• Conéctate
Hotel On Rivington Hotel 4 estrella
Easyexpertos
107 Rivington St, New York 10002 Nueva York, Estados Unidos -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

Más bien insólita para el Lower East Side, esta torre de cristal se alza sobre sus vecinas de ladrillo de seis plantas más tradicionales, que datan del siglo XIX. SI el exterior te impresiona, el interior te dejará boquiabierto: de hecho grandes nombres del diseño se han encargado de numerosas partes del hotel. Líneas elegantes, un diseño refinado y una sencillez ingeniosa: por ello el Hotel on Rivington es uno de los establecimientos más de moda del Lower East Side, incluso de Nueva York. Sus habitaciones son grandes y claras, posee un restaurante de renombre y disfruta de unas bonitas vistas. Desafortunadamente lo que falla, al igual que en The Muse, es su personal. Se destina más a las parejas que a las familias, aunque los niños son bien recibidos.

+
  • Norma internacional
  • Bien situado
  • Gastronomía
  • Encanto
  • Corazón
  • Vuelo
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas

    Ubicación 5.09 /10

    No te sorprenderá saber que el Hotel on Rivington se sitúa en la calle del mismo nombre, en el barrio del Lower East Side de Manhattan. Originariamente ocupada por varias comunidades de inmigrantes, esta parte de la ciudad está en plena evolución y es increíblemente multicultural. Es cierto que los lugares más turísticos de Nueva York están bastante alejados, pero es uno de los mejores lugares para disfrutar de cafeterías, bares, restaurantes y de la vida nocturna.
    El New Museum of Contemporary Art y Katz's Deli, donde se grabó "la" escena de Cuando Harry encontró a Sally, están en las cercanías inmediatas. La parada de metro Essex Street - Delancey Street se encuentra una calle más lejos. El aeropuerto JFK está a unos 29 km del hotel, el de La Guardia a 14 k m y el de Newark a 22 km.

    Habitaciones 8.95 /10

    Las habitaciones del Rivington forman parte de las más agradables que hemos visto. Todas están equipadas de igual modo y, cuanto más subes de gama más sube la planta y aumenta el tamaño, igual que el número de equipamientos adicionales. Las habitaciones estándar, aun situándose del tercer al séptimo piso, disfrutan de vistas bastante buenas de la ciudad; la decoración es algo cutre pero de una sencillez elegante. Un cama king size recubierta de sábanas inmaculadas reposa en el lado gris claro de la moqueta, que es negro al otro lado. En el lado oscuro hay una sofá, una mesita de centro con revistas de actualidad, así como un escritorio y un puf mullido y divertido. La iluminación procede de focos discretos fijados al techo así como de cristaleras, algunas de ellas esmeriladas y con matices diferentes.
    Los equipamientos de la habitación incluyen una televisión de pantalla plana (más bien pequeña), un soporte para iPod, teléfono inalámbrico, minibar bien surtido, tentempiés, albornoces y paraguas guardados en el armario. El cuarto de baño, recubierto de baldosa negra, está equipado con una ducha de vapor o una ducha sencilla con grandes puertas de cristal y un banco de madera abatible. También pone a tu disposición productos de belleza REN. Observarás sus líneas marcadas y refinadas, incluso las del lavabo moldeado y los espejos circulares colocados de manera aleatoria. Las habitaciones estándar sin ducha de vapor disponen en cambio de balcón. La misma habitación, pero con mejores vistas y con ducha y bañera, está disponible en las plantas nueve a dieciséis, mientras que en las plantas siete a dieciséis las habitaciones estándar tienen dos camas dobles. Además, existen habitaciones similares con una bañera independiente profunda, y las situadas en las esquinas del edificio tienen una bañera o un balcón y ofrecen además mejores vistas a la ciudad.
    Las habitaciones "Uniques" ocupan mayor superficie y están dotadas de una bañera profunda, una ducha de vapor o un balcón. Todas ofrecen magníficas vistas de Nueva York con el Empire State Building y Midtown en primer plano. Además los cuartos de baño, situados en la esquina del edificio, están recubiertos de piedra e incluyen un dispositivo que permite "esconder para revelar mejor", es decir que el cristal separador está esmerilado. Todas las suites se encuentran en una esquina del edifico y presentan habitaciones y cuartos de baño más grandes así como dos televisores. La suite del propietario disfruta de un espacio de vida abierto inmenso con un conjunto de asientos rojos alrededor de una columna, y un comedor. Posee una habitación separada equipada con cuatro camas superpuestas y su propio cuarto de baño. En cuanto a la terraza privada, ofrece unas vistas al horizonte de Manhattan. El apartamento, que es lo mejor del Rivington, se dispone en tres plantas con dos habitaciones, una de ellas con chimenea en alcoba y un vestidor. La azotea, con vistas, tiene un jacuzzi para ocho personas y una ducha exterior: es lo mejor que tienen los apartamentos en Nueva York.

    Infraestructura 7.95 /10

    El exterior del Rivington desentona en el Lower East Side, y haría perder la cabeza en cualquier otro barrio de Manhattan. Esta torre de cristal tintado de 21 plantas con un efecto de placas de colores diferentes se distingue de las otras numerosas estructuras de cristal de la ciudad. Su originalidad se prolonga en el interior: pasamos bajo una estructura en forma de nube siguiendo una alfombra roja iluminada que conduce a la escalera por la que se accede a la recepción y al hall principal. El hall, una especie de parte común destinada a los clientes, tiene un parqué de madera y un billar no recubierto de fieltro verde, sino negro. Una rinconera gris claro se sitúa en una esquina y forma dos espacios alrededor de seis mesas y pufs. Libros de arquitectura y diseño, todos alborotados, reposan sobre las estanterías fijadas a la pared que separan este espacio de la recepción. Las cristaleras que dan a Rivington Street no ofrecen las mejores vistas pero aportan mucha luz natural.
    Recuerda también que el hotel tiene un modesto gimnasio con cuatro máquinas cardio y un aparato de musculación; por 10 $ dispones de pases para el Ludlow Fitness Centre cercano, con posibilidad de asistir a clases. El establecimiento no está nada mal para su edad, aunque el deterioro se nota. Los pasillos, algo oscuros, están decorados con plantillas de estarcir floridas rojas sobre paredes chocolate, y los trayectos en ascensor, suntuosamente tapizados de cuero granate e inundados de música relajante, parecen rápidos. Los porteros, vestidos con abrigos y jerseys Ted Baker, accesorios Uniqlo y zapatos DC Shoe Company, son bastante simpáticos. Lo que no es para nada el caso del personal de la recepción cuya pésima actitud y arrogancia hacen que el inicio de la estancia en el Rivington sea desagradable.

    Restauración 7.95 /10

    El restaurante del hotel, el LEVANTeast @ THOR, diseñado por Marcel Wanders y dirigido por el chef Diego Bondi, se encuentra en la planta baja. Sirve para cenar de jueves a domingo de 18:00 a 00:00 h, y para comer los siete días de la semana. El menú de la cena no es muy original, ya que propone platos como ostras de la costa oeste, pizzas, pasta, filetes y bocadillos. El brunch está formado por bagels, crepes, huevos, hamburguesas y ensaladas. Además, en cada comida se puede disfrutar de un cóctel.
    La decoración juega con tonos negros, marrones y grises, y al fondo podrás ver una cristalera de 6,5 metros a través de la cual podrás admirar los inmuebles circundantes. Cuelgan del techo candelabros negros algo góticos, y las cortinas, bien drapeadas entre las paredes del restaurante, añaden un toque de glamur. El bar está justo fuera del restaurante, y a lo largo de éste hay sofás que forman cuadrados, justo al lado de la entrada del hotel. Un último detalle: los retratos estilizados de músicos colgados en las paredes del bar y del lounge son obra de Alexandra Richards, la hija de Keith Richards, miembro de los Rolling Stones.

    A saber

    Para su apertura en 2005, Paul Stallings, su propietario, supo convencer a las personalidades más destacadas del diseño para que trabajasen con él en la creación del Rivington. India Mahdavi, arquitecta y diseñadora residente en París, es responsable del diseño de las habitaciones; Marcel Wanders, diseñador holandés influyente, creó la entrada (véase abajo) y el restaurante "LEVANTeast@Thor", mientras que el hall del primer piso es obra de Piero Lissoni, diseñador y arquitecto italiano de moda, que también colaboró en la renovación de The Mark.

