Hotel Sunrise Hotel 4 estrella
Easyexpertos
12 - 14 Tran Phu Street, 12-14 Tr?n Phú, Nha Trang, Khánh Hòa, Vietnam Nha Trang, Vietnam
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

El Sunrise, un bonito hotel situado a dos pasos del centro y en la costa, se reserva a una clientela exigente amante de las grandes estructuras lujosas. De todos modos le reprochamos su aspecto algo impersonal pero apreciamos la decoración, las actividades en la playa, la piscina y el restaurante.

+
  • Deportes
  • Balneario
  • Familia
  • Norma internacional
  • Descanso
  • Gastronomía
  • Vuelo
    • Hotel Sunrise

      Sunrise   -   © EASYVOYAGE

    • Hotel Sunrise

      Sunrise   -   © EASYVOYAGE

       
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas

    Ubicación 6.5 /10

    A dos pasos del centro de Nha Trang, delante de la playa. El aeropuerto más cercano está a 35 minutos. A 5 minutos a pie del mercado.

    Habitaciones 8.20 /10

    Las 122 habitaciones de 7 categorías diferentes han adoptado un estilo elegante pero clásico con colores sobrios, moqueta azul, muebles de madera clara, sillones tapizados de amarillo, tapicería típicamente francesa. La mayoría de las habitaciones tienen dos camas queen, lo cual es una lástima. Todas las habitaciones tienen balcón, minibar, caja fuerte, secador, báscula, televisión, teléfono y albornoces. No falta nada.
    Los cuartos de baño son decepcionantes tanto en las habitaciones estándar como en las Deluxe, ya que son estrechos y básicos, nos esperábamos algo mejor al ver la habitación. Tienen bañera o ducha, y apreciamos los numerosos productos de aseo presentados en frascos de cerámica.

    Infraestructura 7.95 /10

    El hotel, compuesto de dos magníficos edificios de arquitectura colonial, se sitúa delante del mar y se ve a lo lejos. Todo es grande en el hotel que está separado en dos, por un lado las suites, el spa y un restaurante, por otro el resto de las instalaciones. El impresionante hall te sumerge de inmediato en el ambiente. Dorados, techos altos, tonos pastel, columnas, gran escalera que conduce a un piso intermedio, bar todo de madera amueblado con sofás acolchados, suelo de mármol, personal atento e incluso una pequeña panadería, el "toque francés". Todas las infraestructuras, de los restaurantes al spa (que no pertenece al hotel), o a la piscina, pasando por las canchas de tenis, se dispersan en los cuatro rincones del hotel. Largos pasillos salpicados por numerosas tiendas y saloncitos sin encanto permiten acceder a ellos. Una bonita piscina redonda, rodeada de columnas altas que le confieren un aire de baño romano, se sitúa a unos pasos de la playa, algo elevada. Pequeños pabellones de masajes han sido instalados alrededor del estanque para poder relajarse y luego refrescarse. Al lado del bar se ha acondicionado también una piscina infantil. Hay una sala de fitness a disposición de los clientes. Bien equipada y con servicio de préstamo de zapatillas a los que utilizan esta excusa para no hacer deporte, abre hasta las 22:00 h. Lamentamos ese ligero olor a cerrado no muy agradable.
    Un pequeño club infantil con piscina de bolas y algunos juegos están a disposición de los niños gratuitamente.
    El spa, original y muy de diseño, no pertenece al hotel. Famoso en el exterior, propone tratamientos algo caros, jacuzzi, sauna, hammam y cabinas de masaje se dispersan en dos plantas, una para las mujeres y otra para los hombres.

    Restauración 7.70 /10

    Encontramos tres restaurantes, uno de ellos vietnamita, tras la recepción para almorzar y cenar. Es pequeño y no presenta un gran interés decorativo pero apreciamos su pequeña terraza con una fuente y plantas, abierta en verano. Los platos se sirven a la carta o bien los clientes, para probar un poco de todo, eligen el famoso menú de 7 platos. Si hay mucha gente funciona en forma de bufé. Un restaurante japonés, abierto para comer y cenar, se encuentra en una de las galerías, en medio de las tiendas. El menú degustación de 20 dólares es suculento y el buen sushi sienta de vicio cuando hace calor. Por último, una bonita sala muy clara decorada con columnas retorcidas recibe a los clientes para el desayuno (6.30 h-10:30h) servido en forma de bufé y a mediodía propone pizzas, tentempiés, filetes con patatas fritas y grandes ensaladas a precios correctos. En la 10 y última planta se ha instalado un bar muy agradable. Esta sala redonda con un bar en el medio rodeado de un gran espejo es un lugar muy agradable para tomar algo, sobre todo por la cristalera que cubre la mitad de la sala, que permite disfrutar de unas vistas espléndidas al mar.

    Playa 7.45 /10

    Al otro lado de la carretera una parte de la playa está privatizada por el hotel. No es muy ancha pero está bien acondicionada con tumbonas, toallas y sombrillas. Los clientes pueden practicar (pagando) jet ski, paracaídas ascensional, windsurf y plátano acuático.

    A saber

    En el gimnasio, se prestan zapatillas. Práctico para no ir cargado si no estamos seguros de que iremos.
    En la piscina te regalan 5 minutos de masaje en la nuca.

    Equipamientos

    • Autobús
    • Restaurante
    • Internet
    • Climatización
    • Espacio Bienestar

      masaje, salón de belleza, sauna, hammam, EPA

    • Piscina
    • Gimnasio

      tenis, chorro esquí, windsurf

    • Hidromasaje

    Ventajas

    • Conexión Wifi gratuita
    • Dos plantas para no fumadores
    • El bar del último piso
    • La piscina
    • El restaurante japonés

    Inconvenientes

    • Spa independiente (hammam y sauna de pago)
    • La mayoría de las habitaciones con dos camas queen

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    • Puntuación Total nc/10