Hotel Il Gabbiano Hotel 4 estrella
Easyexpertos
Viale dei Micenei 65 - Litoranea Salentina Pulsano, Italia -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

El Gabbiano Hotel está situado frente a la playa de Pulsano Marina. Desprende un aura ligeramente mágica que colorea sus paredes de blanco y las modela con unas formas barrocas. Un bonito jardín, poblado de palmeras y piscinas, divide el establecimiento en dos espacios diferentes: el "classic" y el "comfort", más reciente. A pesar de su denominación de hotel, el Gabbiano puede considerarse como un club desde todos los puntos de vista, sobre todo teniendo en cuenta el servicio de animación que ofrecen.

+
  • Balneario
  • Familia
  • Vuelo
    • Hotel Il Gabbiano

      Il Gabbiano   -   © R.DUBUS / EASYVOYAGE

    • Hotel Il Gabbiano

      Il Gabbiano   -   © R.DUBUS / EASYVOYAGE

       
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas
    • Ubicación

      9.96 /10
    • Habitaciones

      7.70 /10
    • Infraestructura

      7.95 /10
    • Restauración

      7.45 /10
    • Playa

      7.70 /10
    • A saber

    • El Gabbiano Hotel está situado frente a la playa de Pulsano Marina, en la parte alta del Salento, bastante cerca de Taranto, pero relativamente lejos de los esplendores de Gallipoli. Una situación ideal para salir a descubrir el interior del país (para visitar, por ejemplo, la región de los famosos "trulli") o para aventurarse en la costa adriática.

      El hotel está a 77 kilómetros del aeropuerto de Brindis y a 127 kilómetros del de Bari-Palese.

    • El Gabbiano Hotel cuenta en total con 88 habitaciones, repartidas en los dos edificios que ya hemos mencionado: el espacio classic, que se corresponde con el edificio central, y el espacio comfort, de construcción más reciente y situado al fondo del jardín en un lugar más íntimo y tranquilo.

      El acondicionamiento de las habitaciones es sobrio y funcional. Al igual que el resto del establecimiento, están impregnadas de una atmósfera bastante acogedora en la que dominan el blanco y unos cálidos tonos pastel (amarillo y verde principalmente). Televisión, teléfono, minibar y una buena gama de productos de baño. Esto es lo que encontrarás en todas las habitaciones, que desgraciadamente no tienen balcón. Los cuartos de baño no te decepcionarán, reflejan el estilo del rincón de noche.
    • El hotel solo está separado de la playa de Pulsano por la carretera. Sus líneas onduladas, que recuerdan el estilo barroco típico de Lecce y hacen que parezca una construcción de nata, se combinan con el verde del jardín. Hay un aparcamiento cubierto a disposición de los clientes, que pueden dejar fácilmente su vehículo antes de entrar en el universo acogedor del hotel, en el que el blanco predominante y el agradable azul cielo crean una atmósfera mágica.

      Un jardín exuberante, en el que las palmeras salpican un espacio compuesto de cenadores y piscinas, separa los dos edificios que componen el Gabbiano, es decir: el espacio classic, que se corresponde con el edificio central y alberga la recepción, los restaurantes, el bar, 58 habitaciones y varios espacios de ocio y de trabajo (sala de reunión, sala de televisión y sala de juegos), y el espacio comfort. Este último se ha diseñado como una especie de patio al que dan las 30 habitaciones adicionales del hotel, y está situado al fondo del jardín, un poco apartado. El Gabbiano volvió a abrir sus puertas en 2001 tras una renovación completa, aunque no se amplió hasta 2005 con la nueva creación de la zona comfort.
    • El hotel posee tres restaurantes, acondicionados en tres salas distintas que cada una lleva un nombre diferente: la sala Moresca se utiliza para los banquetes y también está abierta para las personas externas al hotel, que pueden celebrar en ella las grandes ocasiones; la Sala Aragonesa, que se encuentra en el piso -1 y está reservada para los desayunos y, finalmente, la Sala Corte, situada al lado de la recepción y románticamente cubierta de una bóveda de madera y cristal, que se utiliza para la comida y la cena de los clientes del hotel.

      En el desayuno, tendrás el placer de comer productos caseros, como plumcakes, magdalenas y otros pasteles elaborados por los propios cocineros. A la hora de la comida y la cena, servidas en forma de bufé, podrás elegir entre tres entrantes y tres platos principales, que siempre incluyen un plato típico y un plato "light". Se ofrece un menú "baby" para los niños, que varía todos los días. También se sirven entremeses, verduras y postres. El hotel propone dos veladas especiales: la cena típica, con platos regionales y un bufé de mozzarella y de productos lácteos, y la cena de gala, que no solo propone platos como los scialatielli (una especie de pasta) con bogavante, el risotto con cangrejos, limón y gambas, todo ello bien presentado y servido en la mesa, sino también el corte del pastel junto a la piscina, acompañado de copas de cristal y prosecco.

      No es una casualidad que la carta de vinos proponga exclusivamente producciones de Puglia. De hecho, el objetivo es destacar la oferta vitícola de una región muy rica, a la que la cocina del Gabbiano también desea rendirle homenaje a través de otro gran producto de Puglia, el aceite, que se encuentra en el bufé con diferentes formas y gustos.
    • El acceso a la playa es directo, a pesar de que el hotel y la orilla del mar estén separados por una carretera. Han construido un paso subterráneo para que los clientes puedan poner los pies en la arena en un abrir y cerrar de ojos. Una bonita bahía se abre ante ellos, y a la derecha está el espacio que tienen reservado. También hay un centro de submarinismo.
    • El hotel Gabbiano está frecuentado fundamentalmente por italianos -aunque también hay un pequeño porcentaje de turistas extranjeros, especialmente franceses, belgas y suizos- y en realidad es un club en todos los sentidos, con un servicio de animación en toda regla. Y como tal, requiere la compra de una Tarjeta Club por un precio de 40 euros por semana. Con la tarjeta Quota Prestige (70 euros por semana), te beneficiarás de servicios adicionales como la sombrilla en primera línea, pastelitos típicos a tu llegada, una botella de prosecco rosado Rosa del Golfo y el derecho a dejar la habitación a las 14:00 en vez de a las 10:00 h el último día.

    Equipamientos

    • Aparcamiento
    • Acceso a minusválidos
    • Restaurante
    • Internet
    • Climatización
    • Piscina
    • Gimnasio

      tenis, aquagim

    • Se aceptan animales
    • Caja fuerte
    • Habitación no fumador

    Ventajas

    • La ubicación, a unos pasos de la playa
    • La oferta culinaria

    Inconvenientes

    • Las habitaciones sin balcón

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    -
    • Puntuación Total -/10