    Equipamientos

    • Aparcamiento
    • Acceso a minusválidos
    • Restaurante
    • Internet
    • Climatización
    • Espacio Bienestar

      hammam, puesta en forma, EPA, wellness

    • Piscina
    • Gimnasio

      fitness, gimnasia

    • Se aceptan animales
    • Caja fuerte

    Ventajas

    • El diseño
    • Las vistas
    • Los cuartos de baño

    Inconvenientes

    • El personal
    • Alejado de los principales sitios turísticos

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    • Puntuación Total -/10
    Hoteles cerca de Nueva York
    • The Bowery The Bowery The Bowery
      • Easyopiniones -
      • Relación calidad-precio 7.22
      • Ubicación 5.03

      El The Bowery parece la versión gigante de una construcción Lego infantil: eclipsa los demás edificios que hay en la calle homónima. Pero no se impone en la zona solo por la fachada, sino también porque sus habitaciones principescas son únicas en Nueva York: la decoración es digna de un rey y las vistas, de su reino. Su ubicación, más bien por ser una zona de moda que por su importancia estratégica, su atmósfera intimista y su excelente restaurante (abre por la noche) son el refugio perfecto para las parejas. ¡Lo recomendamos!

      A partir de
      Ver la oferta
    • The Mercer The Mercer The Mercer
      • Easyopiniones -
      • Relación calidad-precio 7.32
      • Ubicación 4.86

      Gracias al personal que originalmente fundó el Mercer, no nos sorprende nada que este establecimiento haya tenido tanto éxito: su dueño es André Balazs (propietario también del Standard) y lo diseñó Christian Liaigre. Además, incluye un restaurante de Jean Georges (como el Mark). Con unos colaboradores y un barrio así, no sorprende que el hotel se haya convertido en un refugio de estrellas y famosos, y el lugar donde ser visto en el SoHo. Sus habitaciones de tipo loft, aunque en algunos casos son más pequeñas de lo que imaginábamos, están equipadas de un modo bastante neutro y sofisticado, y tienen mucha luz. El amable personal del hotel es realmente humilde y el lugar en sí es bastante más discreto que otros hoteles del mismo tipo, gracias al hecho de disponer de pocas habitaciones. Aunque le faltan equipamientos, son, de todos modos, suficientes para satisfacer las necesidades de la mayoría de viajeros, sean grupos de amigos, parejas o familias.

      A partir de
      Ver la oferta
    • 60 Thompson 60 Thompson 60 Thompson
      • Easyopiniones 8.33
      • Relación calidad-precio 7.24
      • Ubicación 4.85

      El hotel Thompson, situado en el moderno barrio de Soho en Manhattan, tiene mucho estilo. "Refinado" es un término a menudo utilizado en el medio hotelero, y en este caso es la palabra apropiada para describir la elegancia y la finura de la decoración. El hotel abrió sus puertas en 2001, pero su éxito no pasa de moda, ya sea por su restaurante tailandés único, su moderno bar llamado Thom Bar o A60, o su otro bar situado en la azotea al que solamente pueden acceder los miembros (el primero de Nueva York). Se trata, ante todo, de un hotel cómodo en el que uno se siente como en casa. Al igual que sus homólogos, es más recomendable para las parejas y los grupos que para las familias.

      A partir de
      Ver la oferta
    • Tribeca Grand Hotel Tribeca Grand Hotel Tribeca Grand Hotel
      • Easyopiniones -
      • Relación calidad-precio 7.24
      • Ubicación 4.98

      Un hotel original en su concepción y su ambiente. Cuenta con bonitos espacios, muchas prestaciones, una decoración cuidada y acogedora y habitaciones confortables a dos pasos de Soho y Greenwich Village.

      A partir de
      Ver la oferta
    • Union Square Inn Union Square Inn Union Square Inn
      • Easyopiniones 5.86
      • Relación calidad-precio 6.89
      • Ubicación 4.58

      Un hotel muy sencillo que ofrece un alojamiento de buena calidad y una buena situación a dos pasos de Greenwich Village.

      A partir de
      Ver la oferta
    • Washington Square Washington Square Washington Square
      • Easyopiniones 7.40
      • Relación calidad-precio 6.97
      • Ubicación 4.56

      Un pequeño hotel agradable que nos ofrece calma y comodidad en pleno centro de Greenwich Village, a unos pasos del Soho y de los mejores clubes de jazz de esta metrópolis.

      A partir de
      Ver la oferta
    • The Greenwich Hotel The Greenwich Hotel The Greenwich Hotel
      • Easyopiniones 7.75
      • Relación calidad-precio 7.19
      • Ubicación 4.29

      En la ciudad que nunca duerme, es bueno alojarse en uno de los hoteles de relax. En cuanto a la tipología, encontramos los hoteles de ambiente que te sumergen en otra época, los hoteles de atmósfera en los que descubrir otros mundos, los hoteles boutique, los hoteles de encanto y aquellos con un carácter propio. El Greenwich es un hotel diferente que mezcla armoniosamente un poco de cada uno. Es un hotel de sosiego, bañado por una maravillosa luz y en el que viene bien refugiarse para alejarse un poco de los tumultos de la Gran Manzana. Más que un simple hotel aquí encontrarás una residencia animada de todas las pasiones y emociones de su propietario Robert de Niro, gran viajero y amigo de todas las artes, entre las que se encuentra el cine: su profesión.

      A partir de
      Ver la oferta
    • Gramercy Park Hotel Gramercy Park Hotel Gramercy Park Hotel
      • Easyopiniones -
      • Relación calidad-precio 7.26
      • Ubicación 5.36

      "Es algo realmente único. Para mí es un giro de 180 grados, es distinto a todo lo que había hecho antes, y espero que llegue a ser un prototipo para la industria hotelera igual que lo fue mi primer hotel hace 25 años". Así es como Ian Schrager, el genio del proyecto, resume el Gramercy Park Hotel (GPH). Y realmente, uno no encuentra motivos para llevarle la contraria. Es sin duda el hotel más destacable de los que hemos visitado: un diseño exquisito, unos acabados muy admirados, un personal ultra moderno, mucha historia y uno de los bares más exclusivos de la ciudad. Añade unos equipamientos de la mejor calidad, unos platos procedentes de un famoso restaurador y un acceso al único parque privado de Nueva York, esto es el GPH, un hotel que no se puede encuadrar dentro de ninguna categoría. No te sorprenderá saber que este tipo de experiencia no es barata, pero si quieres pasar una estancia inolvidable en Nueva York, ¿por qué gastarte el dinero en otra parte?

      A partir de
      Ver la oferta
    Los mejores hoteles Nueva York
    • The Mark New York The Mark New York The Mark New York
      • Easyopiniones 8.44
      • Relación calidad-precio 7.47
      • Ubicación 4.26

      Un hotel discreto y elegante a un tiempo, con decoración clásica, prestaciones de alta categoría, y atendido por un personal competente y altamente cualificado.

      A partir de
      Ver la oferta
    • The Pierre The Pierre The Pierre
      • Easyopiniones 8.50
      • Relación calidad-precio 7.45
      • Ubicación 6.24

      Desde hace casi 72 años, el Pierre se impone como uno de los mejores hoteles neoyorquinos, premiado en innumerables ocasiones por los especialistas internacionales. No te dejes engañar, este establecimiento con aires de antiguo palacio ofrece prestaciones plenamente arraigadas en el siglo XXI.

      A partir de
      Ver la oferta
    • Waldorf Astoria Waldorf Astoria Waldorf Astoria
      • Easyopiniones 8.63
      • Relación calidad-precio 7.44
      • Ubicación 8.5

      El Waldorf=Astoria, una auténtica leyenda, ha atravesado el siglo XX sin que le salga ni una sola arruga. Inscrito en el registro de monumentos históricos de la ciudad de Nueva York desde 1993, el hotel más emblemático de la metrópolis norteamericana sigue ofreciendo un entorno lujosos y unas prestaciones dignas de su categoría de 5*.

