• Conéctate
Club jet tours Marina Beach Hotel 4 estrella
Easyexpertos
Marina di Orosei 08028 OROSEI IT Orosei, Italia -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

Con sus tres hoteles y sus 600 habitaciones, el Marina resort es un buen establecimiento en Orosei.
Bien organizado y rodeado de una composición de jardines que lo sumerge en un ambiente verdaderamente tranquilo, este complejo hotelero es una buena solución para las parejas de una cierta edad o para las familias con niños pequeños.
El establecimiento está totalmente equipado con rampas que facilitan los desplazamientos y cuenta con muchas infraestructuras deportivas frecuentadas también por personas exteriores al hotel. Sin contar con que la piscina es una de las más grandes de Italia: hay muchas opciones para divertirse, sea cual sea la edad.

+
  • Familia
  • Animación
  • Descanso
  • Vuelo
    •  Club jet tours Marina Beach

      Club jet tours Marina Beach   -   © Julien Ferret / EASYVOYAGE

    •  Club jet tours Marina Beach

      Club jet tours Marina Beach   -   © Julien Ferret / EASYVOYAGE

       
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas

    Ubicación 6.5 /10

    El hotel está a medio camino entre el centro de Orosei y la playa pública. Orosei es el nuevo centro de la provincia de Nuoro, recientemente reorganizada en un territorio más pequeño (el Oligastra) que reúne las comunas de Dorgali, Orosei, Siniscola y Budoni.
    La región de Sosalinos, el pinar que bordea el litoral, está cerca de aquí.
    A finales de mayo, el hotel se convierte en el escenario de la "Fiesta del Mar", una celebración de origen religioso que atraviesa todo el pueblo, de la cruz al río, y termina con una procesión de barcas floridas que llevan a la Virgen.
    Orosei es una localidad muy religiosa a causa de sus orígenes agrícolas, y esto se traduce en frecuentes celebraciones y un importante número de iglesias: este pueblo de 6.000 habitantes contiene 26.

    Habitaciones 7.00 /10

    Las 500 habitaciones del hotel más grande, repartidas por las diferentes plantas del edificio principal, se organizan alrededor de un patio que separa los diferentes espacios del establecimiento.
    Las rampas presentes en cada planta se unen a los seis ascensores para facilitar los desplazamientos de las personas mayores o de movilidad reducida.
    Las puertas de las habitaciones están equipadas con un sistema de seguridad muy moderno y certificado (con llave electrónica). Las habitaciones de categoría estándar (individuales, dobles, triples y familiares) se organizan en dos espacios distintos (generalmente separados por una apertura de arco) y decoradas con tonos claros (a menudo azul cielo) y con tejidos tradicionales (colchas bordadas). El suelo es de baldosas, pero las habitaciones no transmiten ninguna impresión de frío. Dan al jardín y tienen vistas al mar o a la piscina. Además cuentan con un balconcito equipado con una mesa. El ambiente es apacible y las paredes desprenden una frescura muy de agradecer en verano.
    Las habitaciones disponen de una conexión a Internet sin cables, de pago y utilizable únicamente con tu propio ordenador (no hay punto de acceso a Internet en el establecimiento).
    Se ha puesto una atención particular en los materiales del cuarto de baño (la ducha es de piedra de granito), pero los espacios no son muy grandes. Lo encontrarás todo limpio y ordenado, además de una gama de productos de aseo.

    Infraestructura 7.00 /10

    Una gran escalera conduce al interior del establecimiento de colores vivos y superficies de mármol: la fachada, multicolor en tonos azules y rosas, hace que la entrada sea especialmente luminosa y teatral.
    Un efecto "Versalles", se podría decir, se desprende del arreglo particular de los jardines situados frente a la entrada principal y de la especial distribución de los espacios en diferentes bloques, que se extienden por todo el territorio del jardín. Este último, además, está muy cuidado, con macizos de flores bien cuidadas y pequeñas avenidas que se pueden recorrer con la ayuda de cochecitos eléctricos, típicos de los campos de golf.
    La clientela de edad avanzada dominaba el hotel en el momento de nuestra visita (a finales de mayo), sin duda a causa de las temperaturas más suaves y el ambiente relajante que emana de todo el establecimiento. Más tarde, hacia mediados o finales de junio, el hotel acoge a familias con niños, además de grupos escolares en viaje de fin de curso.

    El edificio principal está diseñado en forma de círculo, con rampas para subir y bajar. En el interior, un patio con jardín adorna el lugar. Son apreciables las vistas en todas direcciones y sobre todo de cara a la montaña.
    El hotel ofrece un abanico de actividades deportivas y recreativas. Además del gran teatro "La Marina", centro de la animación, de los acontecimientos deportivos y de los espectáculos nocturnos, el "Marina resort" pone a disposición de los clientes espacios reservados para reuniones y convenciones: muchas empresas (bancos, organismos, universidades) y clientes privados escogen estas salas para sus encuentros y reuniones profesionales.
    También encontrarás una amplia selección de campos de fútbol (césped), minifútbol (césped artificial), pistas de tenis (6 en total), de petanca, etc. Los más pequeños disponen de un parque de juegos, mientras que las pequeñas avenidas están pavimentadas para facilitar los desplazamientos.
    Se pide una tarjeta de club a los clientes de los otros dos hoteles que deseen aprovechar los servicios deportivos y de ocio comunes (animación, gimnasio, playa), con una tarifa de 35 euros por semana (a partir de 5 años). Los campos y pistas abren de principios de junio hasta finales de septiembre y el alquiler de sombrillas y tumbonas en la playa es de pago para las dos primeras filas (con un precio de 105 euros/semana (primera fila) y 80 euros/semana (segunda fila).

