• Conéctate
Hotel Kilindi Hotel 5 estrella
Easyexpertos
Nugwi, Tanzania -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

Una novedad entre los hoteles, un "must to see" de Zanzíbar, directamente salido de la imaginación de un arquitecto de Zambia. El Kilindi, perfectamente a la moda pero sin excesos, es sin duda uno de los mejores establecimientos de la isla. Un buen restaurante completa el idílico decorado. Se lo aconsejamos a las parejas de viaje de novios o en luna de miel permanente.

+
  • Balneario
  • Bien situado
  • Descanso
  • Gastronomía
  • Encanto
  • Corazón
  • Vuelo
    • Hotel Kilindi

      Kilindi   -   © Kilindi Zanzibar

    • Hotel Kilindi

      Kilindi   -   © Kilindi Zanzibar

       
    28 Foto(s) Experto(s) 1 Foto(s) Internauta(s)
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas

    Ubicación 10.0 /10

    En el norte de la isla, cerca de Nungwi. Calcula unos cincuenta minutos para llegar a Stone Town y una hora para llegar al aeropuerto.

    Habitaciones 9.20 /10

    En el Kilindi, el lujo está constituido por dos elementos: el espacio y la exclusividad. De hecho, su dominio de 52 acres solo tiene quince habitaciones, todas con vistas al mar.?

    La estructura es original y refrescante. En una isla en la que los hoteles parecen declinarse en makutis de madera y de hojas de palmeras, las habitaciones del Kilindi invitan a pensar en la arena, el desierto y una luz cegadora. Bajo una cúpula redonda con un estilo ligeramente oriental, cada habitación es un universo único. Se accede por una puerta que da a una especie de patio interior. Las habitaciones no tienen barreras y se abren al horizonte del océano, en la intimidad absoluta de sus paredes en "lime stone" (o piedra coral). El espacio modelado de esta forma da una sensación de libertad y de luz. Esa luz de África tan diferente, tan difícil de inmortalizar. Se vive fuera, pero en un lujo interior.

    El dormitorio, en lo alto de la escalera, es muy acogedor. Es circular, con unas ventanas inmensas... Una estancia de ensueño. Para ver el mar, solo tienes que abrir las persianas. ¿Tienes ganas de un poco de oscuridad? Ciérralas y crea una alcoba romántica. La ascensión continúa hasta el cuarto de baño. Una simple alcachofa de ducha en el techo, una bañera en el lateral y el océano Índico a 180°...?


    El conjunto se completa con dos piscinas privadas: en la terraza del salón y junto a la habitación, con, por supuesto, el mar como telón de fondo.?


    Se ha optado, concienzudamente, por unas habitaciones sin televisión, teléfono ni aire acondicionado. Si quieres un poco de frescor, puedes estar tranquilo ya que el arquitecto diseñó una serie de chimeneas y paredes aisladas que protegen del calor. ¡Y funciona! Estarás fresco y a gusto, sin la desagradable sensación de cárcel que provoca el aire acondicionado.?


    En resumen, el lujo está a tu alcance, en un laberinto de líneas redondeadas. La estética es envidiable y el servicio de calidad.?

    Infraestructura 9.20 /10

    El hotel fue diseñado por un joven arquitecto, Neil Rocher, originario de Zambia, quien no duda en ensalzar su obra. De hecho, cómo no te va a seducir el encanto de Oriente Próximo/Zanzíbar del Kilindi, cuando estás cómodamente sentado en el espacio abierto del bar principal ante los reflejos verde azulados del océano Índico... Los arcos y las cúpulas color crema se entrelazan en un espacio con las líneas voluntariamente imperfectas, que crean un efecto de espacio absoluto, aéreo y un sentimiento de libertad casi total donde las fronteras físicas del edificio no estropean la vista.

    Así es cómo se integra la arquitectura del Kilindi en la esencia última del lujo, al menos para los ciudadanos occidentales: el espacio. En primer lugar porque, en este dominio de 52 acres, las quince habitaciones abrazan discreta y secretamente la naturaleza del jardín.

    Una vez pasada la bóveda de la recepción que constituye una especie de frontera simbólica, el jardín, que desciende en una pendiente suave hasta el mar, es el lugar en el que olvidarás el estrés y el frenesí de la vida cotidiana.