      A partir de
      Ver la oferta
    • The London NYC The London NYC The London NYC
      • Easyopiniones 9.75
      • Relación calidad-precio 7.44
      • Ubicación 8.63

      Si el London NYC fuera una persona, muy probablemente sería elegante, humilde y feliz, ya que sabría que nunca pertenecería a la élite de pleno derecho, pero, puestos a pensarlo bien, ¿quién querría? Cuenta con todos los atractivos de cualquier prestigioso hotel de lujo de cinco estrellas, como el Pierre o el Four Seasons, con un toque de lujo moderno (¡Y sin las tarifas que suelen aplicarse en dichos establecimientos!). Aunque tenga poco más de tres años, se ha posicionado como una auténtica alternativa a los principales establecimientos y como un acogedor hotel de mejor calidad que los de las grandes cadenas. Goza, además, de una ubicación fantástica, con una de las decoraciones más elegantes que hemos visto en Nueva York y con un restaurante capitaneado por el célebre chef escocés Gordon Ramsay. Sin lugar a dudas: uno de nuestros hoteles favoritos.

      A partir de
      Ver la oferta
    • New York Plaza New York Plaza New York Plaza
      • Easyopiniones 7.50
      • Relación calidad-precio 7.84
      • Ubicación 7.14

      Clasicismo, lujo y refinamiento, los tres sustantivos que caracterizan al Plaza, uno de los hoteles imprescindibles de la megalópolis estadounidense. No hay ninguna duda de que incluso los clientes más exigentes encontrarán un cuadro, unas prestaciones y unos equipamientos a la altura de sus esperanzas, todo ello con una suntuosa decoración estilo "Renacimiento francés".

      A partir de
      Ver la oferta
    • The New York Palace The New York Palace The New York Palace
      • Easyopiniones -
      • Relación calidad-precio 7.42
      • Ubicación 8.54

      El nombre lo dice todo. Si un hotel neoyorkino puede denominarse "palace", éste es el lugar, sin dudarlo. En cuanto entras ves que su interior tiene duende. Las estancias son de las más suntuosas que hemos visto, la panorámica increíble, tiene un restaurante estrellado, un gimnasio y un spa de gama alta... y una historia de lo más fascinante. Te recomendamos encarecidamente este magnífico hotel, con una ubicación ideal para todo tipo de viajero, estés por negocios o de turismo. Y si no te lo acabas de creer, pregúntale a alguien que se haya alojado allí. Nunca hemos escuchado ninguna crítica...

      A partir de
      Ver la oferta
    • JW Marriott Essex House JW Marriott Essex House JW Marriott Essex House
      • Easyopiniones 6.50
      • Relación calidad-precio 7.39
      • Ubicación 6.99

      Viaja en el tiempo y vuelve a los años 1930 gracias al Jumeirah Essex House. Este símbolo Art Déco, antaño la torre más alta de Nueva York, abrió sus puertas el mismo año que el Empire State Building y fue renovado en 2007 después de haber sido comprado por el grupo hotelero con sede en Dubái que ha conseguido dejarlo todavía más bonito. Lo mires por donde lo mires, el establecimiento tiene un aire elegante y no le falta de nada para estar entre los más grandes: habitaciones encantadoras, una ubicación privilegiada, un restaurante refinado y un personal inteligente. Lo recomendamos sin lugar a dudas a cualquier tipo de viajero sin importancia de por qué razón se aloje en Nueva York.

      A partir de
      Ver la oferta
    • The Lowell The Lowell The Lowell
      • Easyopiniones -
      • Relación calidad-precio 7.36
      • Ubicación 5.62

      Este distinguido hotel está en un barrio no menos distinguido. Es un establecimiento más bien pequeño en relación a lo que se suele ver en Nueva York. Es tan chic como un hotel europeo: desde la puerta de entrada hasta el gimnasio, estés en el rincón que estés. El Lowell, dotado de una rica historia (al igual que el mobiliario, las antigüedades y los objetos artísticos que alberga), dispone de todos los equipamientos modernos que se esperan de un hotel de esa categoría. Cada detalle ha sido estudiado minuciosamente y si eres capaz de encontrar un solo defecto, nos quitamos el sombrero. Las parejas o familias de pocos miembros considerarán el Lowell muy confortable y bien ubicado: propone los mejores servicios y un personal de lo más competente. ¡Este hotel se merece un SÍ como una casa de easyvoyage.fr!

      A partir de
      Ver la oferta