    Restauración 6.00 /10

    La sala del restaurante del Marina es una de las más grandes e impresionantes que hayamos podido ver en el curso de nuestro reportaje de los hoteles de la isla.
    Un verdadero despliegue de mesas se abre ante ti hasta donde se pierde la vista, en un espacio donde la exageración es la premisa, ya que el restaurante tiene capacidad para acoger a 1.200 personas. De hecho, cuando está completo, el efecto es sorprendente y tienes la sensación de estar en un gran refectorio. Por el nivel sonoro, es difícil encontrar un ambiente realmente tranquilo.
    Además de esta inmensa sala, que acoge el bufé tres veces al día, el restaurante posee una veranda que puede acoger hasta 400 personas: aquí tampoco esperes encontrar un ambiente romántico. En estos dos espacios, las mesas están servidas por 600 camareros dirigidos por 3 o 4 maîtres de hotel. Sin embargo, a parte del lado ruidoso, el restaurante está ordenado, con suficiente espacio entre las mesas. Cada cliente conserva la misma mesa durante toda la estancia. El estilo resulta un tanto anticuado, aunque es encantador: domina la madera, de tonos claros.
    En lo que se refiere a la carta, el restaurante ofrece una selección de platos típicos e internacionales. También hay noches temáticas a base de productos de la tierra (cena sarda) y del mar (cena del pescador).
    El segundo restaurante del hotel, que se llama La pagoda, ofrece un ambiente más intimista, bajo una veranda de tonos verde pálido. Al lado de la piscina se ofrece un servicio de restauración más rápido, muy apreciado entre los clientes a los que les gusta disfrutar de la playa.
    El señor Gesuino también nos invitó a visitar las cocinas, para que pudiéramos constatar la extrema atención que se pone en los alimentos y en la limpieza del lugar. La carta (5 entrantes y 2 platos principales) también tiene en cuenta a las personas que tienen intolerancia al gluten y diabetes, con platos especiales.
    Finalmente, cerca del restaurante principal hay una gran sala destinada a banquetes y a grandes ocasiones. Dividida por una fila de columnas decoradas con mosaico y por algunas mesas redondas, esta estancia también sirve para proyecciones (se organiza un pequeño cine en temporada baja). Con la sala de dirección, su capacidad para 900 personas y la decoración de azul índigo, es la sala principal para los acontecimientos que se realizan en el interior.

    Playa 6.50 /10


    La playa más cercana, que está a 3 km del hotel, es accesible gracias al servicio de autobús que ofrece gratis el hotel.
    Se trata de una playa pública que se extiende varios kilómetros a lo largo de la costa, sin tumbonas ni sombrillas.
    Frecuentada por los habitantes de la región y por los clientes de los hoteles vecinos, a veces sopla fuerte el viento, pero tiene la ventaja de no ser peligrosa para los niños, ya que la entrada al agua se hace muy paulatinamente.
    Sino, siempre puedes optar por la playa de Marina di Orosei, a 6 km, y también accesible por el carril bici que bordea el pinar. Este último delimita la playa que une Orosei a Marina di Orosei y ofrece bonitos paseos a pie...
    Por último, destacamos el bonito parque de Biderrosa, situado a 12 km. Se trata de un parque natural protegido que se compone de 5 playas. Cada día se permite el acceso (mediante pago) a un número limitado de personas. Por tanto, te aconsejamos reservar con antelación.

    A saber

    El complejo forma parte del grupo ITI, que también incluye el Torre Moresca y el Maria Rosaria (el más antiguo de los tres).
    El Maria Rosaria abrió sus puertas en 2002, después de dos años de obras. Reúne bajo un mismo nombre tres hoteles diferentes, con una capacidad total de 600 habitaciones (500 en el edificio principal) repartidas por 30 hectáreas. El hotel está abierto desde mediados de marzo hasta mediados de noviembre.
    El complejo hotelero cuenta con una de las piscinas más grandes de Italia: son más de 4.000 metros cuadrados, rodeados de tumbonas y sombrillas.

    Equipamientos

    • Autobús
    • Aparcamiento
    • Acceso a minusválidos
    • Restaurante
    • Internet
    • Climatización
    • Espacio Bienestar

      salón de belleza, puesta en forma

    • Piscina
    • Gimnasio

      tenis, gimnasia, aquagim, baloncesto, baile, step, tiro al arco, fitness

    • Caja fuerte
    • Habitación no fumador
    • Sala de reuniones

    Ventajas

    • La presencia de rampas en todo el hotel
    • Las muchas instalaciones deportivas
    • La atención prestada a los diabéticos y a las personas con intolerancia al gluten

    Inconvenientes

    • El restaurante principal, ruidoso
    • El acceso a Internet se podría mejorar

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    • Puntuación Total -/10