    El centro de negocios, deliberadamente colocado en la entrada, en esta línea de desmarcarse, es un espacio reservado a aquellos que no saben (o no quieren) aislarse del mundo. Varios escalones y una bonita bajada separan la zona "relax", es decir, las habitaciones, de la parte del restaurante, la piscina, el spa y la playa.?

    Una especie de cúpula, completamente abierta para facilitar el paso de las brisas marinas, tan agradables cuando estás en el bar, alberga el bar-restaurante y la piscina. Y, como en todo el hotel, los colores son cálidos. Desde la piscina desbordante, como dicta la moda, vemos la costa norte de la isla con sus tonos verde-azulados.?

    Restauración 9.20 /10

    La sala del restaurante del Kilindi es conceptual. A las horas de comer, las mesas están dispuestas en la terraza de la piscina, en un pequeño patio con árboles y bajo la especie de veranda del bar. El resultado estético es excelente. El espacio, en línea con el estilo de diseño de la estructura, no tiene ningún objeto inútil. En Zanzíbar, se vive y se come fuera. Es hora de disfrutar.

    Solo un chico muy especial podía animar el restaurante. De hecho, conocemos al cocinero que lo ha formado. Ritchie Tewnion trabajó con un cocinero muy famoso, una especie de estrella en el Reino Unido: Jamie Oliver. Aunque no te inspire ninguna riqueza gastronómica particular, para los ingleses es sinónimo de carácter y originalidad. Así que es perfecto.

    El menú, elaborado con especialidades de la isla e ingredientes internacionales, cambia todos los días. Aquí puedes probar pulpo, atún, calamares y pescado frito, así como pollo y cabrito si te gusta la carne. Las especias, el aceite de oliva, la fougasse, las chapati, los tzatiki y las frutas exóticas se combinan en un conglomerado culinario absolutamente internacional. Fusión, como se dice hoy en día. Para terminar, hay que señalar un detalle de desarrollo sostenible (no es el caso de los pueblos vecinos): un huerto pequeño abastece al restaurante con los productos de la tierra.?

    El cocinero, sumamente joven por cierto, tiene la ayuda de un camarero con mucho arte, digno de una película de Tom Cruise. Este inglés, muy conocido en el Reino Unido, prepara unos cócteles potentes y reconfortantes. Un detalle a tener en cuenta ya que es el único bar en varios kilómetros a la redonda.

    Playa 8.20 /10

    A cinco minutos a pie (mucho para Zanzíbar). Descubrimos entonces la playa blanca, su lengua de arena y las embarcaciones típicas, como en una postal. El océano verde turquesa está sujeto a las mareas, más fuertes que en Nungwi, pero menos que en Kiwenga.?

    Verifica el ciclo de las mareas aquí.?

    A saber

    El arquitecto Neil Rocher (con lejanos orígenes franceses, de la época de las persecuciones protestantes, o eso dice el interesado) procede de Zambia y el jefe de cocina ha sido alumno de una estrella culinaria de moda en Londres. Así es cómo el Kilindi hace gala de su universo internacional.

    De momento, el USHWARI Spa ("tranquilo" en suajili) se define más bien como un spa "en potencia". Tras cruzar una antigua puerta con líneas delicadas, se accede al jardín natural del spa. En los laterales, distinguimos cuatro cúpulas, aunque solo funciona una de momento. El programa ofrece masajes y tratamientos de belleza en un centro de bienestar esencialmente dedicado a la intimidad. En todo caso, el comienzo es prometedor.?

    Una observación importante: vista la arquitectura de las habitaciones (completamente abiertas), el Kilindi no acepta niños pequeños.?

