• Conéctate

Ancône

Guía de viajes
  • Los siracusanos, quienes la fundaron en el IV siglo a.C., la bautizaron como Ankon, codo, por la forma curva de su costa, bañada por el Adriático. Ancona, que fue República Marinera en la época de los "Comuni" y que dirigió su actividad comercial hacia Dalmacia, ha vinculado desde siempre su existencia al puerto, que la empuja hacia el mar en un abrazo. Las llanuras arenosas de sus playas, hacia el ...
    © Drimi / 123RF
  • Ancona debe su nombre a la forma especial de codo («ankon» en griego) del promontorio sobre el que se fundó.
    © Drimi / 123RF
  • Ancona vive alrededor de su puerto, que la reviste de una importancia comercial y turística considerable, dado que se trata del punto de partida de la mayor parte de las embarcaciones que viajan a Grecia.
    © Drimi / 123RF
  • Ancona revela toda su belleza cuando nos alejamos en barco, ya que desde el mar se puede admirar el encanto de sus construcciones encaramadas en el promontorio.
    © Drimi / 123RF
  • Vista panorámica del litoral de Ancona desde el interior. El color de la tierra destaca sobre el azul oscuro del Adriático.
    © Drimi / 123RF
  • La historia de Ancona, igual que la de numerosas ciudades marítimas, está íntimamente ligada a la de su puerto.
    © Drimi / 123RF
Gonzalo González Beneytez
Gonzalo González Beneytez Experto destino Italia

Los siracusanos, quienes la fundaron en el IV siglo a.C., la bautizaron como Ankon, codo, por la forma curva de su costa, bañada por el Adriático. Ancona, que fue República Marinera en la época de los "Comuni" y que dirigió su actividad comercial hacia Dalmacia, ha vinculado desde siempre su existencia al puerto, que la empuja hacia el mar en un abrazo. Las llanuras arenosas de sus playas, hacia el norte, y el perfil escarpado de sus acantilados, más hacia el sur, se apoyan en una corona de colinas. Los barrios históricos, entre parques y callejuelas empinadas, conservan los vestigios de un pasado muy rico. A partir del arco de Trajano, construido en honor al emperador que financió con las arcas públicas el puerto de la ciudad, y hasta la cercana galería de los Mercaderes, los monumentos de la ciudad nos transportan a un esplendor antiguo. La catedral de San Ciríaco representa la fusión de lo sacro y lo profano. La iglesia que se alza sobre la acrópolis griega encima de un antiguo templo preexistente, es uno de los ejemplos mejor conseguidos de románico en Italia.

 Marcas  Marcas
Ancône : las cifras clave

Superficie : 9694.0 km2

Número de habitantes : 1569578 habitantes

otros rincones del mundo
Marcas : Ofertas de viajes
  • Viajes
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches