Lugares turísticos Irán

  • Irán
    Irán
    © Fotosearch / GraphicObsession
Gonzalo González Beneytez
Gonzalo González Beneytez Experto destino Irán

Los paisajes

Irán es un país especialmente montañoso y, parcialmente, desértico. Varias cadenas montañosas como la de los montes Zagros y Elburz, donde se encuentra la cumbre más alta del país, dominan el paisaje iraní. Estas cadenas separan varios altiplanos y cuencas, a menudo desérticos.

En Irán prácticamente no hay ríos. Aunque podemos citar como curso de agua el Karún, el más largo de Irán que desemboca en el Shatt-al Arab, y el Sefid que desemboca en el mar Caspio.

Las costas

Las costas iraníes se dividen entre el litoral del Mar Caspio y el del Golfo de Omán. Los 650 km de costa del norte albergan playas magníficas y lo mismo sucede en el sur, con paisajes costeros maravillosos.

Arte y cultura

Irán forma parte de los países del Creciente Fértil en los que nacieron la agricultura y la escritura. Así pues, la civilización iraní es una de las más antiguas del mundo, y su historia recorre miles de años. «La gloria de Irán siempre ha sido su cultura» decía Richard Nelson Frye, eminente especialista en Irán. Esta cultura se manifiesta por diversas facetas: la lengua, la mitología, el Islam, el arte, la poesía y la literatura.

A la vez cercana y, en el fondo, diferente de la mitología hinduista. Cercana porque los iraníes son vecinos de todos los pueblos indoeuropeos y, en mayor medida, de los arios de la India, y distinta porque posee un carácter más moral que mitológico, ya que la mitología persa es uno de los elementos fundadores de la cultura iraní. Norouz, el año nuevo iraní, está catalogado como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la Unesco desde 2009.

La lengua iraní ha inspirado a varios escritores, como Goethe, y está reconocida como una lengua particularmente cómoda para escribir poesía. Las alfombras, los jardines y la cocina también son elementos fundadores e inevitables de la cultura iraní.

El arte iraní ha experimentado múltiples transformaciones desde la Antigüedad, especialmente con la llegada del Islam, que instauró nuevos códigos artísticos sin frenar su evolución. En la actualidad, los jóvenes artistas tratan de nuevo las grandes obras iraníes incorporando elementos modernos en ellas o reproduciéndolas en forma de grafiti.

Los monumentos

Como pueblo árabe que son, los iraníes han adquirido rápidamente un gran saber en lo que se refiere a la geometría, sobre todo la geometría simbólica, y lo han utilizado para construir auténticas obras maestras arquitectónicas.

La arquitectura iraní emplea formas geométricas repetitivas, superficies muy decoradas de cerámica, de estuco esculpido y de ladrillos, y así es cómo se reconoce por sus motivos de caligrafía y flores.

Se han clasificado ocho monumentos en el patrimonio mundial de la Unesco en Irán: Arg-é Bam en Kermán, la plaza de Naghsh-i Jahan en Isfahán, Pasargada y Persépolis en la provincia de Fars, Choga Zanbil en la provincia de Juzestán, Mir Bozorg Tomb en Amol, Takht-e Sulaiman en Azerbaiyán Occidental y la cúpula de Soltaniyeh en Zanjan.

Pero la proeza y la pericia arquitectónica iraníes van más allá de las fronteras del país. De hecho, varios monumentos del mundo construidos por arquitectos iraníes también figuran en el patrimonio mundial de la Unesco, como: el Minarete de Jam en Afganistán, el mausoleo de Khoja Ahmed y de Shakhrisabz, la ciudadela, la ciudad antigua y los edificios fortificados de Darband en Daguestán así como la ciudad de Samarcanda en Uzbekistán.

Fauna y flora

Las zonas semidesérticas son el reino de los felinos y las gacelas como el lince de Eurasia, el gato de Pallas, la gacela de la India, la gacela persa e incluso el onagro del desierto.

Algunas especies están en peligro de extinción, como el guepardo de Irán, del cual solo quedan unos sesenta especimenes. Las tierras de Irán también están pobladas con otras especies raras, como el tetraogallus de Persia, el gamo de Persia o algunos peces.

Las aves también son muy numerosas en Irán: busardo moro, cernícalo vulgar, águila real, quebrantahueso y ganga ortega en las estepas, las hubaras de Asia en los desiertos.

Los grandes bosques y montañas son el refugio de jabalíes, osos, ciervos y cabras montesas.

No obstante, desde los años 50, Irán se enfrenta a numerosos problemas que ponen en juego el medio ambiente: la contaminación del aire, la deforestación, la desertificación, la polución del agua, la disminución de la superficie pantanosa debido a la sequía, entre otras.

otros rincones del mundo
Irán : Ofertas de viajes
  • Viajes
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches