas, la "chianche" local, en la cual ondea la bandera italiana en el cielo azul. Recuerda un poco a una iglesia mexicana. Los salones se reparten entre las grandes salas amuebladas de época - el dueño es anticuario y se nota-. Las chimeneas han visto cómo se consumía mucha leña invierno tras invierno. Varios cuadros adornan las paredes, los frescos han sido revelados por restauraciones y en algunas alcobas, en una esquina de las gruesas paredes, se encuentran unas estatuas excepcionales. El restaurante da a la piscina (20 metros de largo). A lo largo de un paseo cubierto de rosales encontramos un inmenso espacio de bienestar con una gran piscina interior, una sala de fitness y cabinas de masaje (los tratamientos con aceite de oliva, evidentemente). Los clientes pueden utilizar las pistas de tenis iluminadas así como realizar el recorrido de footing. Bajo el aspecto de un hotelito con encanto se esconde un excelente «complejo». Si la piscina fuese más grande, le hubiésemos puesto una nota excepcional.
    • Se come bien, local y biológico si es posible, bajo unos lienzos de Kandinsky y con vistas a los olivos. El restaurante también está especializado en clases de cocina. De medio día o más. Ideal para perfeccionar la cocción al dente de los espaguetis. Se puede comer en la piscina de tapas o en la playa, que pertenece al mismo propietario.
    • Magnífica playa privada a 10 km, justo al lado del hotel La Peschiera, sin duda el más exclusivo de los hoteles a pie de playa. Hay servicio de lanzadera a la playa previa petición.
    • En el exterior los olivos son centenarios, pero el interior es todavía mejor: en la recepción hay un olivo milenario. El hotel se construyó alrededor de su tronco arrugado por los siglos. Este olivo conoció a Federico II y seguramente a Carlomagno. Así que no iban a talarlo para instalar un hotel. Desde luego no en esta región, donde se aprecia tanto la cultura. El Melograno era una masseria que había sido construida en el siglo XVII. Se transformó en hotel en 1993. Estos últimos veinte años, el jardín ha tenido tiempo de crecer y de recubrir todo lo posible con jazmines, buganvillas e hibiscos. Todo un placer para la vista, el olfato y el oído. Por algo lo adoran los pájaros.

    Equipamientos

    • Autobús
    • Aparcamiento
    • Acceso a minusválidos
    • Restaurante
    • Internet
    • Climatización
    • Espacio Bienestar

      sauna, EPA, baño turco, hammam, masaje, puesta en forma, salón de belleza

    • Piscina
    • Gimnasio

      tenis, fitness, golf

    • Se aceptan animales
    • Barbero
    • Caja fuerte
    • Habitación no fumador
    • Solarium
    • Sala de reuniones

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel