Hotel Thingholt Hotel 4 estrella
Easyexpertos
Dingholtsstraeti 5 101 Reykjavik Reykjavik, Islandia -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

Miembro del grupo islandés Center Hotel, el Thingholt destaca sobre sus pequeños camaradas por su estilo ultra contemporáneo, diseñado por una célebre arquitecta islandesa: Gulla Jonsdottir. Construido en 1943, esta antigua imprenta representa una vez más un ejemplo de rehabilitación muy lograda en la capital. Un pequeño hotel de 50 habitaciones en el que poder descansar tras una tarde en plena naturaleza. El único fallo es que el establecimiento no tiene ni spa ni restaurante.

+
  • Cultura
  • Bien situado
  • Corazón
  • Vuelo
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas
    • Ubicación

      9.54 /10
    • Alojamiento

      6.65 /10
    • Información general

      7.50 /10
    • Restauración

    • A saber

    • Situado en el centro de Reikiavik, a dos pasos de su principal calle comercial (Laugavegur Street) y del puerto y su animación, el Thingholt goza de una ubicación ideal en la capital islandesa. Recuerda que se tarda aproximadamente una hora en llegar al aeropuerto internacional o al mítico spa Blue Lagoon.

      • Buscar en el centro
      • Buscar el hotel
      • Otros hoteles
      • Puntos de interés
    • Cuatro plantas, un ascensor, 50 habitaciones: las cifras del Thingholt no son de vértigo, algo de lo que la clientela no se quejará. En este hotel de grandes dimensiones te sentirás como en casa. Se ofrecen cuatro categorías: estándar, lujo, suite júnior y suite loft. Aunque el tamaño y la distribución de las habitaciones no es absolutamente idéntico en todas ellas, el estilo es básicamente similar: suelo de cuero, paredes de hormigón armado de la primera a la tercera planta, paredes pintadas de blanco en las buhardillas de la cuarta planta, iluminación contemporánea... La unión entre el aspecto bruto del hormigón y la parte trabajada del mobiliario de diseño es agradable. En cuanto al equipamiento, cuenta con todo lo necesario: TV de plasma, caja fuerte electrónica, minibar, tetera, cafetera, cuarto de baño con paredes y suelo de hormigón, ducha italiana, lavabo de diseño, productos de tocador y dosificador de gel de ducha. Con respecto a las vistas, puedes elegir vistas a la calle (bastante ruidosa los fines de semana) o al patio interior rodeado por el inmueble. Un defecto: la iluminación no es muy funcional.
    • Situado en un edificio discreto del centro de la ciudad, el Thingholt oculta sorpresas. Este sobrio edificio disimula a la perfección la rehabilitación de diseño de esta antigua fábrica de mediados del siglo XX. Una escalera conduce a los huéspedes al vestíbulo situado a pocos metros por debajo del suelo. El sonido de una fuente mural acompaña su paso por la recepción, sombría pero muy moderna. La luz de la entrada y algunos tragaluces dejan pasar la luz del exterior, omnipresente en verano. Merece la pena admirar el resto de la decoración: mostrador de piel, sofás de cuero, asientos originales... En el centro del vestíbulo, un minibar equipado con minitaburetes recibe a los clientes. El camarero accede bajando una pequeña escalera para crear una ilusión. La visita termina a los pies del ascensor, ya que el hotel no tiene instalaciones de ocio, ni siquiera una pequeña sala de fitness. Los clientes pueden utilizar el equipamiento de uno de los miembros del grupo Center situado a 10 minutos a pie. Es necesario traer un ordenador personal para acceder a Internet: la conexión wifi de las zonas comunes y el cable en las habitaciones son gratuitos.
    • No busques el restaurante, porque no lo hay. El hotel solo cuenta con una sala de desayunos. Esta última ofrece un bufé con el que comenzar bien el día, aunque no compensa la falta de un auténtico restaurante en el hotel. Cereales, pan recién hecho, charcutería, huevos revueltos o duros, frutas, verduras crudas, bebidas calientes, zumos envasados... ¡Hay para todos los gustos! Para el almuerzo y la cena, las calles circundantes ofrecen excelentes locales como el Domo, restaurante ultra moderno con toques japoneses.
    • Un Center Hotel puede ocultar otros cinco. A falta de disponibilidad en el Thingholt, puedes conformarte con uno de los otros cuatro hoteles del grupo. Ubicados todos en el centro de la ciudad, cada uno ofrece un estilo diferente, del clásico al contemporáneo. Solo tienes que elegir el Center que mejor se adapte a ti.

    Equipamientos

    • Aparcamiento
    • Acceso a minusválidos
    • Restaurante
    • Internet
    • Climatización
    • Espacio Bienestar

      salón de belleza, baño turco

    • Caja fuerte
    • Habitación no fumador

    Ventajas

    • La decoración del vestíbulo
    • La ubicación
    • El tamaño
    • Los cuartos de baño

    Inconvenientes

    • La falta de restaurante
    • La ausencia de infraestructuras de ocio
    • Las habitaciones abuhardilladas de la cuarta planta: ¡cuidado con la cabeza!

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    - 0