    Equipamientos

    • Restaurante
    • Internet
    • Espacio Bienestar

      masaje, puesta en forma

    • Piscina
    • Hidromasaje

    Ventajas

    • Los pequeños gestos ecológicos como los paneles solares y el reciclaje del agua
    • La sensación de intimidad total dentro de la habitación
    • La cocina del cocinero inglés
    • Las dos (pequeñas) piscinas en las habitaciones

    Inconvenientes

    • Si se trata de buscar un defecto, pues: la playa está más lejos que en otros hoteles.
    • No se necesita coche porque los alrededores no ofrecen mucha distracción.
    • Precios excesivos, sobre todo para Zanzíbar

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    2
    • Puntuación Total nc/10
      • Vacaciones en juin 2013 Publicado el 2013-07-27 Seul - Une semaine et plus (Pavillon/Paillote/Maison)

        Hôtel incroyable: 14 chambres seulement, qui sont des petites maisons avec chacune la vue sur la mer, nichées dans un jardin naturel peuplé de singes et à la végétation luxuriante. On mange ce que l'on veut quand on veut, on boit ce que l'on veut quand on veut. Possibilité de dîner au bord de la plage avec un feu, au bord de la piscine, dans la chambre, etc.. La qualité du service est unique avec un majordome attitré par chambre. Séjour inoubliable.

      • Ventajas

        Service incroyable Taille des chambres Beauté du site Qualité des repas

      • Inconvenientes

        Hôtel isolé des villages et de la ville.

      • Infrastructure
      • Logement
      • Situation
      • Restauration
      • Sports / Loisirs
      • Animation
      • Qualité / Prix
      • Puntuación Total 9.75/10
    • Elisa B. Elisa B.  
      18 Opiniones
      • Vacaciones en novembre 2009 Publicado el 2010-05-19 In coppia - Da 3 a 5 notti (Camera con vista)

        un hotel assolutamente romantico per le coppie in luna di miele. i prezzi sono alti ma il servizio è di qualità! come regalo di nozze!

      • Ventajas

        le camere aperte sull'oceano indiano la tranquillittà e l'intimità

      • Inconvenientes

        non c'é molto da fare nei dintorni

      • Infrastrutture
      • Alloggio
      • Posizione
      • Restauro
      • Sport / Divertimenti
      • Animazione / Spettacoli
      • Valutare il prezzo
      • Puntuación Total 7.50/10
    Los mejores hoteles Nugwi
    • Diamonds La Gemma dell'Est Diamonds La Gemma dell'Est Diamonds La Gemma dell'Est
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.29
      • Ubicación 9.6

      El hotel Gemma dell'Est está situado en un magnífico entorno, ideal para las parejas y también adaptado a las familias. Indiscutible confort y unas prestaciones de calidad, un hotel con un perfecto equilibrio entre las actividades para los niños y la búsqueda de romanticismo de los padres.

      A partir de
      Ver la oferta
    • The Z Hotel The Z Hotel The Z Hotel
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.04
      • Ubicación 3.0

      El The Z hotel es un pequeño hotel boutique de tamaño reducido situado en la punta de Nungwi, ideal para los mochileros exigentes. Encajado entre los complejos hoteleros de la costa norte, parece un establecimiento algo de moda, para los jóvenes de hoy en día a los que les gusta sin renunciar a la comodidad.

      A partir de
      Ver la oferta
    • My blue boutique hotel My blue boutique hotel My blue boutique hotel
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.02
      • Ubicación 10.0

      El My Blue, que se enorgullece de su denominación de "hotel boutique", pertenece a la gama superior de la cadena hotelera Ora Resort. Este establecimiento, pequeño e íntimo, va acorde a los estándares de la isla y a las prestaciones clásicas de los hoteles boutique; además, su gestión es 100% italiana.

      A partir de
      Ver la oferta
    • Ras Nungwi Ras Nungwi Ras Nungwi
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.94
      • Ubicación 10.0

      El Ras Nungwi fue uno de los primeros hoteles de Zanzíbar y, sin duda, uno de los más lujosos. Menos moderno y de diseño que los demás, la atmósfera, vagamente "Robinson Crusoe", es muy relajante. La mayor parte de su clientela es anglófona, y es mejor para parejas que para las familias.

      A partir de
      Ver la oferta
    • Langi Langi Hotel Langi Langi Hotel Langi Langi Hotel
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 6.8
      • Ubicación 8.95

      El Langi Langi, situado directamente en la playa entre dos hoteles, desprende el olor a la flor que da nombre al establecimiento. Esta pequeña estructura está gestionada por zanzibareños emigrados a los Emiratos Árabes Unidos. Un lugar para descansar, muy conocido entre los mochileros de Nungwi.

      A partir de
      Ver la oferta