• Conéctate
Hotel Victoria Beach Resort Spa Hotel 3 estrella
Easyexpertos
Km 9, Phu Hai, Nguy?n Thông, khu ph? 1, Phú Hài, Phan Thi?t, Bình Thu?n, Vietnam Phan Thiet, Vietnam -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

El Victoria, un magnífico hotel en medio de un precioso jardín, merece 5 estrellas. Aquí todo es perfecto: desde la suculenta comida hasta las habitaciones amplias provistas de un patio interior pasando por el pueblo spa, las piscinas con desbordamiento y las zonas de juego para los niños. Ideal para las familias, parejas o grupos de amigos, todos sabrán apreciar este remanso de paz.

+
  • Balneario
  • Familia
  • Bien situado
  • Descanso
  • Gastronomía
  • Corazón
  • Naturaleza
  • Vuelo
    • Hotel Victoria Beach Resort Spa

      Victoria Beach Resort Spa   -   © EASYVOYAGE

    • Hotel Victoria Beach Resort Spa

      Victoria Beach Resort Spa   -   © EASYVOYAGE

       
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas

    Ubicación 5.56 /10

    Situado en Phan Thiet, pueblo de pescadores situado a 200 kilómetros al norte de Ho Chi Minh (4 horas de coche).

    Habitaciones 8.95 /10

    Las 90 habitaciones son muy amplias y se alojan en bungalows o villas de 71 a 97m² repartidos por el gigantesco jardín lleno de palmeras, buganvillas y otras plantas. Los más grandes, los bungalows familiares y deluxe, están situados frente al mar. Un sofá grande, la mesa baja, la cama con mosquitera (¡muy útil!) y el escritorio le confieren a la habitación el estilo de un estudio. De hecho, es muy grande. Bajo la televisión hay un gran mueble con minibar y hervidor de agua. Asimismo, hay conexión wifi en todas las zonas de la habitación (incluso en la bañera), para que puedas estar conectado con tu familia de forma gratuita. Los cuartos de baño, unos escalones más abajo, son muy agradables. Son amplios y están provistos de una bañera en ángulo, wc separados, dos lavabos y un gran espejo. Además, encontrarás un pequeño patio privado con el suelo tapizado de guijarros, una ducha exterior y una hamaca. Un lujo muy apreciable en una zona en la que hace calor todo el año. Las habitaciones están equipadas con batas ultrasuaves (que podrás comprar por 20 dólares en la tienda del hotel), chanclas blancas, secador de pelo y productos que no puedes llevar ya que están en frascos pequeños. Todas las habitaciones poseen una gran terraza comunicada con el jardín en la mayoría y, para los más privilegiados, con el mar. Esta está equipada con tumbonas, lámparas para la noche y una mesa pequeña. Es una zona común propia, en la que podrás leer, charlar y beber algo. Lo único malo es que no tienen intimidad. Un poco de vegetación alrededor no le vendría nada mal.

    Infraestructura 8.45 /10

    Las 7 hectáreas del jardín con cocoteros, plátanos, árboles del viajero y buganvillas están recorridas por unos senderos que llevan a los 60 pabellones y a las dos piscinas (una con desbordamiento en lo alto y otra más familiar y más grande), al pueblo spa junto a la playa formado por 6 pequeños bungalows de madera con jacuzzi, a las zonas de juego reservadas a los niños y a la playa que bordea el jardín. En la playa se ha acondicionado un espacio de descanso, un solárium con tumbonas y sombrillas. Para bañarse, hay que bajar 3 escalones.

    Restauración 8.95 /10

    Casi todas las comidas se sirven fuera. El desayuno se sirve en la terraza, frente al mar. Una auténtica delicia, con una amplia selección y un servicio y una comida perfectos. Por las noches se montan las mesas alrededor de la piscina para disfrutar de los espectáculos de danza y música al mismo tiempo que vas cogiendo platos en el bufé de temática diferente cada noche. Aquí tampoco hay nada que objetar. Bufé pantagruélico, calidad inmejorable y servicio de primera clase, aunque a veces uno desearía que el personal te dejase tranquilo. Los que prefieran un menú a la carta y estar un poco más tranquilos podrán hacerlo en la terraza del restaurante más alto en relación con la piscina. Otro restaurante, en el otro extremo de la propiedad, detrás de la segunda piscina, sirve tentempiés a la hora de la comida. Pero presta atención, ¡no son los tentempiés habituales! Hay unas ensaladas bien surtidas, pasta al dente... Lo único malo es el precio del pescado, un tanto exagerado.
    Tras una buena comida o para hacer una pausa por la tarde, tienes el Tea Bar, contiguo al spa frente al mar, que ofrece una gran variedad de tés y cafés. Ambiente romántico frente al mar

    Playa 7.45 /10

    En la playa se ha acondicionado un espacio de descanso, un solárium con tumbonas y sombrillas. Para bañarse, hay que bajar 3 escalones. La playa es bonita y muy grande, pero hay muchas rocas cuando la marea está baja, así que estate atento para no hacerte daño en los pies.

    A saber

    Hay un hotel en construcción justo al lado del hotel, por lo que las siestas alrededor de la piscina con desbordamientos a veces están acompañadas de ruido. (Hasta finales de 2009)
    Hay un servicio de alquiler de sidecares en el hotel para poder visitar los arrozales.

    Equipamientos

    • Autobús
    • Aparcamiento
    • Restaurante
    • Internet
    • Climatización
    • Espacio Bienestar

      masaje, salón de belleza, sauna, EPA, wellness

    • Piscina
    • Gimnasio

      tenis, volley, golf, squash, fitness

    • Hidromasaje
    • Caja fuerte

    Ventajas

    • El recibimiento y los servicios
    • El entorno
    • Los espectáculos
    • La cocina
    • El spa
    • Las pistas de squash

    Inconvenientes

    • La terraza de las habitaciones no tiene intimidad
    • Hay rocas en la playa

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    • Puntuación Total nc/10