• Conéctate
Hotel Cala Ginepro Hotel Hotel 4 estrella
Easyexpertos
Viale Cala Ginepro 97 Orosei 08028 Orosei, Italia -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

Este hotel pertenece al mismo complejo que el I Giardini y el restaurante Sa Mattanusa, el primero que abrió sus puertas, y ofrece un servicio correcto en un entorno desenfadado.
Está bien situado en el corazón de Orosei y es conocido en el sector por su edad y su buena cocina.
Apreciado sobre todo por las familias con niños por las animaciones, puede presentar algún inconveniente debido a las renovaciones que no siempre llegan a tiempo.
Por el contrario, la playa espaciosa y bien equipada es un punto fuerte del hotel. Los niños estarán encantados...

+
  • Balneario
  • Familia
  • Descanso
  • Vuelo
    • Hotel Cala Ginepro Hotel

      Cala Ginepro Hotel   -   © EASYVOYAGE

    • Hotel Cala Ginepro Hotel

      Cala Ginepro Hotel   -   © EASYVOYAGE

       
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas

    Ubicación 8.14 /10

    Orosei, en la provincia de Nuoro. El hotel Cala Ginepro está situado en un lugar tranquilo, en el corazón de este interesante burgo consagrado a la tradición, con sus numerosas tiendas artesanales, sus antiguas iglesias y sus mujeres vestidas con falda negra hasta debajo de las rodillas.
    Para ir a Orosei en coche desde Olbia tomamos la nacional 131 (dirección Cagliari/Nuoro). Desde el sur de la isla, cogemos la misma carretera hasta Nuoro y después, la provincial en dirección al mar.

    Habitaciones 7.20 /10

    El conjunto cuenta con 144 habitaciones repartidas por los edificios del restaurante y del hotel Gala Ginepro, mientras que el I Giardini posee 182. Este último establecimiento está regentado de forma independiente por lo que los alojamientos se alquilan o venden a parte.
    Las habitaciones del hotel son en general correctas, amplias y están bien decoradas. Su luminosidad y los tonos cálidos de la decoración crean una mezcla de estilo italiano enriquecido con elementos casi barrocos, como el gran espejo encima de la cama o las cortinas que, desafortunadamente, no son suficientemente gruesas para preservar la intimidad de los clientes. Algunas habitaciones están muy cerca de otras, cosa que resulta a veces desagradable.
    Los cuartos de baño son de embaldosado brillante, espaciosos y están bien equipados.
    En cuanto a los servicios, el Cala Ginepro es un establecimiento de gama media. El trato es agradable, aunque hay que decir que es difícil encontrar un hotelero sardo desagradable, pero el hotel debería hacer un esfuerzo en cuanto a la tecnología. La televisión de pantalla plana tiene mala conexión a causa del decodificador, sin duda, pero también de la posición geográfica del establecimiento. La recepción es mala y la señal a menudo desaparece totalmente.

    Infraestructura 6.70 /10

    El hotel no consigue esconder su edad.
    Sin embargo, la gestión compartida del complejo hotelero ayuda a llenar las lagunas de los distintos establecimientos.
    En efecto, el Cala Ginepro no posee piscina, pero los clientes pueden utilizar las del restaurante (una para adultos y otra para niños) y la gran piscina del I Giardini. La animación tiene lugar por las noches en los espacios del Sa Mattanusa (discoteca) y del I Giardini (piano-bar). El club infantil está en el Sa Mattanusa. Los clientes además podrán jugar a tenis (cancha de tejido sintético) o al ping-pong y hay una zona verde acondicionada para los niños.
    El club infantil acoge a los niños a partir de los 4 años y se organizan actividades en verano durante las vacaciones escolares (este año, del 22 de mayo a finales de septiembre).
    Para poder beneficiarse de todos los servicios comunes, el grupo Cala Ginepro obliga a los clientes a comprar una tarjeta club (a partir de los 4 años) que cuesta 35 euros la semana. Incluye la animación, el club infantil, la playa (alquiler de tumbonas a partir de la tercera fila), actividades deportivas y lúdicas, e incluso una vuelta en patín de agua.

    El Cala Ginepro, con sus dos plantas, está construido sobre el modelo de una casa privada, cosa que explica la estructura un poco tormentosa del edificio. No te equivoques por las indicaciones, la entrada del hotel está situada a un lado, en la carretera que lleva hasta el hotel I Giardini. La puerta se abre a la recepción, bastante oscura, y la zona común del hotel está acondicionada en un espacio exterior muy agradable con una bonita vegetación. Aunque la estructura dé directamente a la carretera, la zona es tranquila, está cerca del centro y bien comunicada.
    En general, la arquitectura del hotel es sencilla y poco decorativa: se podría haber jugado más con los materiales, pero se ha optado por la discreción. Las habitaciones están en la primera y segunda plantas y hay una escalera que lleva hasta el restaurante, en el subsuelo: para llegar a él se atraviesa el espacio de la planta baja que se abre al jardín y que alberga un espacio bar para comer algo ligero y tomar el café de la noche.

    Restauración 7.95 /10

    El restaurante del Cala Ginepro propone una cocina sencilla y natural, siguiendo un modelo que solemos encontrar en las estructuras sardas de gestión familiar.
    Los platos de carne y de pescado se preparan a partir de una selección de productos frescos y son sabrosos y abundantes. Se sirven especialidades italianas y sardas, como las recetas de la provincia de Nuoro y de los alrededores, el verdadero origen de la comida regional.
    Nos gustó mucho la selección de entrantes, sabrosos y excelentes, antes de la carne o el pescado; ¡la comida es abundante!
    El desayuno propone una gran variedad de platos salados y dulces, en un estilo sencillo que deja de lado la fruta fresca.

    Playa 7.70 /10

    La playa es común a las tres estructuras y a ella se llega a través de un pinar bien mantenido que la separa de la carretera. El caminito desemboca en una gran playa de arena blanca equipada para la estación con tumbonas y sombrillas disponibles a petición.
    Déjate tentar por el paseo por el litoral: las vistas valen la pena y la brisa marina te despertará el apetito.
    Se puede caminar hasta los espigones situados al final de la playa y bordeados a la derecha por una carretera asfaltada que lleva hasta los edificios.
    No hay peligro alguno para los niños pequeños: el acceso es fácil, no hay rocas ni animales peligrosos.

    A saber

    El hotel es famoso en la región, fue inaugurado en 1989 como el segundo establecimiento del grupo que cuenta, aparte del hotel, con el restaurante Sa Mattanusa (abierto desde 1979), el hotel I Giardini di Cala Ginepro más animado y a cinco minutos del hotel.
    Los dos hoteles y el restaurante (muy cercanos) comparten un programa de servicios a disposición de sus clientes respectivos. El hotel I Giardini es el que cuenta con la piscina más grande, y es donde se hacen animaciones por las tardes y hasta medianoche.

    Los tres establecimientos Cala Ginepro están muy frecuentados por familias y en temporada baja, por alemanes. Se venden en el mercado italiano a través de distintos touroperadores, entre ellos Alpitour, Eden Viaggi, Aviomar y Top Sardinia.
    Es una pena que hayan dejado de lado la tecnología: en el Cala Ginepro solamente se dispone de conexión a Internet en la recepción y además, a un precio desorbitante. Un cuarto de hora de conexión cuesta 10 euros y una hora, 25 euros.

    Equipamientos

    • Aparcamiento
    • Acceso a minusválidos
    • Restaurante
    • Climatización
    • Piscina
    • Gimnasio

      gimnasia

    • Se aceptan animales
    • Caja fuerte
    • Habitación no fumador

    Ventajas

    • La playa bonita y bien equipada
    • La cocina del restaurante

    Inconvenientes

    • Le falta una piscina
    • La conexión a Internet, demasiado cara

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    • Puntuación Total nc/10