Hotel Cala dei Pini Hotel 3 estrella
Easyexpertos
Via delle Margherite 2 Sant Anna Arresi, Italia -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

Una reforma general mejoraría la imagen del hotel. Situado en la desembocadura de la laguna de Porto Pino, el reino de los flamencos rosas, el Cala dei Pini es un tres estrellas sumergido en plena naturaleza de Sulcis Iglesiente.
El hotel, a pesar de su modesta decoración y sencilla estructura, dispone de un restaurante que sirve una comida espontánea y sabrosa. El trato cordial que reciben los clientes compensa la tranquilidad excesiva del establecimiento.
Este hotel resulta perfecto para unas vacaciones de reposo absoluto, para los amantes de la naturaleza intacta, del silencio y de la buena comida. Para saborear con toda la tranquilidad del mundo.

+
  • Cultura
  • Familia
  • Gastronomía
  • Vuelo
    • Hotel Cala dei Pini

      Cala dei Pini   -   © Luis David Alvarez / EASYVOYAGE

    • Hotel Cala dei Pini

      Cala dei Pini   -   © Luis David Alvarez / EASYVOYAGE

       
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 45 colaboradores
    • - booking.com - Ver los precios
    • - AccorHotels.com - Ver los precios
    • - AsiaTravel.com - Ver los precios
    • - Amoma - Ver los precios
    • - Ctrip.com - Ver los precios
    • - Ebookers - Ver los precios
    • - Elvoline - Ver los precios
    • - Expedia - Ver los precios
    • - Fastbooking - Ver los precios
    • - Getaroom - Ver los precios
    • - Hanatour - Ver los precios
    • - HappyRooms - Ver los precios
    • - Hilton.com - Ver los precios
    • - Homestay.com - Ver los precios
    • - Hotel.info - Ver los precios
    • - Hotelius - Ver los precios
    • - Hotelnjoy - Ver los precios
    • - Hotelpass - Ver los precios
    • - HotelJoin - Ver los precios
    • - Hotelopia - Ver los precios
    • - Hotell.no - Ver los precios
    • - Superbreak - Ver los precios
    • - Hotels.com - Ver los precios
    • - HotelsClick.com - Ver los precios
    • - HotelTravel - Ver los precios
    • - Hotelquickly - Ver los precios
    • - Hotusa - Ver los precios
    • - Jalan - Ver los precios
    • - Lastminute.com - Ver los precios
    • - Laterooms - Ver los precios
    • - Otel - Ver los precios
    • - Ostrovok - Ver los precios
    • - Ozon Travel - Ver los precios
    • - Prestigia - Ver los precios
    • - Rumbo BravoFly Volagratis - Ver los precios
    • - Rakuten - Ver los precios
    • - Reserver avec l?hotel - Ver los precios
    • - Sembo - Ver los precios
    • - Skoosh - Ver los precios
    • - TravelClick - Ver los precios
    • - Travelocity - Ver los precios
    • - Voyage SNCF - Ver los precios
    • - Yanolja - Ver los precios
    • - ZenHotels HC - Ver los precios
    • - Agoda - Ver los precios
    Ver más ofertas
    • Ubicación

      3.0 /10
    • Habitaciones

      6.20 /10
    • Infraestructura

      6.45 /10
    • Restauración

      7.70 /10
    • Playa

    • A saber

    • La costa suroeste de la isla forma parte de Sulcis-Iglesiente, una región exuberante que se caracteriza por la presencia de una especie particular (y protegida), el pino de Alepo.
      Estos, así como la laguna que se abre a pocos metros del establecimiento, dan nombre al hotel. Situado a unas dos horas de Cagliari, el Cala dei Pini aparece detrás de la carretera, a la derecha, a nivel de la zona de Porto Pino, una aldea de Sant'Anna Arresi.
      La laguna se caracteriza por sus infiltraciones marinas. La frecuentan una multitud de flamencos rosas. En verano, acoge hasta 40 especies diferentes que nidifican en la región. Los aficionados al avistamiento de aves podrán observar numerosas especies poco comunes, como las cigüeñuelas (parecidas a las cigüeñas) o las garzas... e incluso gacelas.
      Para llegar al hotel, la carretera nacional se adentra entre la vegetación y la laguna a medida que nos alejamos de Cagliari. Para no saltarte el cruce que lleva al hotel (a la derecha), toma como punto de referencia Sant'Anna. Encontrarás señalizaciones hacia el establecimiento a la salida del pueblo, a la izquierda.
      El hospital más cercano se encuentra en Carbonia (24 km) y el aeropuerto en Cagliari. Sant'Anna está a cinco minutos de trayecto.

