• Conéctate
Reykjavik
© Thomas Kakalik / age fotostock
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos

Reykjavik

Por Gonzalo González Beneytez Gonzalo González Beneytez Jefe de sección Google Twitter

Información turística

Reykiavik, con sus casitas multicolor de teja y sus vistas a las montañas del entorno, se parece más a una aldea llena de encanto que a una capital. Sin embargo, la ciudad desempeña su papel a las mil maravillas y alberga ella sola a 2/3 de la población islandesa, algo más de 118.000 habitantes. Todos disfrutan de esta capital de dimensiones humanas, la más septentrional del mundo, donde cultura y naturaleza se dan la mano diariamente. Artistas, músicos, escritores o diseñadores inundan las calles, cafés, librerías de esta ciudad sagrada capital de la cultura en 2000. El resto del tiempo, habitantes y turistas disfrutan de los "hot pots", baños de burbujas naturales, numerosos centros de bienestar, tiendas, cafeterías, bares y restaurantes. Una ciudad en la que es agradable quedarse, entre dos excursiones por el resto del territorio.

Qué ver

El museo natural de Islandia: historia de la capital contada a niños y adultos.
El museo marítimo a dos pasos del puerto.
El Perlan, cumbre del tanque de agua caliente de la ciudad: una realización futurista constituida por una cúpula de cristal desde la que podemos admirar una vista a 360º grados de la ciudad.
Hofoi House: casa en que el Presidente de Estados Unidos Ronald Regan y el secretario General de la antigua URSS Mikail Gorbachov se reunieron para terminar con la Guerra Fría.
Imagine Peace Tower: memorial en honor de John Lennon.
Gljúfrasteinn: antigua casa de Halldór Laxness, premio Nóbel de literatura en 1955, transformada en museo.

Qué probar

Pasear por el casco antiguo, alrededor del lago Tjörnin y del puerto.
Deambular por el barrio parcialmente peatonal salpicado de tiendas, galerías de arte y restaurantes.
Subir a la cima de la Iglesia Hallgrimskirkja para admirar las vistas de la ciudad y sus alrededores.
Chapotear en las aguas lechosas turquesa del Blue Lagoon, un lago de 6 millones de litros de agua marina climatizada a 37-39º C que se renueva completamente cada 40 horas. Sus minerales aportan equilibrio y relax, sus algas nutren y suavizan, y su lodo blanco de sílice tonifica la piel...
Tomar algo en los bares y pubs del centro de la ciudad.
Acudir a los festivales y eventos que animan la ciudad todo el año: jazz, blues y festival vikingo en Hafnarfjörður.
Observar las ballenas o ir a pescar.

Los pros

  • +  Los paisajes y excursiones cerca de la ciudad
  • +  Las dimensiones humanas de la capital
  • +  Atmósfera poco contaminada

Los contras

  • -  El tiempo cambia con frecuencia
  • -  Las tarifas de los hoteles, restaurantes y tiendas

Qué pensar

Lleva jerséis, impermeable y zapatos para caminar. De hecho la mayoría de las actividades se organizan al aire libre para disfrutar del entorno sano y de los magníficos paisajes situados a puertas de la ciudad: equitación, senderismo, esquí. Aunque las temperaturas no son gélidas (5º C de media en la capital), el tiempo cambia rápidamente y el viento suele ser habitual.
¡Mete el bañador en la maleta! Son muchos los centros de bienestar equipados de piscinas, sin contar con el famosísimo Blue Lagoon en Keflavik, etc.

Qué evitar

Recoger trozos de lava: según los irlandeses da mala suerte.
Hacer senderismo sin guía profesional: la naturaleza, por muy bonita que sea, puede reservar sorpresas a los turistas y a los lugareños imprudentes. La última erupción del volcán Eyjafjallajokull se lo ha demostrado a todo el planeta.
Ser impaciente: el tiempo cambia a tal velocidad que muchas veces hay que posponer o anular excursiones planificadas.

Qué degustar

El país ofrece una variedad de manjares, de los platos más refinados a las especialidades rústicas vikingas.
Una cocina a base de cordero, aves marinas y pescado: salmón salvaje (lax), huevas de pescado (caviar y no caviar), trucha fresca (silungur), pescado seco (hardfiskur), arenque marinado (sild), pescado seco tipo eglefino, arenques o bacalao (flatkökkur).
Los islandeses también pueden estar orgullosos de sus postres: crepes (pönnukökur), queso blanco muy espeso bajo en materia grasa (skyr), quesos de untar (smjörosturs), pasteles a base de crema de bayas y de chocolate, tartas, helados de fruta, etc.

Qué traer

Joyas de piedra volcánica o de plata.
Objetos (bolso, monedero) de escamas de pescado.
Jerséis o ropa de abrigo de la marca 66º North.
Pescado seco (bacalao, salmón, etc.) o cualquier otro producto alimentario que tanto te ha gustado durante tu estancia.

Clima Reykjavik

Estos índices meteorológicos representan una serie de criterios que resumen las condiciones del tiempo en Reykjavik . Gracias a ellos obtendrás información que te ayudará a preparar tu viaje a Reykjavik . Por tanto, según el pronóstico del tiempo, podrás escoger distintos tipos de actividades a realizar durante tus vacaciones: ir a la playa, pasear, visitar monumentos, museos, realizar deportes acuáticos o de invierno... Descubre con precisión, una valoración meteorológica global en Reykjavik para cada semana, elaborada teniendo en cuenta los índices de temperatura, precipitaciones, viento y horas de sol.

Tiempo del mes de noviembre
Nota final 15/100
  • Índices de temperatura 0% Muy fresco

    La temperatura máxima no supera los 16 grados, la sensación térmica es < 30°.

  • Índices de precipitaciones 32% Iluvia

    Lluvioso - Media comprendida entre 3,5 y 4,5 mm por día.

  • Índices de bronceado 28% Nublado

    Mayoritariamente nublado ( entre 60% y 80% de nubosidad...).

  • Índices de baño 14% Frio

    Molestia debida a una temperatura del mar fresca (entre 16 y 18°) y a un fuerte viento (> 29 km/h).

  • Índices de viento 28% Buena brisa

    Fuertes vientos (entre 29 y 39 km/h).

  • Índices de humedad 64% Soportable

    Sensación de malestar relacionado con una cantidad de humedad en el aire mayor a 65%.

Islandia : Descubre las ciudades