• Conéctate

TODO SOBRE LAS TASAS AÉREAS

Consejos para viajar

Hoy en día, con el precio del petróleo, que no deja de subir, y unas medidas de seguridad cada vez más estrictas, las tasas aéreas representan más del 40% del precio del billete, ¡casi todo el presupuesto! En el caso de algunos vuelos, las diferentes tasas e impuestos duplican el precio del billete. Pero, ¿a qué se deben estas tasas?


Las tasas aéreas corresponden a diversos conceptos incluidos en el precio

El primero, el más evidente, es el coste del carburante y la seguridad. Para poder hacer frente a las continuas subidas del precio del petróleo y, en consecuencia, del querosene, las compañías aéreas aplican un incremento del precio del billete en concepto del carburante. La cuantía se deja al libre criterio del transportista, pudiendo alcanzar los 70 euros en los vuelos de larga duración y en torno a los 20 euros en los vuelos de media duración. Este suplemento se aplica paulatinamente, a medida que sube el precio del petróleo. A esto hay que sumar el importante endurecimiento de los controles de seguridad tras los atentados del 11 de septiembre. Las compañías han tenido que modificar los aparatos y los procedimientos de embarque, lo que produce un coste considerable que repercute en el precio del billete.

La segunda tasa importante es la que se aplica por pasajero de salida, que depende del aeropuerto y no de la compañía aérea. Es función del operador de servicios aeroportuarios cobrarla y cubre los gastos que se deriven de esta actividad, que varían considerablemente de un aeropuerto a otro. Una vez más, el refuerzo de la seguridad que se viene exigiendo en estos últimos años afecta considerablemente al coste final. Algunos aeropuertos más pequeños aplican tasas menos elevadas, por lo que las compañías de bajo coste los prefieren.

La lista de tasas no deja de crecer. Además del aumento del precio del carburante, suben las tasas de aeropuerto y los cambios de divisas.

Por último, añadiremos los gastos de emisión de billetes, aplicados por las agencias o las compañías aéreas. Estos gastos de gestión ascienden a entre 20 y 60 euros según el tipo de vuelo: de corta, media o larga duración. Las agencias online sólo cobran entre 5 y 20 euros.


Interpretación de un billete de avión

Los impuestos y tasas aéreas van aparte del precio del trayecto que consta en el billete. Se incluyen en la parte taxes/fees/charges y están divididos en diferentes códigos.

- QW: tasa por pasajero, que corresponde al uso de las instalaciones del aeropuerto por parte de aquel.

- YQ: suplemento de las compañías aéreas, que perciben éstas para compensar el aumento del precio del petróleo, los gastos en seguridad y las primas de los seguros.

- FR: tasa de aviación civil que recibe el Estado. Sirve para financiar el funcionamiento de la administración de la aviación civil y la ordenación del territorio.

- XT: tasa de seguridad del entorno, que recibe el Estado y sirve para financiar las medidas de seguridad como el control de los pasajeros y los equipajes, o incluso la protección contra incendios. Esta tasa tiene como destino los operadores aeroportuarios.

Tomemos como ejemplo un billete que cuesta 55,35 euros para saber cómo se divide el precio:

  • - La tasa por pasajero es 6,79 euros
  • - La tasa de aviación civil, 10,72 euros
  • - La tasa de seguridad del entorno, 15,84 euros
  • - Los suplementos de la compañía ascienden a 22 euros

Hay que decir que el importe de esta tasa es muy variable. Depende especialmente de la compañía aérea y del aeropuerto o de las terminales que se utilizan en el viaje . Los aeropuertos grandes aplican tasas más elevadas que los pequeños. Los vuelos regulares son a menudo más caros que los chárter o que los que ofrecen las compañías de bajo coste, que utilizan terminales (incluso aeropuertos) secundarios y que aplican suplementos menores por el queroseno y los seguros. Por último, un vuelo nacional soporta menos tasas que un vuelo internacional.

Todos los consejos prácticos