    • El estilo modesto del establecimiento también lo encontramos en las habitaciones, que son indudablemente demasiado espartanas.
      No hay ningún tipo de confort. Las camas de muelles con un colchón de matrimonio situado sobre dos camas individuales y que se dobla ante el más mínimo peso no contribuyen al reposo y son demasiado viejas; la televisión, de un modelo anticuado, lucha contra el nuevo decodificador que, a causa de la posición del hotel, capta la señal de forma discontinua; el sistema de aire acondicionado debería renovarse y los productos de aseo del cuarto de baño se limitan a una pastilla de jabón de marca desconocida. No hay conexión a Internet en las habitaciones (algo que por desgracia es habitual en los establecimientos sardos del sureste) y la decoración no está nada cuidada.
      Bastaría un poco para alegrar el aspecto de las habitaciones que, en su mayor parte, gozan de vistas agradables (te recomendamos especialmente las que dan a la laguna, ya que, además, son más frescas: 6, 7, 8, 31, 32, 33) a la vez que luminosas y espaciosas. Las demás habitaciones dan a la piscina o al pinar.
      Nada que alegar en lo que concierne a la limpieza y el orden de los alojamientos. Si a eso se le suma el balcón con vistas a la laguna y el entorno relajante, bastaría con un poco de esfuerzo en la decoración para ofrecer un servicio de mejor categoría.
      Las cincuenta habitaciones dobles y triples se complementan con cuatro habitaciones cuádruples destinadas a las familias. El servicio de minibar es de pago.
    • El hotel se inauguró en 1998, pero jamás se ha renovado, lo que explica su aspecto anticuado.
      Una construcción sencilla y una decoración anodina caracterizan este establecimiento silencioso (quizás demasiado), frecuentado por numerosos extranjeros y que sirve una comida muy apreciada en la región. El hotel consta de dos pisos y es un establecimiento sin pretensiones, gestionado por una dirección disponible y de trato acogedor. Está rodeado por pinos e inmerso en la laguna. Cuando el viento sopla por la noche, uno tiene la impresión de estar perdido en medio de la llanura sarda, rodeado por un silencio que solamente se ve roto por el ruido de los árboles.
      Detrás del hotel, los clientes encontrarán a su disposición una piscina abierta de 9:30 a 21:30 h, así como una sala de conferencias equipada con una pantalla gigante.
    • El restaurante es la joya del Cala dei Pini. En él se sirve una cocina sencilla, familiar y local; abre todos los días para las tres comidas (desayuno de 7:30 a 9:30 h; cena de 19:30 a 21:30 h) y también se puede acceder a él desde el exterior.
      No te pierdas los espaguetis con botarga; tras la cocción, se salpimientan los platos (o la pizza) con esta especialidad de la región, preparada con huevas de mújol secas.
      El menú incluye también platos sencillos como macarrones con tomate y albahaca, o chuletillas o escalopas a la pizzaiola. Los entrantes y los platos principales se sirven en la mesa, mientras que los entremeses, la fruta y los postres se sirven en forma de bufé. Prepárate: la comida es abundante y el vino bueno, así que quedarás satisfecho. Entre las especialidades, te recomendamos el cochinillo asado y el pollo con bayas de mirto.
      A diferencia del resto de comidas, el desayuno es bastante pobre.
      Se reduce a una taza de cereales, un vaso de zumo de naranja y una rodaja de pastel de chocolate. Falta fruta fresca y comida salada.
      Todas las comidas se sirven en el comedor de la planta baja, y, en verano, en el exterior. Dos veces por semana, el restaurante organiza una "cena sarda".
    • El Cala dei Pini no dispone de playa privada; la región cuenta con espacios libres en todo el litoral, animado en verano gracias a diferentes establecimientos (que abren hasta septiembre/octubre).
      El territorio también forma parte de una zona protegida, lo que explica la verja que delimita el pinar entre el hotel y la playa. Las dunas de arena blanca son una de las maravillas de la región.
    • La zona permite realizar paseos por la naturaleza exuberante así como salidas de exploración.
      Los bosques de Pantaleo están habitados por el ciervo de Cerdeña y cuentan con numerosas ruinas arqueológicas, entre las cuales destaca Nuraghe arresi, las más grandes de la región, o el pueblo nurágico de Barumini (a dos horas de camino). También puedes visitar las cuevas de Santadi (a media hora de trayecto) y el pequeño puerto turístico construido cerca de un antiguo embarcadero fenicio.
      Sin embargo, las dunas de arena finísima, en la playa blanca, con una extensión de unos 3 kilómetros, siguen siendo la atracción principal.
      El hotel organiza visitas y excursiones en colaboración con agencias externas. La temporada turística comienza en mayo y termina en septiembre.

    Equipamientos

    • Autobús
    • Aparcamiento
    • Acceso a minusválidos
    • Restaurante
    • Climatización
    • Piscina
    • Gimnasio

      aerobic

    Ventajas

    • La tranquilidad de la zona
    • La cocina

    Inconvenientes

    • El hotel no es nada "animado"
    • Las habitaciones deberían reformarse

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel