• Conéctate
Hotel Thala Beach Lodge Hotel 0 estrella
Easyexpertos
PRIVATE BEACH ROAD, OAK BEACH, PORT DOUGLAS, QUEENSLAND 4877, AUSTRALIA Port Douglas, Australia -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

Construido en los años 70, esta antigua plantación de caña de azúcar ha realizado una metamorfosis completa y se ha transformado en un establecimiento hotelero. Es difícil imaginar un lugar mejor para descansar, sobre todo tras el largo viaje necesario para llegar hasta Australia. Con una superficie de unas 59 hectáreas, el Thala Beach Lodge se ubica en un entorno natural sencillamente magnífico. Su situación es perfecta para disfrutar de la naturaleza y además cuenta con una espléndida playa y sirve una comida deliciosa. Su clientela es internacional. Se trata de un lugar elegido por muchas parejas para pasar su luna de miel...

+
  • Encanto
  • Corazón
  • Naturaleza
  • Vuelo
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas

    Ubicación 3.0 /10

    El hotel está a orillas del mar, en la carretera que lleva a Port Douglas. Solamente es necesario recorrer 16 km para llegar a la ciudad. Para ir al aeropuerto de Cairns, debes calcular una media hora de trayecto (38 km).

    Habitaciones 9.20 /10

    Exceptuando una única suite, los 83 bungalows del hotel, edificados sobre pilotes, siguen todos el mismo patrón y solo se diferencias en función de su ubicación y sus vistas. Algunos quedan completamente escondidos en el bosque, mientras que otros disponen de vistas panorámicas del mar. La estancia principal es muy espaciosa, lo suficiente, por lo menos, como para albergar un vestidor y un salón con grandes ventanales. En el exterior, una pequeña terraza de madera permite contemplar las vistas de las que se disponga. Sin embargo, a pesar de que los bungalows están más o menos alejados los unos de los otros, los balcones están unos frente a otros. En el interior, varias tonalidades de blanco y beige conforman un ambiente elegante y relajante. En el cuarto de baño, que combina el mármol y la madera, encontrarás tanto una bañera como una ducha, todo en muy buen estado. En lo que se refiere a equipamientos, hay de todo: televisión, climatización, caja fuerte gratuita, minibar con tetera y cafetera...

    Infraestructura 7.70 /10

    Este pequeño paraíso australiano lo tiene todo para gustar: infraestructuras de calidad, una decoración artesanal elegida con gusto, un personal sonriente y unas vistas espectaculares del Mar de Coral. En cambio, no hay ningún tipo de instalaciones deportivas, así que si vienes aquí es para descansar. Esto es una buena excusa para zambullirse en la piscina o tumbarse a tomar el sol justo al lado... El Thala Beach Lodge se descubre del mismo modo que un tesoro. Tras haber recorrido un sendero rodeado por una densa vegetación, aparece, en lo alto de una breve cuesta, como si se tratara de una joya bien escondida. El vestíbulo está prácticamente abierto al exterior y es de madera. La pequeña recepción nos recuerda más a un salón de una casa particular que a un hotel. Pero, si lo que quieres es admirar unas vistas increíbles del mar, acércate a la terraza del bar "Masked Plover", en el nivel superior. Es difícil que encuentres un mirador más despejado que este. En las horas de más calor, apetece remojarse en la piscina desbordante del hotel, diseñada como un lago natural, rodeada de rocas y de una densa vegetación. A su alrededor encontrarás algunas tumbonas de madera distribuidas en varios niveles y con la máxima discreción, para que puedas relajarte con total intimidad. El Thala Beach Lodge también cuenta con un pequeño spa que ofrece varios tratamientos, entre ellos uno especial para mujeres embarazadas. Aunque en realidad el spa se trata de una habitación dividida en dos espacios para los masajes.

    Restauración 8.20 /10

    En el Ospreys Restaurant, la jornada empieza con un agradable bufé que permite tomar un copioso desayuno continental entre 6:30 y 10:00 h. Para aquellos a quienes les gusta comer, también ofrece una carta de platos calientes. El comedor está protegido simplemente con un techo, lo que te permitirá disfrutar de nuevo de unas vistas magníficas del mar y la playa. Es difícil pensar en un entorno mejor en el que comer. Para la comida y la cena, el restaurante funciona únicamente a la carta, de 12:00 a 14:30 h y de 18:30 a 20:30 h. A mediodía, la carta incluye esencialmente comidas ligeras, como ensaladas y algún plato caliente, pero no hay demasiada variedad. De postre, te recomendamos que pruebes la crema, su sabor te sorprenderá. Por la noche, en cambio, el chef se vuelve más creativo y propone una carta bastante elaborada.

    Playa 8.70 /10

    El hotel cuenta con su propia playa, Oak Beach, situada a lo largo de la propiedad. Desafortunadamente, no está recomendado bañarse, por lo menos durante la temporada que va de noviembre a mayo, ya que en esa época una gran cantidad de medusas visitan todo el mar de Queensland, y créenos cuando te aseguramos que no querrás cruzarte con ellas. Sin embargo, la arena fina y la claridad del agua invitan al baño. Algo retiradas de la playa, se han instalado algunas tumbonas de madera. Para conservar el entorno natural, apenas se han realizado cambios en este espacio.

    A saber

    Dado que el hotel se construyó sobre un terreno inclinado, no es un establecimiento muy recomendable para personas con movilidad reducida.
    El establecimiento hace gala de su ecologismo. Entre otras cosas, los productos de aseo que ofrece son biodegradables. También organiza excursiones dentro de la misma propiedad para descubrir la fauna y la flora locales. Se ha construido un mirador de pájaros desde el que se pueden contemplar por lo menos 80 especies diferentes.
    Para los adeptos a los mercados, recuerda que el de Port Douglas funciona los domingos de 8:00 a 14:00 h.

    Equipamientos

    • Autobús
    • Aparcamiento
    • Acceso a minusválidos
    • Restaurante
    • Internet
    • Climatización
    • Espacio Bienestar

      masaje, salón de belleza, puesta en forma, EPA

    • Piscina
    • Gimnasio

      gimnasia, Voley playa, golf, fitness, deportes

    • Se aceptan animales
    • Caja fuerte
    • Habitación no fumador

    Ventajas

    • El entorno natural
    • Las vistas, tanto desde las habitaciones como desde el resto del hotel
    • La tranquilidad del lugar

    Inconvenientes

    • El terreno en pendiente
    • La proximidad de los balcones
    • La falta de equipamientos

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    -
    • Puntuación Total -/10